Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:20

Otra de Wikileaks: Cables revelan comportaniento "grosero" del príncipe Andrés

por 29 noviembre 2010

Otra de Wikileaks: Cables revelan comportaniento
Tatiana Gfoeller, la embajadora de Washingon en Kirguistán, grabó en un cable diplomático secreto que el príncipe Andrés habló "de forma arrogante" durante un almuerzo oficial celebrado en el 2008 con empresarios británicos y canadienses, que desembocó en una discusión "que rozó lo grosero".

El príncipe Andrés arremetió contra investigadores anticorrupción británicos, periodistas o contra Francia y se mofó de la "ignorancia" americana durante un encuentro con empresarios en el que empleó un lenguaje "grosero", según revelan este lunes documentos confidenciales de la página web Wikileaks a los que ha tenido acceso el diario británico "The Guardian".

Tatiana Gfoeller, la embajadora de Washingon en Kirguistán, grabó en un cable diplomático secreto que el príncipe Andrés habló "de forma arrogante" durante un almuerzo oficial celebrado en el 2008 con empresarios británicos y canadienses, que desembocó en una discusión "que rozó lo grosero".

Durante el evento de dos horas de duración celebrado en un hotel de la capital de Kirguistán, Bishkek, el hermano de Carlos de Inglaterra, que se encontraba allí en calidad de representante especial de comercio para el Reino Unido, acusó de "imbecilidad" a los investigadores anticorrupción británicos, de acuerdo con el testimonio de Gfoeeller filtrado por Wikileaks.

El hijo de Isabel II se refirió, también, a los reporteros del rotativo "The Guardian" como a "aquellos periodistas que meten la nariz en todas partes".

En un cable que envió Gfoeller desde la embajada estadounidense a Washington en octubre del 2008, la diplomática relató cómo el príncipe Andrés recurrió a un lenguaje "grosero" en ese evento en el que este miembro de la familia real "promovía los intereses económicos británicos en el extranjero".

Gfoeller también apunta, según el material que publica "The Guardian", que el príncipe "clamó contra los investigadores anticorrupción británicos, que habían cometido la imbecilidad de casi hundir el acuerdo denominado Al-Yamama con Arabia Saudí".

El príncipe "se refería a una investigación, posteriormente cerrada, sobre los supuestos sobornos que un miembro de la casa real saudí había recibido a cambio de un lucrativo contrato con BAE Systems para proveer de equipamiento y adiestramiento a las fuerzas de seguridad saudíes", según indicó la embajadora.

En otro momento del citado acto oficial, de acuerdo con Gfoeller, el príncipe hizo una alusión despectiva hacia Francia, cuando un empresario que asistía al almuerzo comentó que hacer negocios en Bishkek era "como hacerlo en el Yukón del siglo XIX, donde sólo los que estén dispuestos a participar en prácticas de corrupción local son capaces de hacer dinero".

Es en ese punto de la conversación, según esto, cuando el hijo de la soberana británica "se rió a carcajadas, diciendo: 'parece, exactamente, que se esté hablando de Francia".

Además, el hermano de Carlos de Inglaterra también se mofa de la "ignorancia" de los americanos en otro momento del almuerzo cuando dijo, bromeando, que "los americanos no entienden de geografía".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes