Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:05

Isabel II honra a los irlandeses muertos sirviendo a la Corona británica

por 18 mayo 2011

Isabel II honra a los irlandeses muertos sirviendo a la Corona británica
En el segundo día de su histórica visita a Irlanda, la soberana volvió a participar en un acto altamente simbólico para un país que, a menudo, no ha tratado a las víctimas de aquel conflicto de la misma manera que lo ha hecho con sus héroes nacionalistas.

Con un minuto de silencio y una corona de flores, la reina Isabel II homenajeó hoy a los 49.400 irlandeses muertos durante la I Guerra Mundial (1914-1918) sirviendo en la filas del Ejército británico.

En el segundo día de su histórica visita a Irlanda, la soberana volvió a participar en un acto altamente simbólico para un país que, a menudo, no ha tratado a las víctimas de aquel conflicto de la misma manera que lo ha hecho con sus héroes nacionalistas.

Acompañada por la presidenta irlandesa, Mary McAleese, las dos jefas de Estado escucharon de nuevo en Dublín sus respectivos himnos nacionales ante el Memorial de Guerra Irlandés, situado en los jardines Islandbridge.

Entre los invitados a la ceremonia se encontraban dirigentes de la Iglesia católica y protestante de la isla, veteranos de guerra, ex paramilitares unionistas de Irlanda del Norte y representantes de todos los partidos irlandeses, a excepción del Sinn Fein, antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA).

La reina también estrechó la mano del ministro principal norirlandés, el unionista Peter Robinson, y la del resto de líderes políticos de la provincia británica, entre los que había tanto católicos como protestantes.

En este sentido, Robinson lamentó la ausencia de su adjunto en el Gobierno de Belfast de poder compartido y "número dos" del Sinn Fein, Martin McGuinness, quien declinó la invitación cursada por Dublín para atender a este evento.

Aunque el Sinn Fein no se opone a presencia de la reina en Irlanda y apoya el proceso de paz en la isla, los republicanos consideran que es aún demasiado pronto para darla bienvenida al considerar que la visita es "prematura e insensible".

"Hubiese sido -declaró Robinson a los medios- una oportunidad excelente para demostrar respeto hacia las tradiciones a las que no se ha demostrado respeto en el pasado".

"Todo el mundo recuerda el pasado, pero tenemos que mirar al futuro. Hay claros indicios que demuestran que las sociedades en el Reino Unido y en la República de Irlanda avanzan hacia adelante", añadió el líder unionista.

Los republicanos del Sinn Fein tampoco participaron ayer en el histórico acto con el que la reina rindió un homenaje a los revolucionarios irlandeses que lucharon por la independencia de este país del Reino Unido.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes