miércoles, 18 de julio de 2018 Actualizado a las 01:11

Autor Imagen

Sobre estimación de economistas

por 10 noviembre, 2007

Seguramente por los grandes desajustes macroeconómicos que ocurrieron en Chile entre las décadas del 70 y el 80 se ha producido una exagerada ponderación de las aptitudes de los economistas, en el plano del desarrollo nacional.



En una reciente entrevista del ingeniero civil industrial y senador Fernando Flores, en la revista del Colegio de Ingenieros dice: "Â…en el fondo van quedando solo dos grandes líneas de Ingenierías. Por un lado están los que gustan de diseñar cosas, y saben definir una función o propósito claro y especificar las componentes adaptadas a esa función. Esto es diseño, palabra que estaba vedada en mi épocaÂ… La otra es la Ingeniería de Sistemas, compleja, entendida como las intervenciones en algo que existe y debe ser cambiado. El Transantiago es un ejemplo de fracaso total de la Ingeniería de Sistemas".



Para nadie puede ser un misterio que los economistas carecen de estas dos grandes especialidades de la ingeniería moderna. y que no debieran ser utilizados en cargos ejecutivos o directivos en los cuales sea imprescindible dominarlas .



Tal vez por eso surgen dudas sobre la designación del ex ministro de Hacienda y economista Nicolás Eyzaguirre como presidente de el Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC) y que, a poco andar, se haya decidido que los trabajos sobre innovación se canalizarán a un comité de ministros que preside el titular de Economía, Alejandro Ferreiro.



Por su parte, el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, que ya contempló US$ 900 millones para innovación en el Presupuesto 2008 solicitó al economista de Harvard Ricardo Hausmann un informe que propone crear un sistema de "arquitecturas abiertas", para que sea la iniciativa de los propios chilenos la que vaya desarrollando los proyectos innovativos.



Previamente, la Comisión Eyzaguirre había encargado al grupo Boston Consulting un estudio para que definiera ocho sectores prioritarios donde inyectar los recursos.



Aún suponiendo que ambas recomendaciones pueden no ser contradictorias, habría sido suficiente consultar a quienes tienen experiencia en desarrollo tecnológico a nivel nacional para saber que efectivamente los proyecto tecnológicos que incluyen la innovación tienen características absolutamente diferentes a los proyectos corrientes no innovativos. Pero en Chile incluso las verdades de Perogrullo deben ser ratificadas por economistas de prestigio internacional.



¿No estaremos avanzando hacia un nuevo Transantiago, lleno de coordinaciones, ideas generales y jefes responsables que no dominan propiamente el núcleo de los problemas a resolver?



__________





Ernesto Benado. Ingeniero civil mecánico USM. Mphil Universidad de Londres

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV