Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:29

Autor Imagen

El trumpulismo: la decadencia de la política norteamericana

por 2 marzo 2016

Aseverar que la génesis del populismo está radicada en el socialismo, es sumamente mezquino y poco acotado a la codificación política de otras regiones. Vale decir, el populismo, como cáncer terminal político, es una amenaza latente que aparece cuando se dan las condiciones perfectas para el desarrollo de este ecosistema el cual ha ido in crescendo en varias naciones y sus respectivos sistemas de gobierno.

La irrupción de Donald Trump en el mapa político estadounidense no ha dejado indiferente a nadie. Sin lugar a dudas este magnate inmobiliario excéntrico, xenófobo y nacionalista, es el resultado de un fenómeno que se denomina Cisne Negro. Los Cisnes Negros son eventos de muy baja probabilidad de ocurrencia, pero que tienen un alto impacto respecto de sus resultados. Hasta antes del primer semestre de 2015, el escenario electoral del partido del elefante de EE.UU. se orientaba hacia la competencia entre Bush, Cruz y Rubio.

No obstante sería el empresario quien robaría la atención de la opinión pública con declaraciones controversiales y ofertas redentoras. Ahora bien, mientras más terreno va ganando Trump en los medios, nos preguntamos: ¿qué es lo que ofrece este candidato que genera el apego popular?, ¿quiénes son los más afectados?, ¿cómo asume la llegada el establishment Republicano?

Si bien puede existir una infinidad de factores que pueden explicar este fenómeno, será interesante centrarse en tres puntos clave que entregan las directrices para comprender la explosión de este mesías de cabellos dorados:

La repercusión sociológica del nuevo orden mundial: después de la caída del muro de Berlín, EE.UU. se perfiló como el ganador absoluto del sistema global. Ello le permitió incluso establecer el “Consenso de Washington”, donde el decálogo del buen comportamiento económico permitiría a las demás naciones entrar en el nuevo orden internacional. El rol actual de China, dentro del sistema internacional, ha hecho que EE.UU. se haya desperfilado, dejando desconcertada a una nación que sentía el orgullo de ser el representante de la mundialización. Por ende, la repercusión sociológica que ha tenido el hecho de pasar de ser La Potencia, a ser una potencia vulnerable (2001:11/S) y/o con baja solvencia económica (2008: crisis subprime), y con nuevas potencias (China), tiene a la ciudadanía en búsqueda de respuestas reivindicadoras que otorguen la estabilidad requerida.

 Se nos ha hecho creer que los populismos son el resultado de los socialismos mal aplicados en América de Sur. Categóricamente podemos afirmar que eso no así. Las democracias son susceptibles de distorsiones y por esto el Trumpulismo se perfila como el nuevo modelo que refleja el desgaste de una nación en decadencia.

Narcotráfico y migraciones ilegales: si bien EE.UU. se construyó bajo el alero de ser un país de oportunidades para los migrantes que buscasen nuevos horizontes y mejor calidad de vida, este paradigma tiene a muchos norteamericanos descontentos. Esto ha dado pie para construir el argumento de que los migrantes ilegales son la cuna de los malos hábitos que tienen a la sociedad de EE.UU. en drogas, muertes y corrupción. Por ello, acabar de raíz con esa realidad permitirá extirpar las anomalías que ponen en jaque la seguridad e integridad doméstica de la nación del sueño americano.

La distancia de Trump respecto del establishment Republicano: si bien Trump hace parte de las filas del partido Republicano, no se puede afirmar que es el fiel reflejo de su partido. Muy por el contrario, su postura se ha diferenciado más de una vez de los lineamientos formales. Sumado a lo anterior se encuentra la situación del Congreso que, siendo de mayoría republicana, no ha conseguido resultados tan promisorios. Esto ha hecho que el establishment sea cuestionado, dándole espacio a Trump para generar nuevas expectativas con frases como “volveremos a ser grandes”.

El bosquejo entregado nos hace ver que por medio de soluciones “fáciles” y “analgésicas” (muro fronterizo y deportaciones) pretende refundar un país. Cabe destacar que los más amenazados son los mismos Republicanos, quienes ven gradualmente que este Cisne Negro está teniendo un impacto sin precedentes.

A modo de corolario, las ofertas populistas han simplificado el debate político en EE.UU. Ello nos hace reflexionar sobre la transversalidad que tiene este sistema de gobierno. Se nos ha hecho creer que los populismos son el resultado de los socialismos mal aplicados en América de Sur. Categóricamente podemos afirmar que eso no así. Las democracias son susceptibles de distorsiones y por esto el Trumpulismo se perfila como el nuevo modelo que refleja el desgaste de una nación en decadencia.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes