Michelle Bachelet promete a radicales darles el espacio que se merecen - El Mostrador

Sábado, 18 de noviembre de 2017 Actualizado a las 20:03

Si es electa Presidenta de Chi

Michelle Bachelet promete a radicales darles el espacio que se merecen

por 24 abril, 2005

Por votación unánime, el Partido Radical Social Demócrata (PRSD) dio su apoyo a Michelle Bachelet como su abanderada para las primarias de la Concertación. Los postulantes de ese partido, José Antonio Gómez y el senador Nelson Ávila, se "bajaron" y entregaron su respaldo a la candidata del mundo progresista.

"Chile necesita a los radicales". Con esta frase concluyó la abanderada presidencial, Michelle Bachelet, su discurso de agradecimiento a los integrantes del consejo nacional del Partido Radical Social Demócrata (PRSD) por haberla proclamado por unanimidad como la candidata a las primarias de la Concertación del 31 de julio.



En la mañana de ayer se temía un consejo difícil, pero a lo largo de la jornada la situación cambió, ya que en la mayoría de los encendidos discursos se apuntaba a que la ex ministra de Defensa y de Salud sería la elegida para representarlos en las primarias y en las internas del conglomerado oficialista, aunque siempre estuvo en duda la postulación del senador Nelson Ávila, incorporado hace poco tiempo a las filas del radicalismo.



El propio secretario general del partido, Ricardo Navarrete, hizo un llamado a evitar la votación y a proclamar a Michelle Bachelet por unanimidad. "Esperamos que prevalezca el buen juicio", sentenció haciendo clara alusión al senador Ávila, quien pese a que está recién llegado al partido quería postularse como precandidato presidencial de los radicales.



El propio timonel del PRSD, José Antonio Gómez, anunciaba, casi al final de la jornada, que "mi nombre ha sido mencionado para ser candidato, pero yo no voy a aceptar". Inmediatamente cedió la palabra al otro postulante. Entonces el senador Ávila subió al podium y comenzó su encendido discurso que sacó varios aplausos de los asistentes, incluida su más fiel admiradora, María Elena Hualquipán, quien desde las tribunas vitoreaba a su protector y al cabo le reprochó que finalmente se hubiera "bajado".



El lapsus de Ávila



Ávila hizo hincapié en que "llegué a este partido no a buscar refugio sino a una trinchera de lucha. Esta es una reserva política, moral y programática de la Concertación". Luego recordó que el enorme clamor popular por Michelle Bachelet "se ha convertido en un fenómeno digno de estudiar por los especialistas".



Agregó que Bachelet es un "fuerza telúrica, que amenaza con arrollar a esa derecha soberbia que en un momento determinado afiló sus colmillos detrás de este fraude que se llama Joaquín Lavín, pero yo no quiero esperanzas vacías que de la noche a la mañana se conviertan en espuma".



Exhortó a que los "radicales escuchen el llamado de la historia y se convenzan de una vez por todas que deben sacar su voz y que entre la lealtad a los socios de un conglomerado y a los principios, debe primar esta última".



Esta frase, que sacó aplausos, no dejaba en claro si iba a deponer su postulación, pero la siguiente sembró aún más la duda. "Entre un Lavín con pantalones, uno con falda y uno con traje sastre hay que marcar la diferencia".



Ávila se fue a su asiento, pero se le olvidaba lo más importante: decir si aceptaba o no ser precandidato presidencial. Entonces volvió a tomar la palabra, en medio de las risas de sus camaradas, y pidió que "en los próximos minutos aclamemos por la unanimidad a Michelle Bachelet como candidata presidencial".



Gómez y su directiva sintió un respiro al escuchar las palabras de su nuevo correligionario. Allí inmediatamente tomó la palabra y aclamó a Bachelet como la abanderada de su partido. Hizo una votación a mano alzada y se eligió en forma unánime a la ex ministra de Defensa como su carta para las primarias.



Eran pasadas las 18:30 horas, cuando Gómez telefoneó a su candidata, quien inmediatamente le respondió que "se sentía honrada" con la aclamación unánime del partido y que iría de inmediato al edificio del ex Congreso Nacional a agradecer el apoyo radical.



Requerido respecto a que dirá la abanderada de la DC, Soledad Alvear, por este apoyo de los radicales a su adversaria en las primarias, Gómez acotó que no sabe si ella se enojara, pero esta aclamación "no se hace en función que sea una mejor que otra, sino que en base a definiciones de orden político".



"No hay cargos"



Gómez precisó que este apoyo tuvo su fundamento en que "se defenderá un programa político que muestre una preocupación real por la seguridad pública, por la gente más pobre y de clase media, y tambièn apunta a resolver los problemas del sistema previsional. En ese sentido, hemos decidido apoyar a Michelle Bachelet. Aquí no hay cupos, ni cargos de gobierno".



Sin embargo, la propia Bachelet cuando llegó a la sede del ex Congreso aseguró que "si yo soy Presidente de Chile, los radicales tendrán el espacio que se merecen. Las coaliciones políticas tienen que estar representadas en totalidad y ellos pueden contar con mi palabra".



Además les dijo que iba a incorporar " a la brevedad" a los radicales a su comando y a todos los trabajos territoriales y programáticos.



Los disidentes



Entre los disidentes que querían un abanderado propio estaba el secretario nacional de regiones, Augusto Parra, quien dijo que apoyaba lo resuelto por el partido, "pero hay temas pendientes que debe asumir la Concertación y este consejo general que pensó en algún momento plantear otra candidatura nos permitió poner en la agenda algunos temas importantes".



Tamara Sepúlveda igual estaba un poco decepcionada. "Era partidaria de un candidato propio que en la persona de Nelson Ávila llevara el ideario y el espíritu radical a todos los lugares del país. Siento que en mi corazón siempre he tenido a Michelle, pero también a mi partido. En algún momento nos íbamos a bajar, pero era una forma de marcar presencia dentro de la Concertación".



Cupos parlamentarios



José Antonio Gómez dijo que con el PPD-PS hay un pacto "y se nos ha reconocido que nosotros tenemos la posibilidad de llevar 13 candidatos a diputados y dos al Senado".



El diputado Alberto Robles reafirmó la existencia de este preacuerdo con el bloque progresista en los mismos términos en que lo expresó Gómez. Es decir, 13 postulantes a la Cámara y dos a senadores. Aunque "tenemos que llegar a los detalles de los distritos".



Consultada Michelle Bachelet por El Mostrador.cl si su promesa en relación a que "los radicales tendrán el espacio que se merecen" se refería a también ayudarlos a negociar los cupos de diputados y senadores, señaló que "eso será materia de los partidos y yo estoy segura que están las mejores condiciones para llegar a un buen acuerdo. En mi gobierno -subrayó-, el Partido Radical tendrá la representación que se merece".



Según la última elección de concejales de octubre del 2004 y que da cuenta del mapa electoral del país, el bloque PPD-PS-PRSD, que apoya a Michelle Bachelet, cuenta con 25,48% de las preferencias, dentro de la Concertación, mientras la Democracia Cristiana, que respalda a Soldad Alvear, tiene un 20,27%.





Artículos relacionados:



Radicales no descartan llevar un candidato propio a las primarias (23 de Abril del 2005)



DC ofrece subpacto parlamentario a radicales y pide apoyo para Alvear (22 de Abril del 2005)



Progresismo firmaría mañana preacuerdo parlamentario con radicales (19 de Abril del 2005)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)