Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 01:39

Detienen a ocho cargos municipales en California que ganaban más que Obama

por 21 septiembre 2010

Detienen a ocho cargos municipales en California que ganaban más que Obama
El ex gestor de cuentas Robert Rizzo, ingresó mientras estuvo en su puesto alrededor de 800.000 dólares anuales, cantidad superior a la paga de cualquier gestor público en EE.UU. y el doble de los ingresos de Obama.

La Policía detuvo  a ocho cargos públicos de la ciudad de Bell, en el área de Los Ángeles, acusados de imponerse ilícitamente desmesurados salarios que en algunos casos llegaron a doblar el del presidente de EE.UU., Barack Obama, informaron autoridades locales.

El fiscal del distrito de Los Ángeles, Steve Cooley, presentó oficialmente cargos contra el alcalde Óscar Hernández, el ex gestor de cuentas Robert Rizzo, su ex asistente Angela Spaccia, así como tres concejales y dos ex concejales que se colocaron unos sueldos de unos 800.000 dólares anuales.

La fiscalía angelina estima que los detenidos se embolsaron ilegalmente 5,5 millones de dólares de dinero público.

El escándalo de corrupción en Bell saltó el pasado mes de julio después de que el diario Los Angeles Times publicara los desmesurados salarios de los miembros de la corporación municipal.

Robert Rizzo, ingresó mientras estuvo en su puesto alrededor de 800.000 dólares anuales, cantidad superior a la paga de cualquier gestor público en EE.UU. y el doble de los ingresos de Obama.

A raíz de esa noticia, la fiscalía de Los Ángeles abrió una investigación. La semana pasada el fiscal general de California, Jerry Brown, presentó una demanda en los tribunales para exigir la nulidad de los contratos de algunos cargos públicos de ese ayuntamiento así como la devolución de parte de sus sueldos y del dinero destinado a pagar sus pensiones.

Cooley afirmó que el caso de Bell se trata de "corrupción con esteroides" e imputó a Rizzo en 53 casos de apropiación ilícita de fondos públicos y conflicto de intereses.

Las autoridades investigan además unas denuncias contra el ayuntamiento de Bell por fraude electoral.

Rizzo y otros cargos de la ciudad dimitieron en julio poco después de saltar el escándalo de corrupción y los concejales decidieron rebajar sus sobresueldos.

Una auditoría halló que las autoridades de Bell habían incrementado la tasa impositiva sobre los ciudadanos ilegalmente, lo que supuso unos ingresos extra de 5,6 millones de dólares.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes