Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 09:29

Autor Imagen

Codelco, una pena

por 16 agosto 2009

El cobre ha resultado la materia prima más noble y valiosa después del petróleo. Su precio internacional se ha recuperado con cierta rapidez y hay razones para creer que seguirá subiendo .Una mayor participación del Estado chileno en su producción y venta significaría aumentar considerablemente...

Por Ernesto Benado*

Una entrevista   a José Pablo Arellano Vicepresidente de Codelco el 7 de Agosto arrojó luz sobre la falta de interés del Gobierno  para aumentar la participación del Estado en la producción y utilidades de la gran minería del cobre.

La periodista le pregunta: "Anglo American acaba de anunciar el descubrimiento de depósitos de cobre en las cercanías de Los Bronces (ex Disputada de la Condes) ¿Cómo modifica la opción que tiene Codelco por el 49%?

Contesta Arellano: La opción se gatilla en algunos años más y el precio al cual se ejerce está determinado en forma independiente de estos nuevos descubrimientos que se han informado.

-¿Este yacimiento es un verdadero monstruo?

-Enorme, probablemente entre Andina y Los Bronces hay uno de los depósitos de cobre más grande del mundo

-¿Una pena que no lo haya comprado Codelco?

-UNA PENA-contesta Arellano.

La opción de compra se gatilló en Enero de este año y no podrá volver a ejercerse hasta dentro de tres años prolongándose la opción hasta 2028, cada tres años. Como Arellano está apenado, hay que concluir que la opción  le fue negada por el Ministro de Hacienda, respaldado por la propia  Presidenta de la República.

La mina El Bronce aporta 250 mil toneladas de cobre al año o un 5% de la producción total de Chile. Si bien la opción es sólo por el 49% de su propiedad, una vez adquirido ese porcentaje no sería muy difícil tomar el control del total, o hacer la experiencia de administrarla y operarla, bajo un esquema de sociedad mixta que podría extenderse a otras grandes minas.

Para recuperar la gran minería del cobre  para el Estado Chileno se requieren dos condiciones: la primera es la firme voluntad del gobierno de turno, o de varios gobiernos sucesivos. La segunda, aprobar leyes de quórum calificado, que implican tener la mayoría  de los 4/7 de diputados y senadores es decir de 69 diputados  y de  22 senadores.

La ley orgánica constitucional sobre concesiones mineras de 1982 se aprobó siendo Ministro de Minería don José Piñera. En esa ley la norma general de expropiabilidad que figura en la Constitución se complementó diciendo que:

"El concesionario de explotación tiene el derecho exclusivo a ser indemnizado en caso de expropiación de la concesión por el daño patrimonial que efectivamente se le haya causado y que consiste en el valor comercial de las facultades de iniciar y continuar la extracción y apropiación de las sustancias que son objeto de la concesión. A falta de acuerdo el valor será fijado por el juez pro dictamen. Deberá ser calculado sobre la base de las reservas de sustancias concedidas que el expropiado demuestre y se le pagará el valor presente de los frutos netos de caja de la concesión."

O sea, descubierto un yacimiento, para expropiarlo hay que preguntarle al concesionario: ¿Cuánto va a ganar si continua hasta el final explotando todas esas reservas? y ese valor presente neto se debe pagar al momento de la expropiación.

Si bien el texto completo de la opción de Codelco sobre los yacimientos de la Anglo en Chile no se conoce, se sabe que el monto a pagar está ligado al promedio del precio del cobre en los últimos  cuatro años anteriores a la opción. La ley orgánica  es clara, si la Anglo declara como nuevo yacimiento -Los Sulfatos- que es un depósito de cobre con recursos estimados en 1.200 millones de toneladas de mineral, con una ley promedio  de 1,46% de cobre y 0,02% de molibdeno, el sistema para fijar el precio de la opción de compra  del 49% de Los Bronces no necesariamente regirá para la nueva concesión. Debería aplicarse el cálculo del valor señalado en la ley orgánica constitucional.

¿Por qué es trascendente y fundamental aumentar la participación  del Estado chileno en la producción y venta del cobre?

Al valor promedio actual del cobre es de US $2,5.-la libra, equivalente

a 5.500 dólares por tonelada métrica y de acuerdo con las estimaciones de costos calculado por la experta Ana Luisa Covarruvias de LyD. (Estrategia del 6/8/2009), este año 2009 Codelco producirá 1,5 millones de toneladas o sea 30% de la producción chilena que venderá en 8.250 millones de dólares con  utilidades por US $ 4.250  millones.

El sector privado, por su parte,  producirá 3,5 millones de toneladas o sea el 70% de la producción total nacional, la venderá en 20 mil millones de dólares  y obtendrá utilidades de US $12.200 millones.

El cobre ha resultado la materia prima más noble y valiosa después del petróleo. Su precio internacional se ha recuperado con cierta rapidez y hay razones para creer que seguirá subiendo .Una mayor participación del Estado chileno en su producción y venta significaría aumentar considerablemente los ingresos del Estado chileno y la oportunidad no sólo de financiar y extender los programas sociales, sino que además de  desarrollar una base industrial con contenido innovador y alta tecnología.

Como en Chile no se desea cometer el mismo error de la nacionalización del cobre del año 1971 que nos llevó al bloqueo de la comunidad financiera internacional e indirectamente al golpe militar, la renacionalización debe hacerse usando las leyes vigentes y la creatividad financiera  de nuestros mejores  políticos y economistas.

La demanda mundial de cobre se ha estabilizado en alrededor de 50 mil toneladas diarias. Parte de esa demanda  se focaliza en China, país que muy probablemente esté acumulando un stock  estratégico y usando las compras de cobre para diversificar sus reservas invertidas en bonos norteamericanos en dólares. India, Indonesia, Rusia y Brasil, países emergentes  mantendrán su necesidad del metal rojo insustituible como conductor  de la energía eléctrica. No sería raro que junto con el petróleo se produjera una nueva escalada de su precio.

Chile produce casi el 40%  del total mundial del cobre, pero como una parte importante de las necesidades es abastecida por la producción nacional propia de los  mayores consumidores,  Chile representa  un porcentaje mucho mayor de lo que se vende y exporta en cobre . Chile por si solo tiene un gran poder para controlar el precio del cobre en el mercado de Londres. Sin embargo no le es suficiente para poder establecer un precio de acuerdo a las conveniencias nacionales pues los grandes productores mineros buscan maximizar  las utilidades de sus yacimientos  y no buscan particularmente el interés de Chile.

Por eso el paso lógico sería que una parte de lo que está acumulado en el fondo soberano chileno en el exterior  y una parte de lo que se acumule en el futuro inmediato, se invierta en las acciones de las cuatro principales empresas mineras que se transan en las bolsas extranjeras. Ella son: Xstrata (Suiza), la Anglo American (inglesa y sudafricana), BHP Billington (australiana) y Río Tinto (inglesa). Sus acciones y su patrimonio bursátil están deteriorados por la crisis  que aún está viva y sería el momento oportuno para obtener, por etapas,  participación en sus directorios y aplicar una coordinación operativa y comercial en beneficio de Chile, incluso proponiendo sociedades mixtas para la operación de los yacimientos chilenos.

Chile posee además una herramienta poderosa para negociar con la gran minería extranjera: el gobierno de Chile puede recurrir DL 1.349, promulgado por Pinochet en 1976, que en su artículo 19 faculta al Presidente de Chile para que mediante un simple decreto supremo establezca el estanco del cobre y fije su precio no solo para Codelco sino que también para todo el conjunto de empresas mineras extranjeras. Si el gobierno adoptara una decisión como esa, lo que es absolutamente legal y legítimo, las empresas extranjeras no podrían alegar que existiría en ese caso "un cambio en las reglas del juego", puesto que todas ellas invirtieron en Chile después de 1976, con plena vigencia del Art. 19 del DL 1.349.

Es muy probable que no se requiera aplicar el estanco, pues con sólo mencionarlo las grandes mineras se  mostrarían accesibles a una coordinación del precio  del cobre y de la operación de los yacimientos chilenos para maximizar el beneficio a favor de Chile.

Este plan de las tres vías para recuperar el cobre para Chile y maximizar sus utilidades requiere  de un nuevo Presidente de la República , que combine el recuperado impulso estatista de don Eduardo Frei , la habilidad financiera de don Sebastián Piñera y la simpatía mediática de don Marco Enríquez O.

Como estamos en el proceso de elegir solo a uno de ellos, es muy probable que nuestro valioso cobre se siga explotando sin dejar todos sus beneficios en manos chilenas.

*Ernesto Benado es director de Conadecus y militante del PS

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes