sábado, 20 de octubre de 2018 Actualizado a las 13:04

La increíble historia de Vitali Klitschko

El boxeador que lidera las protestas en Ucrania

por 1 enero, 2014

El boxeador que lidera las protestas en Ucrania
Sólo perdió dos veces en las 45 peleas de box que disputó, pero se retiró para subirse al ring de la política en Ucrania. Ha estado a la cabeza de las protestas que hace un mes se desarrollan en el país exigiendo al gobierno que firme el acuerdo de asociación con la Unión Europea. Klitschko y su partido UDAR (“golpe”) se preparan para las elecciones presidenciales de 2015, donde pretende lograr su primer K.O. político.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Después de doce asaltos, el árbitro del ring levantó la mano izquierda del gigante de dos metros y tres centímetros. “Y el todavía campeón del mundo, Dr. Puño de Hierro”, anunció la voz por los parlantes de la arena Olimpiahalle en Münich, Alemania. A sus 41 años, Vitali Klitschko había derrotado al agresivo boxeador inglés, trece años menor, Derek Chisora, en la categoría de pesos pesados. Era febrero del 2012.

Siete meses después peleó por última vez y ganó. Klitschko completó una increíble marca de 45 peleas ganadas, 41 de ellas por K.O. y sólo dos derrotas (una por puntos y la otra por abandono debido a una lesión).

El 16 de diciembre pasado colgó los guantes de box, renunció al título que aún ostentaba (campeón del mundo), y entró de lleno al ring de la política ucraniana que hoy está sumergida en una profunda crisis de legitimidad, lo que ha desembocado en una ola de protestas y manifestaciones que claman por la incorporación del país a la Unión Europea (UE).

Su hermano chico, Vladimir (37), es el actual campeón mundial de cinco organizaciones de box distintas en peso pesado.

Vitali es también PhD en ciencias del deporte, de ahí proviene su apodo: Dr. Puño de Hierro. Se acercó a la política el 2004, apoyando al presidente Viktor Yushchenko en la campaña y luego siendo su asesor por dos años. Además, postuló sin éxito dos veces para ser alcalde de Kiev, capital de Ucrania, y después fue diputado al Consejo Municipal.

Este año, con el exitoso arranque electoral de su partido UDAR –que significa “golpe” en ucraniano– y las protestas pro europeas que han sacudido al país, el liderazgo de Klitschko creció y ya se prepara para la gran pelea: las elecciones presidenciales del 2015.

UCRANIA PROTESTA

Después de Navidad, la periodista Tatiana Chornovil manejaba hacia Kiev en su auto cuando se dio cuenta de que era seguida por otro vehículo. "El conductor del auto sospechoso comenzó a empujarla hacia un lado. Cuando se detuvo, varios hombres que la estaban siguiendo rompieron la luneta de su auto, la sacaron y empezaron a pegarle". Esa es la versión policial, según informó la BBC. El tema de fondo es que la periodista estaba investigando un caso de corrupción en el Ministerio del Interior de dicho país.

La influencia y el control indirecto es disputado por la UE y Rusia, que a estas alturas es la disputa entre la canciller alemana Ángela Merkel y el presidente ruso Vladimir Putin. Entremedio de esa nebulosa emerge el liderazgo de Klitschko. Ahí está agitando una bandera, hablando con un megáfono y parado en medio de un grupo de fuerzas especiales tuiteando, irónico, “espero que estos tipos sean lo suficientemente listos como para no empezar una pelea con los manifestantes. Se está 'calentando' la cosa acá”.

El ataque a Chornovil volvió a gatillar las protestas que hace más de un mes se levantaron en contra del gobierno de Víctor Yanukovich, cercano a Rusia. Klitschko subió a Twitter una foto del rostro ensangrentado de Chornovil y otros cinco periodistas. “Este es el precio de la libertad de prensa en Ucrania hoy gracias al sistema impuesto por el actual gobierno”, decía el tweet que acompañó a la foto.

En Kiev las calles están tomadas, el palacio de gobierno sitiado por piquetes y retroexcavadoras y la  demanda principal es que se firme el acuerdo de asociación a la Unión Europea. Las respuestas del gobierno de Yanukóvich han sido esquivas. Hace poco firmó un paquete de 14 acuerdos con Moscú, los que le permitirían tener el dinero suficiente para mantener al Estado en marcha hasta las elecciones del 2015, donde se enfrentará con Klitschko.

"Nos han robado un sueño. Si este Gobierno no quiere cumplir el deseo del pueblo, entonces no tiene que existir como tal, no tiene que haber un presidente como este", decía Klitschko a comienzos de diciembre al diario español El Mundo.

Ucrania, ex estado anexado a la Unión Soviética, hoy reclama en las calles su derecho a ser parte de la Unión Europa. ¿Quién se lo impide? El gobierno, Yanukovich, la corrupción y Putin. Todas esas variables explican, en parte, la crisis social por la que atraviesa el país. Ser parte de la Unión Europea permitiría al país, en teoría, alcanzar mayores estándares de desarrollo, erradicar la corrupción del gobierno, mejorar la economía y crear puestos de trabajo.

La influencia y el control indirecto es disputado por la UE y Rusia, que a estas alturas es la disputa entre la canciller alemana Ángela Merkel y el presidente ruso Vladimir Putin. Entremedio de esa nebulosa emerge el liderazgo de Klitschko. Ahí está agitando una bandera, hablando con un megáfono y parado en medio de un grupo de fuerzas especiales tuiteando, irónico, “espero que estos tipos sean lo suficientemente listos como para no empezar una pelea con los manifestantes. Se está 'calentando' la cosa acá”.

Como antes estuvo Fritz Sdunek, su entrenador, ahora es Ángela Merkel quien ha tomado a Klitschko bajo su entrenamiento, esperando poder quitarle el dominio geopolítico y estratégico, que representa Ucrania, a Putin.

El partido de Klitschkov, cuya sede es descrita por el semanario alemán Der Spiegel  como espartana y con sillas incómodas, se alió con el partido de Merkel, la Unión Democráta Cristiana (CDU), y recibe financiamiento de la Konrad Adenauer Stiftung, fundación de la tienda en la que milita Merkel.

COBRE UCRANIANO

El potencial de Ucrania en lo que respecta a la industria minera no es menor. Es un país rico en recursos con un abanico que va desde el petróleo, gas natural y titanio, hasta el cobre, hierro, carbón y titanio.

El estado actual de las cosas ha impedido que pueda explotar del todo sus recursos, principalmente porque el nivel de corrupción aleja a los inversionistas del país.

Así lo explica el director del Instituto Polaco de Asuntos Internacionales, Marcin Zaborowski, en un artículo publicado en el diario español El País. Según él, si este país se acerca a la Unión Europea son varios los países que se beneficiarán “por tener un vecino estable y económicamente fuerte con una población de 45 millones de habitantes”.

Zaborowski  sostiene que Ucrania es actualmente uno de los Estados más corruptos del mundo, lo que afecta su desarrollo económico. “Aunque es rico en minerales, posee una base industrial desarrollada y sus jóvenes tienen una buena formación, la falta de transparencia de su sistema ahuyenta a los posibles inversores. Por ejemplo, la empresa minera de cobre polaca KGHM decidió invertir en el lejano Chile en vez de en la vecina Ucrania, a pesar de que, en lo que a potencial se refiere, Ucrania presenta mayores oportunidades para la industria del cobre. Aunque hace 20 años Polonia y Ucrania se encontraban en un nivel comparable de desarrollo económico, hoy día son dos mundos aparte. Pero es evidente que cuando Ucrania adopte las normativas de la UE y limpie su sistema, se podría convertir con relativa rapidez en un país de éxito que se beneficie a sí mismo y beneficie a la región”, sostiene Marcin.

Quien busca concretar esas predicciones es el gigante Klitschko, que ya se perfila como el líder con más aprobación en la oposición de cara a la presidencial del 2015.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV