Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:02

EL PRI mexicano gana en el Estado de Michoacán y despeja su camino de vuelta al poder

por 14 noviembre 2011

EL PRI mexicano gana en el Estado de Michoacán y despeja su camino de vuelta al poder
La colectividad que gobernó el país durante 71 años seguidos espera capitalizar el desencanto de numerosos sectores ante la incapacidad del PAN de profundizar la democracia y resolver los problemas estructurales, por lo que trabaja para recuperar en 2012 la jefatura de Estado.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) ganó las elecciones del estado mexicano de Michoacán al vencer por estrecho margen al conservador Acción Nacional (PAN), lo que consolida su posición como favorito rumbo a las presidenciales de 2012.

Según los resultados preliminares de la contienda divulgados este lunes, el aspirante del PRI y el Partido Verde Ecologista (PVEM), Fausto Vallejo, obtuvo el 35,39 % de los sufragios, por delante de Luisa María Calderón, hermana del presidente Felipe Calderón y postulada por el PAN y Nueva Alianza, con un 32,67 %.

En tercera posición se ubicó el candidato de la coalición del Partido de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia, Silvano Aureoles, con un 28,88 % de los votos.

El virtual vencedor de la contienda calificó de "claro e inobjetable" el triunfo y llamó a una "reconciliación" a la sociedad de Michoacán, estado del oeste de México gobernado por el PRD desde 2002.

En tanto, Calderón no aceptó la derrota y sostuvo que sus propios recuentos le dan una ventaja de 0,5 puntos porcentuales frente a Vallejo, por lo que se mostró partidaria de revisar "cada una de las casillas (mesas de voto)" donde hubo incidencias en la jornada de ayer.

"Yo espero que los abogados, las pruebas y los elementos que hay para limpiar este proceso se presenten en la mesa el próximo miércoles", cuando está previsto que se celebre el cómputo oficial de los sufragios, afirmó.

Sin embargo, la lectura más crítica de la contienda la hizo la izquierda, a través de Aureoles, quien anunció vía Twitter que su partido impugnará los comicios.

"Vamos a solicitar la anulación de la elección con base en las pruebas que tenemos, presentadas al Instituto Electoral de Michoacán (IEM). Creemos que hay argumentos legales", señaló.

Denunció que en la campaña electoral se rebasaron "los topes (de gasto)", que hubo "injerencia de Felipe Calderón, pactos con el narco" y "grupos de choque", motivos por los que pedirá la anulación de una contienda que consideró inequitativa.

El presidente del izquierdista PRD, Jesús Zambrano, estuvo de acuerdo con Aureoles y fue categórico en su rechazo de los comicios.

"No reconocemos ningún resultado en este momento", dijo Zambrano en declaraciones a Milenio Televisión, y arremetió contra el PRI, al señalar que existe una relación directa entre esta formación política y el crimen organizado en Michoacán.

Además, advirtió que hay un riesgo de que "empiece la narcopolítica a definir los destinos" de Michoacán, algo que no descarta que pueda ocurrir a partir de 2012 si el PRI regresa a la residencia presidencial de Los Pinos, ocupada por el PAN desde el 2000.

El Revolucionario Institucional, que gobernó México durante 71 años seguidos, espera capitalizar el desencanto de numerosos sectores ante la incapacidad del PAN de profundizar la democracia y resolver los problemas estructurales del país, y recuperar en 2012 la jefatura de Estado.

La victoria de Vallejo, un abogado que ha sido durante 7 años alcalde de Morelia, capital de Michoacán, supone un paso más en esa dirección, luego del rotundo triunfo de este partido en los comicios de julio pasado en tres estados, incluido el más poblado de México con una ventaja de más de 40 puntos.

Vallejo, considerado un conciliador, mantiene una relación cercana con el exgobernador del Estado de México Enrique Peña Nieto, el más fuerte aspirante a la candidatura del PRI a la Presidencia y a quien los sondeos ubican como favorito rumbo a las comicios de 2012.

Este abogado deberá tomar las riendas de Michoacán el 15 de febrero de 2012, en sustitución de Leonel Godoy, del PRD, quien asumió el cargo en 2008.

Su mandato, más corto del sexenio habitual debido a unos cambios legales para alinear los comicios a gobernador con las elecciones federales, ha estado marcado por varias denuncias de corrupción y el recrudecimiento de la violencia asociada con la delincuencia organizada en el oeste de México.

Uno de los hechos más graves fue el atentado con granadas lanzado en Morelia de forma indiscriminada contra cientos de personas que celebraban la Independencia el 15 de septiembre de 2008, que dejó ocho muertos y decenas de heridos a pocos metros del Palacio de Gobierno.

En diciembre de 2006, antes de la llegada de Godoy al poder, el presidente Calderón desplegó a militares y policías federales en Michoacán para tratar de contrarrestar el poder de la delincuencia, en particular los carteles de la Familia y Los Caballeros Templarios.

A pesar de que se han registrado importantes arrestos de líderes criminales, la violencia no ha remitido y el despliegue de las Fuerzas Armadas y la Policía Federal sigue siendo muy intenso en esa región del país, donde en plena campaña electoral fue asesinado un alcalde.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes