Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Opinión

Autor Imagen

Tierras Indígenas: compromisos sin piso

por 23 julio 2010

Tierras Indígenas: compromisos sin piso
Todo indica que la señal que envió Hacienda es coherente con lo que hemos visto y escuchado en estos cuatro meses: con el nuevo gobierno de derecha, las compras de tierra para los indígenas no tienen piso político ni presupuestario.

El presupuesto público es la expresión real de la voluntad política de un gobierno. En él se reflejan las prioridades y las postergaciones, sin frases grandilocuentes, sin gestos emotivos, sin compensaciones afectivas, sino en fríos números.

En estos días hemos venido conociendo los presupuestos exploratorios que la Dirección de Presupuesto del Ministerio de Hacienda entrega a los diferentes ministerios y servicios públicos para que éstos hagan las solicitudes de recursos adicionales para sus programas en ejecución o nuevos. Normalmente, resulta sumamente dificultoso para los servicios moverse de la señal que les envía Hacienda: se trata de una ardua negociación en que todas las claves para “mejor resolver” se encuentran en la mano de la directora de la Dipres y del Presidente de la República.

En el caso del exploratorio 2011 para asuntos indígenas, es decir, el presupuesto de la CONADI, la señal política que entrega el Presupuesto no puede ser más desalentadora.

En el caso del exploratorio 2011 para asuntos indígenas, es decir, el presupuesto de la CONADI, la señal política que entrega el Presupuesto no puede ser más desalentadora. En efecto, en castellano, hay una disminución del presupuesto de la Corporación desde los $ 78.360.240.000 del año 2010 a $ 27.766.439.000, es decir una caída absolutamente inédita. Lo peor es que esta disminución se explica principalmente por la reducción del Fondo para Tierras y Aguas Indígenas, que cae desde los 45 mil millones de pesos a sólo 5 mil millones. Con ello, se está poniendo término a las adquisiciones de predios para las comunidades y se está dejando sin cumplimiento la ley indígena que reconoce derechos de propiedad a los pueblos originarios y se propone un camino gradual para restituir esos derechos usurpados.

Una dura tarea le espera al Director de la CONADI. Tendrá que mostrar con hechos que sus palabras en el sentido de garantizar la continuidad del proceso de adquisiciones de tierras, es más que una buena intención. De hecho, muchos ponen en duda esas intenciones ya que del presupuesto actualmente vigente para adquisiciones, al 30 de junio se había comprometido menos del 12%, lo que indica que las compras no están detenidas por falta de recursos, sino por falta de voluntad política o por ineficiencia.

En definitiva, todo indica que la señal que envió Hacienda es coherente con lo que hemos visto y escuchado en estos cuatro meses: con el nuevo gobierno de derecha, las compras de tierra para los indígenas no tienen piso político ni presupuestario.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes