Las estrategias de los indignados españoles para las elecciones - El Mostrador

Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:27

Las estrategias de los indignados españoles para las elecciones

por 17 noviembre 2011

BBC Mundo
Las estrategias de los indignados españoles para las elecciones
Entre los indignados hay varias propuestas para los comicios generales del domingo, pero todos tienen una consigna común: acabar con el bipartidismo de PP y PSOE.

Partidos minoritarios, partidos nuevos o votos nulos. Estas son las opciones que ofrece el movimiento de indignados 15-M para las elecciones generales del próximo domingo en España. Su objetivo: erosionar el bipartidismo de las formaciones políticas españolas con mayor poder: PP y PSOE.

Desde que comenzaron las marchas de indignados en la madrileña puerta del Sol y en toda España, uno de los lemas más escuchados hacia la clase política fue: "no nos representan". A partir de allí cada una de las plataformas que integran el 15-M llevó adelante distintas formas de atacar a lo que dio en llamarse "PPSOE".

Miguel Ángel Valencia, portavoz de la plataforma Democracia Real Ya, se muestra esperanzado en que los partidos mayoritarios pierdan votos (y escaños en el Congreso). Sabe que hay quienes se beneficiarán del trabajo constante de los indignados.

"Izquierda Unida puede ser que suba, y también UPyD (Unión Progreso y Democracia) que es el voto del desencanto de izquierda y derecha", explica a BBC Mundo. Y a la vez se resigna: "Dentro de lo malo es bueno".

Lo entusiasma un poco más el hecho de que el debutante Equo, alineado con el Partido Verde Europeo, pueda acceder a un escaño, cosa que no está del todo claro según los sondeos. "Es un partido ecologista", destaca Valencia.

Según los expertos en la materia, el bipartidismo es producto del sistema electoral. "El hecho de que los distritos tengan un tamaño pequeño, en cuanto al número de diputados que se eligen, provoca que acabe siendo un sistema bipartidista", explica Xavier Torrens, profesor de Ciencia Política de la Universidad de Barcelona.

30 años de bipartidismo

Para tratar de morigerar los efectos de este sistema, un grupo de profesionales creó la plataforma #nolesvotes, que debutó en las pasadas elecciones locales y autonómicas del mes de mayo dentro del 15-M. El abogado Carlos Sánchez Almeida, uno de sus impulsores, estima que el domingo la suma de los votos de PP y PSOE podría caer entre un 5% y un 8%.

"La estrategia de #nolesvotes ha sido boicotear a aquellos partidos que a los largo de 30 años han estado manteniendo el bipartidismo", explica a este medio. "La proporcionalidad brilla por su ausencia con los mínimos que hay que obtener", se queja.

"Si un partido como IU o UPyD obtiene los mismos votos que otra formación, no puede ser que su representación sea la décima parte, como está pasando en estos momentos", alega. Pero su indignación aumenta cuando se refiere a la reforma de la Ley de Régimen Electoral.

Fue pactada y aprobada por PP y PSOE en enero. La normativa obliga a los partidos sin representación parlamentaria a reunir los avales del 0,1% del censo electoral para poder participar de los comicios. "Se margina todavía más a los partidos minoritarios", se queja Sánchez Almeida.

El letrado resalta que no piden el voto para nadie en particular, simplemente que no vaya los dos principales candidatos. Sin embargo existe otra plataforma del 15-M que si pide el voto para determinadas fuerzas políticas, pero no por preferencia ideológica.

De la artimética al secretismo

Se trata de #aritmética20n. Simplemente plantean votar a quienes estén más cerca de obtener representación por detrás de PP y PSOE, dependiendo de cada circunscripción. Y las recomendaciones van desde el derechista Foro en Asturias, hasta Amaiur, de la izquierda abertzale en Guipúzcoa.

"No es una recomendación ideológica, es pura aritmética", explica por teléfono una mujer de este grupo de activistas que no da ninguna seña particular. Sólo informa a BBC Mundo que está integrada al 15-M en Barcelona.

"Lo importante es crearles dentro del parlamento una situación que les obligue a pactar entre todos constantemente, a ralentizar el proceso represivo", añade. Y nos adelanta que su voto se corresponde con la tabla que difunden. Es decir, votará a Iniciativa per Catalunya Verds - Esquerra Unida i Alternativa (ICV-EUiA).

Un secretismo aún mayor al de #aritmetica20n rodea la Operación 20-N (#op20n) impulsada por el grupo Anonymous, en apoyo al 15-M. A través de videos colgados en Youtube y material difundido en las redes sociales llaman a votar por partidos minoritarios o a emitir sufragios nulos.

La incógnita es qué grado de repercusión tendrá toda esta movilización indignada en las elecciones del 20 de noviembre. Desde los partidos que, a priori, se nombran como más beneficiados, se manifiesta un cauteloso respeto.

Ramón Luque, secretario Electoral de IU, califica como "trascendente" que el 15-M "haya puesto en cuestión el sistema bipartidista". Pero no por ello deja de subrayar el papel de su partido: "Nosotros fuimos los primeros que denunciamos el sistema electoral, las hemerotecas dan cuenta de eso".

El dirigente de izquierda considera que su formación ha dado espacio al 15-M y a sus propuestas. "Hemos recogido a personas independientes o bien militantes incluso y las proyectamos en lugares significativos de las candidaturas", destaca a BBC Mundo.

¿Qué repercusión tendrán?

Desde UPyD también recuerdan que su reclamo es anterior al del 15-M. "Nosotros como partido llevamos proponiendo la reforma electoral y la superación del bipartidismo desde el año 2007", explica el escritor y activista Carlos Martínez Gorriarán, segundo en la lista de diputados por Madrid.

No sólo ve coincidencias con el 15-M en cuanto a lo electoral. También menciona a BBC Mundo la lucha contra la corrupción y las propuestas de transparencia. Cree que los indignados son "la expresión de un hartazgo profundo de la sociedad española" que ya existía con anterioridad al 15-M

Tanto desde IU y como desde UPyD consideran que pueden recibir votos provenientes de la indignación ciudadana. Sin embargo, ninguno puede aventurar en qué medida.

Sobre esa incógnita se refiere el profesor Xavier Torrens. "Una cosa es el sentir popular como movimiento social, cuando hay protesta ciudadana en la calle, y otro es el sentir popular cuando la gente piensa en los próximos cuatros años, en una legislatura", puntualiza.

Aquí estará el nudo gordiano de esta lucha "anti PPSOE". ¿Cuánto apoyo de las protestas pasará a las urnas? De acuerdo a estudios realizados en diversos países democráticos, "no siempre coinciden los ciudadanos en lo que hacen en las protestas ciudadanas con lo que hacen al depositar un voto en la urna", añade Torrens.

El catedrático de la Universidad de Barcelona aclara que ese comportamiento no es nada ilógico: "Alguien puede considerarlo una incoherencia, pero es un hecho real y normal en la naturaleza humana".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes