Viernes, 30 de septiembre de 2016Actualizado a las 10:18

Rafael Correa abre puerta a otra reelección

por 7 marzo 2014

Rafael Correa abre puerta a otra reelección
El mandatario ecuatoriano además realizará cambios en su gabinete de ministros para reforzar el frente político del Gobierno.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, aseguró que el próximo lunes anunciará cambios en su gabinete de ministros para reforzar el frente político del Gobierno y que se plantea la posibilidad de revisar su decisión de no presentarse a una nueva reelección en 2017, cuando concluya su mandato.

Aunque no ligó esos cambios a los reveses electorales que encajó el oficialismo en los pasados comicios municipales y provinciales del 23 de febrero, el mandatario insistió en que reforzará su equipo político.

Adelantó, en una entrevista en la televisión, que será reubicada en otras funciones la actual secretaria nacional de Gestión Política, Betty Tola, y que su cargo lo ocupará la excandidata del movimiento oficialista Alianza País a la alcaldía de Guayaquil, Viviana Bonilla, quien perdió los comicios ante el alcalde de esa urbe porteña, el opositor Jaime Nebot.

Asimismo señaló que el ministro de Turismo, Vinicio Alvarado, regresará a su antiguo puesto como secretario de la Administración Pública (ministro secretario de la Presidencia), cargo actualmente ocupado por Cristian Castillo.

También remarcó, ante las preguntas de los entrevistadores, que el canciller Ricardo Patiño, continuará como jefe de la diplomacia del país y cuyo trabajo, según Correa, "ha sido histórico".

"El lunes empezamos con algunos cambios" en el gabinete, reiteró el mandatario que también piensa en fuertes correctivos en su movimiento político, Alianza País (AP), tras los reveses electorales encajados por ese grupo en los comicios últimos.

"Renovarse o morir", fue la consigna de Correa para sus simpatizantes, al tiempo de admitir avances de la oposición de derechas en ciertos ayuntamientos, sobre todo en los enclaves de Quito y Guayaquil, las dos ciudades más importantes del país.

Es posible que "nos dedicamos mucho a la gestión (gubernamental) y nos olvidamos la parte política", dijo el mandatario e insistió en su empeño por hacer cambios en el equipo de colaboradores y en el movimiento político.

Sin embargo, dijo que pese a los reveses encajados, el oficialismo sigue siendo la primera fuerza política del país a la luz de los resultados electorales preliminares.

AP, apuntó, es "el movimiento más votado" a nivel nacional y ha obtenido diez de las 23 prefecturas provinciales que se disputaban en los comicios, además de 67 de las 221 alcaldías, muy por delante del segundo, Avanza, aliado del Gobierno.

Para Correa eso confirma "una victoria electoral" del oficialismo, aunque "con duros reveses" como la derrota en la alcaldía de Quito, que fue ganada por el opositor Mauricio Rodas, un político que se dice de centro, aunque Correa le ubica en la derecha.

El mandatario fue autocrítico con su movimiento y denunció sectarismo en las filas oficialistas, una de las razones que a su criterio contribuyeron a la derrota en la capital.

Además admitió la falta de estructuras de base social sólidas en AP, lo que, según señaló, evidencia la necesidad de cambios profundos en el movimiento, que empezarán con una convención a la que convocará en los próximos meses.

Correa dijo también que observa que las condiciones políticas en el país han cambiado y "el que no cambia de decisión cuando han cambiado las circunstancias es un tonto", apostilló el jefe del Estado.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes