Miércoles, 28 de septiembre de 2016Actualizado a las 15:49

Autor Imagen

El equívoco del día después: las aguas, ¿bien nacional de uso público?

por 23 mayo 2014

En relación al debate público actual acerca de las aguas –que se hace presente en todas las instancias de la convivencia nacional-, percibo que se está creando, o ya se ha creado, un equívoco más o menos grave con el anuncio de Michelle Bachelet, ayer 21 de mayo ante el Congreso Nacional, de declarar el agua : “bien nacional de uso público”.

Bachelet declara esto y a muchos pareciera como si fuera el inicio de un cambio en el régimen legal de aguas; como si este anuncio constituyera el primer paso en una nueva de las llamadas “reformas estructurales”, ahora en el ámbito de las aguas.

Pero el Artículo 5 del título II del código de aguas de 1981, o sea, la ley general de aguas según el modelo neoliberal impuesto a todo el país durante los años 80, y que actualmente rige en Chile, declara exactamente lo mismo: que las aguas son “bien nacional de uso público”.

Y acto seguido señala cuál es el procedimiento para la privatización de las aguas (que, además ocurre de manera gratuita y a perpetuidad). Después de esa resonante frase inicial, el código de 1981, las privatiza a través de los “derechos de agua” (que resultan gratuitos y para siempre, o sea, pasan a constituir patrimonio del privado), separa la tierra de las aguas, las convierte en mercancía, crea un mercado de las aguas y legitima el lucro con ellas. Es decir, respecto de esta frase tan repetida hoy, el código de 1981 dice exactamente lo mismo que dijo Bachelet ayer.

Para fundamentar mi afirmación, copio textualmente de ese código:

Título II
DEL DOMINIO Y APROVECHAMIENTO DE LAS AGUAS

Art. 5. Las aguas son bienes nacionales de uso público y se otorga a los particulares el derecho de aprovechamiento de ellas, en conformidad a las disposiciones del presente Código.

Precisamente este “derecho de aprovechamiento a particulares”, es el nombre con que comienza su privatización que luego especifican otros artículos. Afirmo que se está creando un equívoco grave porque en todos los medios de comunicación se dice que este anuncio, junto con un proyecto para legalizar el aborto en 3 casos calificados, serían los anuncios más importantes del discurso de ayer, 21 de mayo de 2014.

Lamentablemente, ayer, Bachelet no agregó nada, ninguna precisión, a este anuncio respecto de las aguas. Si algunos quieren interpretar la frase de Bachelet como anuncio de una posible estatización de las aguas, están dejándose llevar por este equívoco. Actualmente las aguas ya son un bien nacional de uso público, y, sin embargo, sucede con ellas la privatización y el uso mercantil que hemos descrito.

¿Cuál es entonces la novedad real a partir del discurso de Bachelet?

Propondré al ObservatorioAguas (Chile), organización donde participo, el envío de una carta a la presidenta solicitando nos haga las precisiones que faltaron, para poder distinguir sus palabras de lo que dice el código de aguas de la dictadura.

(*) Texto publicado en El Quinto Poder.cl

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes