lunes, 16 de julio de 2018 Actualizado a las 00:04

Más tiempo para educar

por Ariel Gringaus 10 julio, 2018

Más tiempo para educar

Señor Director:

En Chile los profesores trabajan más horas que las que les corresponden. De acuerdo a estudios del Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica y Elige Educar (2016) los docentes trabajan, semanalmente, once horas no remuneradas para poder cumplir su deber. ¿Por qué ocurre esto? Porque la demanda de tareas administrativas se ha incrementado y porque planificar y preparar clases efectivas es más complejo y demandante.

Iniciativas como el plan ‘Todos al Aula’ anunciado por el Gobierno, es una buena medida que apunta justamente a desburocratizar el trabajo docente. Se comienza a tomar conciencia que no sólo es necesario y urgente reducir la carga y agobio laboral de profesores y directivos, sino que también es prioritario recuperar y ganar tiempo para la principal labor de las instituciones educativas: educar.

Al inicio de la jornada escolar, se pasa lista nombrando a cada uno de los alumnos, se registra en el libro de clases el contenido desarrollado, se anotan novedades (ingreso o salida de alumnos a la sala, anotaciones de conducta, etc.). Si es necesario enviar comunicaciones a las familias, estas se dictan o se entregan las copias. Si se requiere revisar comunicaciones de las familias a la escuela, se inspecciona cada agenda incluyendo la redacción de eventuales respuestas que deban enviarse al hogar. El tiempo en que los docentes no están frente a estudiantes, se consume en preparación de materiales (fichas, guías, pruebas), revisión de trabajos o pruebas, redacción de informes varios, etc.

Por su parte los directivos dedican parte importante de su tiempo preparando informes y rendiciones de los varios proyectos que se desarrollan en las escuelas, atendiendo visitas de inspección, resolviendo asuntos logísticos y de infraestuctura.

Una significativa parte de estas tareas es realizada en forma manual, duplicando procesos (los reportes se redactan copiando la información del libro de clases), aumentando posibilidades de errores y lo más importante, perdiendo un tiempo valioso en tareas de bajo valor para el trabajo educativo.

Las buenas noticias son que la nueva carrera docente incrementará gradualmente el tiempo de los profesores para tareas no lectivas y que, existen positivas experiencias de varias comunidades escolares integrando herramientas digitales que automatizan o simplifican las tareas administrativas escolares.

La tarea principal que se debiera considerar en estos 90 días del plan ‘Todos al Aula’ es identificar estrategias y herramientas para ganar más tiempo para educar.

Ariel Gringaus
CEO de Colegium

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV