lunes, 15 de octubre de 2018 Actualizado a las 05:51

El contrato de honor de Lavín

por Daniel Contreras, encargado Área Educación de Unicef 3 junio, 2011

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:

La alianza entre la familia y la escuela es clave para que los niños y niñas aprendan. La colaboración entre ambos resulta fundamental para generar un ambiente que estimule el aprendizaje y desarrollo de las capacidades de los alumnos.

En este sentido, un contrato de honor como el que el Ministerio de Educación ha enviado y que más de un millón de padres, madres y apoderados han suscrito, permite identificar muy bien algunas de las principales obligaciones que la familia tiene en la educación de sus hijos.

Sin embargo, si el propósito es que la promesa de una educación de calidad se materialice, lo que hace la diferencia no es sólo una familia que tiene claro su rol y lo cumple; sino la existencia de una relación activa de colaboración mutua entre la escuela y la familia. Así lo demuestran diversos estudios sobre efectividad escolar como “Quien dijo que no se puede”, impulsado por UNICEF hace ya seis años

Un contrato simbólico, como el propuesto, sólo será completo si identifican también las obligaciones que tiene la escuela con las familias. Por ejemplo, mantener informados a los padres, favorecer que se organicen autónomamente, estimular el funcionamiento del Consejo Escolar, de manera que sea un espacio relevante en la vida del establecimiento, por mencionar algunos. Y de la misma manera que señale los lineamientos, apoyos e incentivos que la política educativa provee para que la relación familia-escuela sea una realidad.

Así se contribuiría de manera más decidida a transmitir el mensaje central: para que todos los niños, niñas y adolescentes aprendan, la familia y el colegio deben trabajar juntos y el Estado debe apoyar esa relación. Tal como lo establece la Convención sobre los derechos del Niño, se debe garantizar que todos los alumnos tengan la posibilidad de desarrollar al máximo sus capacidades y potencialidades, objetivo que requiere de la participación de los todos actores del sistema escolar.

Daniel Contreras
Encargado Área Educación de UNICEF

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV