Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 12:51

Autor Imagen

Business Intelligence: cómo consolidar el negocio en tiempos de crisis

por 24 abril 2009

La primera reacción de las empresas es generar una reducción significativa del gasto y, en su defecto, ejercer un alto control. Pero, la pregunta que surge inmediatamente es, ¿conocemos la estrategia global para tener la certeza de que nuestra decisión está alineada con ella?...

Por Luis Nikiel*

En un contexto de crisis económica mundial, los mercados se encuentran acechados por una sensación de inseguridad y desconfianza. En este marco, el rol del Business Intelligence (BI o Inteligencia de Negocios) resulta un instrumento clave para dar mayor competencia y seguridad a las organizaciones. Conocer, reduce la incertidumbre, lo que implica tener un menor nivel de riesgo al momento de tomar decisiones.

La primera reacción de las empresas es generar una reducción significativa del gasto y, en su defecto, ejercer un alto control.  Pero, la pregunta que surge inmediatamente es, ¿conocemos la estrategia global para tener la certeza de que nuestra decisión está alineada con ella? ¿No estaremos tomando una decisión con impacto positivo en el corto plazo y absolutamente negativo en función del mediano y largo? ¿Contamos con la información suficiente para tomar la decisión en un marco de riesgo mínimo o estamos apelando a la intuición del decisor?

La calidad de la información de que dispone una institución define sus capacidades de éxito y crecimiento.

El Business Intelligence es el conjunto de estrategias y herramientas tecnológicas orientadas a la administración y creación de conocimiento, mediante el análisis de información existente en una organización, a través del procesamiento de datos provenientes de múltiples fuentes. No sólo de fuentes internas de la empresa sino, además, enriquecidos con la información del mercado que sea necesaria para cumplir  los objetivos de la empresa.

A nivel general, las herramientas que genera el BI permiten unificar estos datos con el propósito de elaborar reportes de análisis, de gestión y estudiar escenarios para una eficiente toma de decisiones.

En un nivel más profundo, los sistemas de BI facilitan tomar decisiones y disminuyen los riesgos de las instituciones, ya que permiten comprender el funcionamiento actual de una compañía y a partir de esta información, implementar estrategias para dirigir acertadamente las acciones de negocios, aumentando las utilidades y facilitando de este modo la gestión.

En síntesis, el BI permite a los directivos y tomadores de decisiones, consolidar información proveniente de múltiples fuentes, otorgando indicadores consistentes y oportunos, lo que sin duda marcará la diferencia entre aquellas compañías que logren sortear y crecer con la crisis y aquéllas que no.  A partir de aquí, podemos considerar la racionalización del gasto, orientada a la estrategia.

*Luis Nikiel es Director de Improve Solutions.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes