Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 01:39

Autor Imagen

Candidata a senadora por la VIII Región Costa

por 25 abril 2011

Inteligente actitud para una posible candidatura, pero, para quienes la conocemos, demostró ser la cínica de marca mayor de siempre. Sin embargo lo más impresionante fue su impavidez total. Para dejarlo claro como el agua: Si se le pidió la renuncia por falta de probidad: ¿Cómo la vamos a llevar de candidata a senadora? No nos vamos a vender por un plato de lentejas.

Desde hace bastante tiempo existe la convicción, en la derecha, que Jaqueline Van Rysselberghe es la persona que puede terminar con el doblaje de la izquierda en la VIII Región Costa. De hecho la única vez que elegimos un Senador en esa región fue con Eugenio Cantuarias.

No obstante no debe olvidarse que ello sucedió por el hecho de que Luis Maira, claramente hombre de izquierda, fue “por fuera” y no dentro de la Concertación. Si hubiera estado incluido en la lista de la Concertación los senadores electos habrían sido Arturo Frei Bolívar y Luis Maira. Para ponerlo en peras y manzanas la izquierda, en los últimos 22 años, siempre ha tenido votación para doblarnos. De hecho ello ha sucedido en todas las elecciones, con la excepción mencionada. Esta predominancia izquierdista tiene una explicación lógica. La antigua circunscripción electoral, antes de la regionalización, abarcaba toda la actual VIII Región y sus ciudadanos eran, mayoritariamente, de tendencia de izquierda. Tanto así que en la última elección, antes de 1973, el candidato de derecha, Francisco Bulnes Sanfuentes, salió elegido en el 5° y último lugar. Ello llevó al Gobierno Militar a dividir la VIII región en dos, asegurando que, en al menos una, siempre saliera un senador de derecha. Así la VIII Región Cordillera, de extraña forma geográfica, solo abarca sectores agrícolas, naturalmente más conservadores. Allí se encuentran Chillán; Los Ángeles; Yungay; Huepil; etc. En cambio la VIII Región Costa contiene Concepción; Lota; Coronel; Tomé; etc. de tendencia claramente más de izquierda.

Inteligente actitud para una posible candidatura, pero, para quienes la conocemos, demostró ser la cínica de marca mayor de siempre. Sin embargo lo más impresionante fue su impavidez total. Para dejarlo claro como el agua: Si se le pidió la renuncia por falta de probidad: ¿Cómo la vamos a llevar de candidata a senadora? No nos vamos a vender por un plato de lentejas.

A pesar de ello, aunque es casi matemáticamente imposible si el Senador Alejando Navarro va como candidato por la Concertación, como parece que va a ser, considerando los extraordinarios resultados que ha obtenido como candidata a alcaldesa, demos por bueno, aunque sea sólo para fines de análisis, que Jaqueline Van Rysselberghe sí puede ganar la esquivas  senaduría de la VIII Región Costa otorgándonos un anhelado triunfo a la derecha.

No obstante la gran pregunta es ¿Queremos ganar la elección solo para ganar; no importando el desempeño previsible que la candidata pueda tener en el Senado? O, ¿Queremos elegir una senadora que sea capaz de aportar a la consecución de nuestros ideales? Si la respuesta es positiva a la primera pregunta, o sea si deseamos ganar por ganar, Van Rysselberghe es la candidata ideal. Aunque con gran dificultad podemos ganar, terminando con el doblaje. Todo ello ajeno a los desaguisados que ella pueda provocar en el Senado.

No obstante creo firmemente que, de acuerdo a nuestros principios, lo que deseamos, al menos quienes fundamos RN, entre los que me encuentro, es optar por la segunda opción: elegir un senador o senadora que, claramente no obtenga el poder por el poder, sino que sea un aporte a nuestro sector para obtener nuestros propósitos: lograr el pleno ejercicio de la libertad, para todos los ciudadanos, como nuestro objetivo fundamental; privilegiar la igualdad de oportunidades como herramienta para terminar con la pobreza y la desigualdad y poder acceder a dicha libertad; establecer, claramente, el derecho de propiedad, para garantizar aquella libertad, y asignar a los privados las funciones productivas y al Estado las redistributivas. Al igual, nuestro ideario derechista, de inspiración cristiana, nos obliga a vivir con austeridad.

De estos principios derivan las políticas de mercado, como asignador de recursos y precios, y la apertura comercial al exterior. Es consustancial a ellos luchar por obtener el poder a objeto de poder aplicarlos, pero, jamás, para usarlos en beneficio propio y profitar indebidamente de él, ya sea en beneficio nuestro o de nuestros cercanos, cayendo en el nepotismo o la corrupción. Si lo hiciésemos perderíamos, tanto nuestro Norte, como toda autoridad moral para criticar a los gobiernos de la Concertación.

Los que realmente creemos en nuestra manera de pensar, estamos obligados a posponer una eventual alta popularidad en beneficio de las convicciones. En ese caso Jaqueline Van Rysselberghe está descartada, de plano, como posible candidata; por mucha votación potencial que tenga.

Vamos viendo. Como Intendenta:

1.- Mintió a los pobladores de la población La Aurora, al Ministro de Interior y al Presidente de la Republica.

2.- Falsificó, o indujo a falsificar, instrumentos públicos, como lo son los “Certificados de Inhabitabilidad”. Con ello iba a declarar inhabitable casas en perfecto estado; incluso contra la voluntad de sus propietarios. Este punto, esquivado por ella en un comienzo, quedo prístinamente claro el sábado 2 de abril cuando Hinzpeter y Piñera recibieron pruebas irrefutables que había participado, personalmente, en la falsificación de dichos certificados, respecto de casas, sin ningún daño, en el pueblo de Santa Clara; Ñuble. Ello fue la gota que rebalsó el vaso y que los hizo solicitarle la renuncia.

3.- Había tomado medidas para destinar fondos públicos, en forma irregular; contraviniendo todas las normativas al respecto.

Como si lo anterior fuera poco, nos hemos enterado, en los últimos días, que:

1.- Su esposo mantenía, en un predio de su propiedad, cultivos de marihuana, que fue decomisada.

2. Un documento reveló, el sábado recién pasado, que en su calidad de intendenta del Bío Bío, fue la persona encargada de autorizar, a la empresa Agrofuturo, el cultivo y la cosecha de cannabis sativa (marihuana) con fines medicinales; lo cual, posteriormente, fue desautorizado por el SAG, y le costó la salida a su Director Nacional.

3.- A ello se agrega la comprobación que, siendo alcaldesa, otorgó subsidios por inundación, a personas cercanas a ella, que vivían en lugares muy distintos a los inundados.

En el programa televisivo “Tolerancia Cero”, el día de su renuncia, trató de congraciarse con todo el mundo. Desmintió sus errores graves; reconoció los leves; perdonó a quienes la ofendieron y pidió perdón a los que ofendió. Se transformó en una “blanca paloma”. Inteligente actitud para una posible candidatura, pero, para quienes la conocemos, demostró ser la cínica de marca mayor de siempre. Sin embargo lo más impresionante fue su impavidez total. Las fuertes y casi violentas interpelaciones de los periodistas jamás la sacaron de sus casillas. Nunca mostró emoción alguna. Tanto que los periodistas de un matutino la bautizaron como la “Ravotril” Van Rysselberghe.

Para dejarlo claro como el agua:

Si se le pidió la renuncia por falta de probidad: ¿Cómo la vamos a llevar de candidata a senadora? No nos vamos a vender por un plato de lentejas.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes