miércoles, 15 de agosto de 2018 Actualizado a las 08:01

Ahora va tras los gastos reser

Los múltiples cuadernos de Aránguiz y sus indagaciones

por 25 febrero, 2003

Con esta política el ministro en visita rancagüino ya ha abierto por lo menos una docena de cuadernos con diversas denuncias. Algunas de estas ya las dejó, pues de acuerdo a su criterio judicial no le aportan a su investigación, mientras que las otras indagaciones y que apuntan al gobierno, por ahora, no tiene interés de desestimarlas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El ministro en visita del caso Coimas Carlos Aránguiz por cada denuncia que ha conocido en lo que va corrido de la investigación que instruye y que tiene de cabeza al gobierno de la Concertación, con un ex subsecretario acusado por tres delitos de cohecho, cinco diputados desaforados también sometidos a proceso y ahora además indaga el monto y uso de los gastos reservados de la Cancillería, acumula cuadernos en busca de una hebra que lo lleve a configurar otros y nuevos delitos.



Cercanos a Aránguiz justifican la forma de trabajar del juez argumentando que "por cada denuncia que le llega a sus manos él tiene la obligación de investigarla, esa es su misión", dice un colaborador.



Con esta política el ministro en visita rancagüino ya ha abierto por lo menos una docena de cuadernos con diversas denuncias. Algunas de estas ya las dejó, pues de acuerdo a su criterio judicial no le aportan a su investigación, mientras que las otras indagaciones y que apuntan al gobierno, por ahora, no tiene interés de desestimarlas.



El puntapié inicial de estas trenzas y que convierte Aránguiz como el juez de hierro comenzó en noviembre del año pasado cuando sometió a proceso al ex subsecretario de transportes Patricio Tombolini por tres delitos de cohecho. Donde en su resolución de ocho carillas da cuenta de las maniobras realizadas por la ex autoridad para el otorgamiento de concesiones y operar las plantas de revisión técnica en la Sexta Región a favor de conocidos empresarios de la zona.



Aránguiz también adelantó que investigaría la posible comisión de otros delitos y que afectarían a otros personeros de gobierno y parlamentarios dado al cúmulo de antecedentes que obran en su poder.



En esa línea, el ministro ha seguido al pie de la letra su cometido y quienes pensaron que bajaría el ritmo pues su investigación al lado de la ministra del caso GATE, Gloria Ana Chevesich, estaba algo agotada el juez dio el segundo batazo: inquirir sobre los gastos reservados del gobierno.



Son justamente estas nuevas causas que el ministro no piensa desestimar, pues cuando volvió de vacaciones abrió de oficio un expediente sobre malversación de fondos públicos, rol N° 57.138, en el libro de ingresos del 2° Juzgado del Crimen de Rancagua, luego de recibir nuevos antecedentes y recabar informaciones en los careos a que sometió a los distintos involucrados en el caso Coimas



De los dos ministerios, el que aparece más comprometido sería Secretaría General de Gobierno durante el período - año 1994, administración de Eduardo Frei- , en que se desempeñó como titular el desaforado diputado del PPD, Víctor Manuel Rebolledo.



Por trascendidos de fuentes judiciales, Aránguiz investiga si Rebolledo habría destinado fondos reservados para favorecer la candidatura de José Auth, actual embajador en Suecia, a la secretaría general del PPD.



El juez viajó a fines del año pasado a Osorno para indagar antecedentes del encuentro partidario en el restaurante Kiel de Puerto Montt, donde Rebolledo habría comprometido dineros públicos para respaldar la lista del ahora diplomático. En esa ocasión, Auth fue derrotado por Patricio Hales, quien contó con el apoyo de Ricardo Lagos.



Por ello su viaje ahora a Puerto Montt donde comenzará a indagar los vínculos y contactos de desaforado diputado con dirigentes de la zona.



En dicha gestión también aparece Alejandro Chaparro, el ex asesor del MOP, quien ha sido un activo colaborar del juez. Trascendió en fuentes judiciales que Chaparro ha mantenido al tanto al ministro de las actividades de Rebolledo cuando colaboró en el gobierno de Frei.



La relación entre ambos se ha tensionado al máximo, mientras Chaparro ha insistido, ante el ministro Aránguiz, de que era estrecho colaborador y asesor de Rebolledo, éste aún lo niega.



Las contradicciones evidenciadas en las declaraciones de Chaparro y Rebolledo habrían incidido en la determinación del juez de abrir un cuaderno reservado para investigar la vida pública del diputado PPD.



En el caso de la Cancillería, la indagación del juez se basaría en declaraciones que le hizo el ex subsecretario de Transportes, Patricio Tombolini, cuando concurrió a los tribunales de Rancagua el viernes 7 de febrero pasado.



En sus investigaciones para determinar los movimientos de la cuenta corriente del ex personero de gobierno, a Aránguiz le habría llamado la atención un ingreso permanente de un millón 600 mil pesos mensuales.



El procesado, ex funcionario del gobierno de Frei y de Lagos, habría sostenido ante el magistrado que esa suma correspondía a un sobresueldo que se le pagaba con fondos reservados de Relaciones Exteriores.



Lo que Aránguiz desechó



Entre los cuadernos que ha abierto Carlos Aránguiz en el caso Coimas y que ha ido desechado en el camino, han sido las investigaciones sobre la vida marital del ex subsecretario, Patricio Tombolini, a quien le amplió la investigación un auto de cabeza de proceso por bigamia. Indagatoria que a todas luces lo alejó de su línea investigativa.



Aránguiz, tratando de investigar los secretos de familia del ex subsecretario, y los recursos que éste poseía para mantenerla, lo llevó a viajar hasta Concepción para entrevistar a la primera mujer de Tombolini, Sandra Hermosilla, quien está en estado vegetal y con quien tuvo un hijo, Felipe.



El traslado del juez hasta la ciudad penquista no le sirvió de mucho para su investigación, sólo lo llevó a corroborar el mal estado de salud de la mujer de ex funcionario público, porque sólo después de interrogar a Tombolini en Rancagua aclaró que el ex subsecretario y su ex cónyuge, Sandra Hermosilla, habrían olvidado inscribir en el Registro Civil su nulidad.



Por ello que el ex funcionario aparece casado dos veces, la segunda vez con Alexia Cornejo. Cercanos al juez aclararon que el auto cabeza de proceso abierto por bigamia está totalmente cerrado y aclarado.



Otra causa que indaga el ministro y que a juicio de sus colaboradores "no tiene destino" es la segunda causa abierta a mediados de febrero que se basó en la denuncia hecha por la alcaldesa de Conchalí, Pilar Urrutia (UDI), quien presentó el 17 de enero pasado contra la diputada del PPD, María Antonieta Saa, y Chaparro, en su condición de recaudador de fondos de ese partido.



Para abrir este nuevo cuaderno el juez rancagüino se basó en versiones de prensa, donde la jefa comunal de Conchalí denunció que Saa había recibido de Chaparro 40 millones de pesos en los últimos meses de 2001 para las elecciones parlamentarias, desconociéndose el origen de esas platas.



Tanto la parlamentaria como el operador político negaron categóricamente esa denuncia y la diputada anunció la presentación de una querella contra la alcaldesa, por lo que Aránguiz habría dado por zanjado el caso.



La otra investigación que también comenzó el juez Aránguiz fue la causa originada en la denuncia de la ex empleada de la Seremi de Transportes de la VI Región, María Lorena Bravo Lobos, quien está procesada y prófuga de la justicia por la venta de patentes brujas para taxis colectivos.



La ex funcionaria presentó un escrito al magistrado en el que involucra al diputado socialista Juan Pablo Letelier en distintas gestiones ante dicha dependencia, con el objetivo de proteger al ex plantero Óscar Valenzuela, quien financiaba sus campañas políticas.



También denuncia que personal de la Seremi habría recibido protección del parlamentario, quien presentó contra ella una querella por injurias y calumnias.



La mujer optó por entregar los antecedentes a Aránguiz en lugar de la jueza subrogante del 1.er Juzgado Civil de Rancagua, ex 4° del Crimen, Carmen Cortés Salas, quien lleva el expediente de las patentes brujas.



Lo que queda



Las denuncias investigadas por Aránguiz y que cercanos cuentan que las abre con los diarios en la mano, "como también interroga con los diarios en el escritorio", se han ido desdibujando en el transcurso de la investigación.



Las indagatorias de interés y que aún sigue acumulando el juez y que tiene que ver exclusivamente con el caso Coimas son por el robo sufrido en la planta de revisión técnica de Alejandro Denham, donde desconocidos se llevaron un analizador y un valorizador.



Otra causa que dice relación con su investigación y que aún esta vigente es la denuncia hecha por el plantero Carlos Filippi por estafa donde aparece involucrado nuevamente Patricio Tombolini, pues según Filippi la ex autoridad habría obligado a los concesionarios de plantas de revisión técnica a usar un código de barras para acreditar los trabajos.



Otro cuaderno "que duerme" en poder del juez dice relación con el incendio que sufrió la planta de Carlos Filippi hace casi un año atrás. Cercanos al investigación indicaron que el juez tomo esta investigación pues a su juicio le servía para investigar las denuncias hechas por el plantero.



__________________

Vea Además:



Vea lo último sobre el caso Coimas en Rancagua



Vea lo último sobre el caso GATE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)