lunes, 23 de julio de 2018 Actualizado a las 11:17

Tras la muerte de decenas de c

Gobierno confirma protección a Río Cruces y mantiene cautela con Celulosa

por 27 noviembre, 2004

Ministro Dockendorff anunció que el comité de ministros de Conama dio el visto bueno a la creación de una norma secundaria de calidad del agua en el Santuario de la Naturaleza. Sin embargo, aseguró que los expertos aún no saben con certeza qué ha causado la muerte de aves y otras especies en el lugar.

La muerte de decenas de cisnes y otras especies en el Santuario Río Cruces tiene en alerta al gobierno que, en una reunión extraordinaria del comité de ministros de la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama), resolvió acoger la petición del Intendente de la Décima Región, Patricio Vallespín, de crear una normativa para evitar los daños por contaminación en este curso de agua.



El ministro secretario general de la Presidencia, Eduardo Dockendorff, anunció ayer en la tarde que, en la cita de secretarios de Estado, se trazaron las líneas de la agenda ambiental del 2005 y que en ese marco se discutieron "los hechos ocurridos en el río Cruces en el sur y la alarma que existe en la región con la muerte de algunas especies que están cerca del santuario de la naturaleza Carlos Andwanter".



Por este motivo, dijo Dockendorff, es que "hemos acogido una solicitud hecha por el intendente de la Región de los Lagos en orden a elaborar una norma secundaria de calidad del agua que nos permita tener garantías absolutas de que podemos asegurar en el transcurso del tiempo la existencia de ese santuario natural".



La creación de esta normativa -anunciada tempranamente por El Mostrador.cl- permitirá establecer valores máximos para las sustancias contaminantes que se evacúan en el lugar y, con esa información, fiscalizar más eficazmente la descarga de desechos industriales y agrícolas, entre otros.



Monitoreo al río Cruces



Además de la elaboración de una norma de calidad secundaria para el río Cruces, el comité de ministros resolvió implementar un plan de contingencia que incluye la supervigilancia de los contaminantes del lugar. Este plan contempla la participación de distintos servicios estatales, los que ya comenzaron a coordinarse.



Según explicó la directora de la Conama, Paulina Saball, "hemos hecho un equipo de trabajo entre la Corporación Nacional Forestal (Conaf), el Servicio Agrícola y Ganadero, la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar), que nos va a ayudar con una lancha, y la Conama, para el monitoreo día a día y minuto a minuto del santuario".



Esto, ya que pese a la voluntad política de dictar una norma de calidad del agua que facilite, entre otras cosas, la fiscalización, ésta, en el mejor de los casos, entrará en vigencia a fines del 2005 o principios del 2006.



El factor Celulosa Arauco



Junto con confirmar el proceso de elaboración de una norma secundaria que, según el propio gobierno, debiera entrar en vigencia antes de que termine el mandato del Presidente Ricardo Lagos, el ministro Dockendorff se refirió al estudio encargado por la Conama a la Universidad Austral, con el objeto de determinar la magnitud de la contaminación del río y, a partir de esa información, la identidad de los verdaderos causantes del daño ambiental a la flora y fauna del sector.



Al respecto dijo que "hemos estado en contacto permanente con los científicos que están trabajando en este estudio y ellos, al día de hoy, aún no tienen certeza absoluta de las causas que estuvieran detrás de esto".



A lo que agregó, en referencia a los cuestionamientos a Celulosa Arauco, que "es muy fácil caer en la irresponsabilidad de denunciar prematuramente, sin tener las causas y razones de fondo que pueden estar detrás de esto. Ya que hemos estado en contacto permanente con los científicos que están trabajando en este estudio y ellos, al día de hoy, aún no tienen certeza absoluta de las causas que estuvieran detrás de esto".



Manteniendo la cautela de sus declaraciones, Dockendorff insistió en que presumirán la inocencia de la industria mientras "no comprobemos lo contrario". Aunque añadió que "cada uno tiene que asumir su cuota de responsabilidad en preservar el medio ambiente".



Dura respuesta de los ambientalistas



Frente a las resoluciones del comité de ministros, la directora de Chile Sustentable, Sara Larraín, dijo que "es absurdo que el intendente Vallespín haya concentrado su acción en pedir a la Conama que dicte una norma de calidad secundaria del agua, que proteja los recursos del Santuario de la Naturaleza , ya que su tramitación demora más de un año y no garantiza que terminen los daños ambientales que se están produciendo ahora.



Por ello aseguró que "lo que el intendente debe hacer es pedir la paralización de faenas y cierre de la planta hasta que no se aclaren las 19 irregularidades que figuran en la investigación realizada por Conama. La empresa no puede continuar vertiendo al Río Cruces un 60 por ciento más que lo riles declarados en el SEIA -Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental-, porque la planta supera en 300 mil toneladas anuales las 550 mil autorizadas de producción".





___________

Artículos relacionados:



Gobierno reacciona y anuncia norma para frenar daños en río Cruces (25 de Noviembre del 2004)



Valdivia: Edil acusa falla fiscalizadora en muerte de cisnes (24 de Noviembre del 2004)



Advierten sanciones por incumplimientos a norma ambiental (23 de Noviembre del 2004)



Valdivia: Conama propone nueva multa contra planta de celulosa (23 de Noviembre del 2004)



Gobierno cede y ablanda estrategia para combatir contaminación a ríos (23 de Noviembre del 2004)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV