Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:32

Mientras persisten enfrentamientos entre agentes sublevados y adherentes al mandatario

Correa se niega a negociar con sublevados y continúa retenido en hospital policial

por 30 septiembre 2010

Correa se niega a negociar con sublevados y continúa retenido en hospital policial
Los desórdenes han dejado un muerto y numerosos heridos, entre estos el ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño. En un contacto telefónico con el canal público Ecuador TV, cuya señal es emitida en todos los canales de televisión del país, Correa dijo que "con estas medidas de hecho, olvídese de cualquier acuerdo o cualquier diálogo" mientras no pueda salir.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se negó hoy a negociar con los policías sublevados en su país en tanto le impidan salir del hospital donde lo tienen rodeado, mientras continúan los enfrentamientos en sus inmediaciones.

Los disturbios han causado un muerto y numerosos heridos, entre estos el ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, según los informes preliminares.

Policías sublevados le causaron a Patiño una herida en la cabeza cuando intentaba entrar en el hospital donde está Correa, según dijo a Efe una fuente gubernamental.

Patiño presentaba manchas de sangre en su camisa al momento de ingresar en el hospital Metropolitano, donde está internado actualmente, según constató Efe.

En una conexión telefónica con el canal público Ecuador TV, cuya señal es emitida en todos los canales de televisión del país, Correa dijo que "con estas medidas de hecho, olvídese de cualquier acuerdo o cualquier diálogo" mientras no pueda salir.

El jefe de Estado apuntó que del hospital lo sacan "como presidente o como cadáver".

Fuera, los policías de tropa sublevados, que están apoyados por algunos militares y civiles, se enfrentaron con gases lacrimógenos a simpatizantes de Correa, que habían acudido allí arengados por el gobierno para "rescatar" al presidente.

Informes preliminares del gobierno apuntan a que los disturbios han causado una muerte, un civil en Guayaquil, donde como en las otras grandes ciudades del país grupos de policías se han manifestado.

Hay numerosos heridos tanto en Quito como Guayaquil, como pudieron constatar los periodistas de Efe, pero su número exacto se desconoce.

Los policías protestan por la reducción de beneficios salariales contenida en un proyecto de ley.

Correa indicó que se ha reunido con tres comisiones de los policías sublevados y señaló que ninguna de ellas tenía información completa sobre la decisión legislativa.

Mientras, un grupo de personas sublevadas, vestidas de civil y encapuchadas, invadieron Ecuador TV y pretendieron interrumpir la señal de ese canal público.

"Vamos a intentar seguir con la transmisión en cuanto se permita", dijo un presentador de Ecuador TV. "Están agrediendo a nuestros compañeros en el control master, han roto las puertas", añadió otra periodista, a su lado.

Otro grupo de sublevados subió a la loma Pichincha, donde están localizadas las antenas de televisión, para intentar interrumpir la señal de Ecuador TV y de Gama TV, un canal controlado por el Gobierno.

Todos los canales de televisión del país transmiten actualmente las emisiones de Ecuador TV.

Tras declarar el estado de excepción en todo el país, el

gobierno suspendió indefinidamente la programación de los otros canales de televisión y radio.

El jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Ecuador, el general Ernesto González, ha urgido a los sublevados a que depongan su actitud y se preserve el estado de derecho.

Al mismo tiempo, pidió que el proyecto de ley que reduce los beneficios salariales de los policías y militares, que dio lugar a las protestas, "sea revisado o dejado sin efecto", de forma que los agentes "no se vean afectados en sus derechos".

El gobierno no ha aceptado por ahora esa demanda.

Los policías también han ocupado la sede de la Asamblea Nacional, informó a Efe una fuente parlamentaria.

También irrumpieron en las pistas del aeropuerto de Quito, por lo que obligaron a cerrarlo durante la mayoría de la jornada de hoy, pero ya ha reabierto, según el alcalde, Augusto Barrera.

Por su parte, Rubén Bravo, presidente de la Corte Nacional de Justicia, expresó el apoyo del poder judicial "al orden democrático" y su rechazo a la sublevación.

Correa dijo que se trata de "un intento de golpe de Estado" orquestado por la oposición y por "ciertos grupos enquistados en Fuerzas Armadas y Policía que siempre estuvieron, básicamente el grupo de Sociedad Patriótica", dijo en referencia al partido político del ex mandatario Lucio Gutiérrez.

De su lado, Gutiérrez, quien gobernó de enero de 2003 a abril de 2005, rechazó hoy en declaraciones a Efe desde Brasilia estar tras la crisis.

"El único responsable del caos que tenemos actualmente en el Ecuador es el Gobierno abusivo, corrupto, prepotente de Rafael Correa", dijo Gutiérrez.

El ex presidente pidió hoy disolver el Parlamento y llamar a elecciones presidenciales anticipadas como solución a la crisis, algo que el propio Correa dijo que es una posibilidad.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes