Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 19:04

Autor Imagen

Inserción Laboral Femenina: brechas y contrastes

por 5 diciembre 2009

La Presidenta Bachelet ha dado un gran impulso a la inclusión de las mujeres en los cargos públicos, aspecto que Eduardo Frei ha indicado que mantendrá y profundizará. Aún más, ha hablado de la necesidad de generar una política en la misma dirección en el sector privado, especialmente en las grandes empresas.

A pesar de los avances registrados en las últimas décadas, nuestro mercado laboral aún exhibe una baja inserción laboral femenina. En efecto, de un total de 100 ocupados, en nuestro país, actualmente 63 son hombres y 37 son mujeres.

Estas cifras, como se ha repetido muchas veces, indican que Chile tiene una baja participación laboral femenina aún si solo se considera el entorno latinoamericano.

La Presidenta Bachelet ha implementado una política de protección social que, en el ámbito de la infancia, entre otros aspectos, significará cuadruplicar al final de su mandato el número de salas cunas disponibles en el país, lo que está mejorando sustantivamente las posibilidades de empleo de las mujeres al contar éstas con buenas opciones para buscar empleo y que sus hijos menores puedan tener una experiencia de cuidado infantil y educativa, al mismo tiempo.

El candidato Eduardo Frei ha señalado que Chile debe incrementar fuertemente la inserción laboral de las mujeres y ha ofrecido un conjunto de ideas para continuar el camino de la Presidenta Bachelet. Por ejemplo, ha enfatizado que es necesario ampliar el beneficio de salas cunas a la clase media y también a los jardines infantiles; y que  es necesario preocuparse de generar oferta pública de recintos de cuidado para enfermos y la tercera edad, los que usualmente también quedan a cargo de las mujeres en los hogares.

Una mayor preocupación del Estado para disminuir la brecha de acceso al mercado laboral de las mujeres es claramente necesaria.

Sin embargo, la brecha de género también requiere de acciones en el sector privado.

En efecto, el Ministerio de Economía entregó recientemente los resultados de la Primera Encuesta Longitudinal de Empresas. Esta encuesta indica que en el segmento de la microempresa de menor volumen de ventas, de 100 microempresarios 62 son hombres y 38 son mujeres, es decir, algo muy parecido a lo exhibido por el empleo total. Sin embargo, la proporción de mujeres disminuye fuertemente a medida que aumenta el tamaño de la empresa: se reduce a 24 en las empresas pequeñas y a 11 en las empresas medianas. En el caso de las empresas grandes, y si se considera, en este caso, a 100 gerentes generales, la encuesta indica que 96 son hombres y solo 4 son mujeres.

Vale decir, la brecha de género es mucho más dramática a nivel de cargos directivos en las empresas y, especialmente grande, en las empresas de mayor tamaño.

La Presidenta Bachelet ha dado un gran impulso a la inclusión de las mujeres en los cargos públicos, aspecto que Eduardo Frei ha indicado que mantendrá y profundizará. Aún más, ha hablado de la necesidad de generar una política en la misma dirección en el sector privado, especialmente en las grandes empresas. La encuesta antes mencionada nos indica por qué, esta  propuesta del candidato apunta en la dirección correcta.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes