Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:20

Rajoy: "España dejará de ser un problema para volver a ser parte de solución"

por 21 noviembre 2011

Rajoy:
El líder conservador reconoció asimismo que el país, sumido en una grave crisis económica y acosado en los mercados financieros, está "ante una hora decisiva", en un cruce de caminos "que va a determinar el futuro de España no solo de los próximos años, sino décadas".

El líder del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, llamó a recuperar el orgullo de ser españoles y afirmó que España "dejará de ser un problema para volver a ser parte de la solución", tras proclamar su victoria en las elecciones generales.

En su primer mensaje dirigido a todo el país tras conocerse la holgada mayoría absoluta que el PP ha obtenido en los comicios, Rajoy afirmó que este resultado supone para él "un inmenso honor y una enorme responsabilidad", que "lo exige todo de nosotros".

"Gobernaré al servicio de España y de los españoles. Nadie tiene que sentir inquietud alguna, no habrá para mí otros enemigos que el paro, el déficit, la deuda y el estancamiento económico", señaló.

El líder conservador reconoció asimismo que el país, sumido en una grave crisis económica y acosado en los mercados financieros, está "ante una hora decisiva", en un cruce de caminos "que va a determinar el futuro de España no solo de los próximos años, sino décadas".

"Sé muy bien lo que nos toca, para nadie es un secreto que vamos a gobernar en la más delicada coyuntura en los últimos 30 años", por lo que -dijo- "todos tendremos que aportar lo mejor de nosotros mismos" para afrontar "la inmensa tarea" que hay por delante.

En este punto, prometió hacer "todo lo que humanamente que se pueda" para mejorar la situación de las personas que han perdido su empleo o han tenido que cerrar sus negocios a causa de la crisis que vive el país, que elevó el paro a casi cinco millones de personas.

El líder conservador anunció que convocará a las comunidades autónomas para tratar con sus responsables la manera de afrontar "de forma compartida las exigencias de esta situación".

También se refirió a la Unión Europea para reconocer que "hoy más que nunca nuestro destino se juega en Europa".

"Dejaremos de ser un problema para volver a ser parte de la solución", señaló Rajoy, que, no obstante, advirtió de que "no va a haber milagros", pero "cuando se hacen bien las cosas los resultados llegan".

Poco después, desde el balcón de la sede de su partido a donde salió acompañado de su esposa Elvira Fernández y rodeado de sus más estrechos colaboradores -la mayoría mujeres- para saludar a los miles de seguidores reunidos para celebrar la victoria electoral, Rajoy afirmó que quiere volver a poner a España "a la cabeza de Europa".

El líder conservador fue interrumpido numerosas veces por los congregados con gritos de "presidente, presidente", entre canciones como la famosa del cantante Manolo Escobar "Que viva España".

Con el 96 por ciento de los votos escrutados, el PP obtiene 186 diputados, frente a 110 del PSOE, una holgada mayoría absoluta que junto con el poder que ejerce en la mayoría de las regiones españoles convertirá a Rajoy en el presidente del Gobierno español con mayor poder de maniobra sin depender de pactos con otras fuerzas políticas.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes