Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:12

Autor Imagen

La ciudadanía se está activando

por 8 junio 2009

El 2009, marcará un punto de inflexión en materia de Patrimonio Urbano, ello debido a la movilización ciudadana. Diversas comunidades han ido tomando conciencia del valor patrimonial del hábitat en que ha transcurrido...

Por Patricio Herman y Jorge Cisternas*

El domingo 31 de mayo pasado se celebró el Día del Patrimonio y miles de  santiaguinos participaron en las actividades ad hoc. Las agrupaciones ciudadanas participaron activamente, colaborando y organizando recorridos por sus barrios, lo que es muy destacable y además prepararon en los días previos el "Seminario de Gestión del Patrimonio y Participación Comunitaria", realizado el jueves en Valparaíso y el viernes en Santiago.

Autoridades, funcionarios públicos y voluntarios mostraron las expresiones físicas de la memoria colectiva, en cada uno de los 109 edificios capitalinos que abrieron sus puertas. "Sólo en Santiago, los asistentes se empinaban a los 160 mil. El año pasado, en la misma medición, fueron cien mil, y en 2007, sólo 80 mil", comentó Nivia Palma, directora de la Dibam.

Lo nuevo y hermoso, en esta ocasión, fueron los recorridos barriales implementados por las organizaciones de la sociedad civil: la "Red Ciudadana por Ñuñoa" se sumó al recorrido patrimonial organizado por "Cultura Mapocho", con una exposición sobre su lucha en defensa de los barrios de Ñuñoa.

En la plaza Enrique Bunster, corazón del barrio Elías de la Cruz , el público asistente tuvo la oportunidad de conocer la historia de este bello sector, relatada por la vecina arquitecta Verónica Adrián y apreciar las expresivas pinturas sobre la denominada Masacre Urbana de Ñuñoa, de la vecina María de los Ángeles Mardones. A su vez, un representante del Consejo de Monumentos Nacionales dio a conocer la Propuesta Integral de Protección de Barrios e Inmuebles presentada el año 2007 ante el municipio respectivo.

En la Plaza del Roto Chileno, se iniciaban diversos recorridos organizados por los "Vecinos por la Defensa del Barrio Yungay", quienes en enero pasado lograron que su barrio fuese declarado Zona Típica. Es así como, Rosario Carvajal, megáfono en mano, mostró hitos como la casa de Ignacio Domeyko, o la Peluquería Francesa-Boulevard Lavaud. En esta ocasión, los vecinos del barrio Yungay, inauguraron  una nueva ruta patrimonial, para iniciar la campaña de una nueva solicitud de zona típica en el sector de Yungay Norte (Matucana, Balmaceda, San Pablo) que posee un rico patrimonio industrial y  vivienda obrera. Uno de los hitos fue el puente Bulnes, lugar donde fue asesinado por la dictadura el sacerdote español Joan Alsina.

La "Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi", hizo lo propio, lográndose que gran parte de los habitantes de nuestra ciudad, consideren a las construcciones de valor patrimonial, no como una "curiosidad de museo", sino como una herencia viva de nuestros antepasados, lo que forma parte de nuestra identidad como comunidad.

En esa misma perspectiva, resultó trascendente el "Seminario de Gestión del Patrimonio y Participación Comunitaria", organizado por los vecinos que defienden el barrio Yungay, cuya segunda jornada concluyó el viernes 29 de mayo en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) en el parque Forestal, con la participación de 200 personas. La primera jornada, realizada el día anterior en Valparaíso, resultó igualmente exitosa, con 160 participantes.

A diferencia de los eventos sobre patrimonio realizados anteriormente en nuestro país, la mayor novedad actual, es el protagonismo que están asumiendo las organizaciones ciudadanas en el tema. Un protagonismo autónomo, con arraigo en la cultura de la gente y abierto al diálogo con las autoridades sectoriales.

Así fue como, en ambas jornadas, los participantes no solo tuvieron la oportunidad de escuchar a esas autoridades  y expertos en los temas patrimoniales; sino que también, conocer las vivencias, experiencias y aspiraciones de las diversas comunidades que, más allá de defender su patrimonio común, ante la depredación urbana causada por inmobiliarias insensibles y reparticiones públicas que mal entienden el progreso, han optado por desarrollar la gestión de la herencia de nuestros ancestros, en pro de una calidad de vida integral y sustentable.

En la jornada de Valparaíso, los participantes tuvieron la oportunidad de conocer las experiencias de las  luchas emprendidas por los referentes  "Ciudadanos por Valparaíso" y el "Comité Defensa de Valparaíso", las demandas  barriales de los vecinos de la zona de Miraflores, en Viña del Mar y lo que está aconteciendo con el  Nudo Barón, además de la experiencia santiaguina expuesta por los "Vecinos por la Defensa del Barrio Yungay".  En la jornada de Santiago, se expusieron, entre otras, las experiencias de los tradicionales Canteros de Colina, amenazados por unos loteadores, las peripecias vividas por quienes lograron declarar Zona Típica al barrio Dalmacia en la comuna de Providencia, lo que sucede en el barrio Bellavista que cuenta con el grupo "Ciudad Viva" como su protector y cómo se logró la declaratoria de Zona Típica del barrio Viel, etc.

Con relación a las políticas y gestión pública, junto con conocer los antecedentes y visiones de la ministra Carolina Tohá y de diversas otras autoridades, los participantes tuvieron la oportunidad de escuchar a Ezio Mosciatti, presidente de la Comisión de Patrimonio del Colegio de Arquitectos.

Rosario Carvajal, coordinadora del seminario, informó que las principales conclusiones del mismo, tienen que ver con la creación de políticas públicas de largo alcance para el desarrollo y promoción del patrimonio cultural de Chile, con énfasis en la participación ciudadana vinculante en el Consejo de Monumentos Nacionales. Hubo un compromiso para establecer subsidios directos y exención tributaria a los propietarios de inmuebles patrimoniales, un reconocimiento legal del patrimonio intangible y la creación de una red nacional de zonas patrimoniales.

Definitivamente, de cara al Bicentenario, el tema patrimonial se está ciudanizando  y por ello transcribimos lo que señaló José Osorio, uno de los organizadores  "Con gran entusiasmo los expositores y el público presente dieron vida a una profunda discusión y a propuestas de desarrollo para el patrimonio cultural del país. Las propuestas son numerosas y abordan muchas dimensiones para la defensa y protección del patrimonio cultural de nuestro país".

Sin lugar a dudas, el 2009, marcará un punto de inflexión en materia de Patrimonio Urbano, ello debido a la movilización ciudadana. Diversas comunidades han ido tomando conciencia del valor patrimonial del hábitat en que ha transcurrido su historia, se han ido articulando para defender ese legado y ahora, el desafío es ser actores principales mediante la elaboración participativa de visiones de futuro. Estamos seguros  que la ciudadanía sabrá desarrollar los instrumentos de gestión para fortalecer sus organizaciones y para gestionar la preservación de sus barrios, lo cual es un claro signo de progreso y de revitalización democrática.

*Patricio Herman y Jorge Cisternas, Fundación "Defendamos la Ciudad".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes