Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:45

Autor Imagen

Tuición compartida: una deuda pendiente para nuestros padres

por 20 junio 2009

Espero que al celebrarse un nuevo “Día del Padre” los senadores de esta comisión tomen conciencia del grave daño que están cometiendo, no sólo a miles de padres separados, sino también, a sus hijos e hijas, y por tanto discutan de una vez por todas este...

Por Jaime Naranjo*

Cada año, al celebrarse en “Día del Padre”, miles de padres que se encuentran separados se ven imposibilitados de compartir con sus hijos o hijas. No obstante los grandes avances que se han producido en materia de filiación, hasta ahora, no ha existido una consideración al principio de igualdad en lo que se refiere al  cuidado personal de los hijos, ya que no se ha tomado en cuenta que los padres pueden, y en los hechos, están capacitados para ejercer dicho cuidado tan bien como la madre.

Por lo cual, creo firmemente que el artículo 225 del Código Civil vulnera los principios esenciales establecidos  en nuestra Constitución, en diversos Tratados Internacionales y en la ley 19.585 en lo referente a la calidad del ser humano y a la igualdad entre hombre y mujer, ya que se discrimina al padre sólo por su género.

El mencionado artículo entrega a la madre, como si se tratase de un derecho evidente, el cuidado personal de los hijos menores cuando los padres se encuentran separados, y sólo por causas muy específicas puede ser privada de éste, lo que a todas luces es arbitrario, y hasta podría pensarse que incurre en un vicio de constitucionalidad.

Las diversas legislaciones extranjeras -como la alemana-  entregan al juez un rol preponderante al decidir la custodia del menor, considerando el bienestar del niño en relación a sus vínculos con los padres y hermanos.  La jurisprudencia del Tribunal Supremo Alemán exige que el juez de familia se incline  por " la decisión que mejor contribuye al desarrollo y educación de una persona responsable de sí misma y capaz de desenvolverse en sociedad".

Considero que la actual normativa vigente en nuestro país,  que opta por la madre como titular de la tuición, debe ser corregido a la brevedad, permitiendo que los padres que estén más capacitados que la mujer para atender las necesidades de sus hijos, puedan de derecho ejercerla.

Lamentablemente,  el Proyecto de Ley que presenté hace  más de 2 años para establecer la “Tuición Compartida”  duerme en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia sin que haya sido tramitado.
Espero que al celebrarse un nuevo “Día del Padre”  los senadores de esta comisión tomen conciencia del grave daño que están cometiendo,  no sólo a miles de padres separados, sino también, a sus hijos e hijas, y por tanto discutan de una vez por todas este proyecto de Ley.
 

*Jaime Naranjo es senador PS.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes