martes, 25 de septiembre de 2018 Actualizado a las 12:48

De aprobarse proyecto de ley

Cultura - El Mostrador

Un millón de dólares destinará el Estado para recuperación del bosque nativo

por 14 octubre, 2005

El ministro de Agricultura, Jaime Campos, anunció que de entrar en vigencia la ley sobre Bosque Nativo y Fomento Forestal, que se encuentra entrampada en su trámite en el Senado, el Gobierno podría destinar cerca de un millón de dólares, en una primera etapa, para recuperar este recurso natural que está muriendo por degradación.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El ministro de Agricultura, Jaime Campos, reconoce estar "angustiado" porque todavía la ley de Bosque Nativo y Fomento Forestal no es despachada por las comisiones unidas de Agricultura y Medio Ambiente del Senado para que sea votada en la Sala. La iniciativa legal se discute hace trece años y pese a ello todavía no logra que se llegue a un consenso entre los diferentes actores involucrados.



Pero el Gobierno no quiere más dilaciones. La ley tiene urgencia para su discusión, y espera que los parlamentarios reaccionen.



"Me imagino que diez senadores no son el Senado. Despachen eso rápidamente a la Sala y que la Sala se pronuncie. Ahí veremos que opinan los representantes de la soberanía popular", sostuvo enfáticamente y agregó que "para que exista una ley de la República no es necesario que la cosa sea aprobada por consenso".



De darse luz verde al proyecto, el secretario de Estado estima que en una primera etapa el Ejecutivo podría destinar cerca de un millón de dólares para rescatar el bosque nativo que hoy está en franca degradación, como señala Campos, ya que hasta el momento no existen los instrumentos que permitan entregar subsidios para recuperarlo.



"Creo en un primer año se podrán gastar un millón de dólares, y en un segundo año se podrán gastar más, porque estos son instrumentos que se demoran en asentarse y a lo mejor, en algún minuto, cuando estemos en régimen y todo el mundo que es propietario de bosque nativo esté usando estos recursos se podrán ocupar 8 a 10 millones al año, pero eso es algo que hay que ir evaluando año tras año", dijo a El Mostrador.cl.



¡El bosque nativo no es una religión!



En la actualidad, el Estado sólo subsidia a los pequeños propietarios que posean plantaciones forestales, las cuales se rigen por el Decreto N° 701, la misma que permitió en la década de los '80 el auge de la industria forestal en el país.



"El gran drama del bosque nativo hoy día en Chile, es que está muriendo por degradación. El bosque nativo tienes que intervenirlo, tienes que podarlo, tienes que ralearlo, tienes que limpiarlo, porque si no lo intervienes el bosque se va a ir degradando, se va a ir perdiendo y como hoy en Chile no hay un incentivo económico al manejo sustentable del bosque nativo nadie lo hace y ahí esta prácticamente entregado a la contemplación y degradándose día a día", señaló.



Campos explica que los recursos son precisamente uno de los puntos en los que existe divergencia para la aprobación de la ley. Algunos sectores, como la Red de Bosque Nativo, que agrupa a organizaciones ambientalista y pequeños propietarios, querían que el proyecto especificara cuánto era el monto que iba a gastar el Estado por este concepto. Sin embargo, el Ejecutivo no estuvo de acuerdo con la idea.

"Hay quienes querían que el proyecto dijera cuánta plata va a gastar el Estado de Chile en esto... 10 millones de dólares al año, 15, 50. Pero el proyecto no habla de cantidad, la ley de presupuesto es la que año tras año irá determinado los montos", indicó Campos.



Cabe recordar que en Chile existen 15 millones 600 mil hectáreas de bosque, 13,4 millones corresponden a bosque nativo. Su principal dueño es el Estado, el cual a través de su sistema de áreas silvestres protegidas, posee más de un tercio del todo el bosque que existe en el país; otro porcentaje está en manos de privados (como Tompkins y Piñera), que en conjunto suman el 50%. Mientras que el saldo les pertenece de medianos y pequeños propietarios quienes podrán acceder a los recursos que disponga el Estado vía concurso público.



Es por ello, que el ministro de Agricultura afirma que "nunca los intereses de los defensores, de los protectores del bosque nativo han estado más guarnecidos que con el proyecto de ley enviado por el Ejecutivo. Lo único que yo deseo es que aquí hay que conciliar dos objetivos, por un lado conservar, preservar, este patrimonio de la naturaleza, pero también incorporarlo al desarrollo nacional. ¡Si el bosque nativo no es una religión!, no está simplemente para la adoración como algunos creen", enfatiza.



Discusión casi ridícula



Para el secretario de Estado, el proyecto de ley en discusión cumple con tres objetivos básicos que son los siguientes: contar con un texto único que recopile toda la legislación en materia de bosque nativo y la actualice; generar un sistema incentivo económico para su manejo sustentable; actualizar las penas por los delitos cometidos contra el bosque; y por último, devolver a la Conaf facultad de ingresar a los predios de privados para fiscalizar.



De acuerdo a lo anterior, Campos plantea que los acuerdos alcanzados representan cerca de un 95%, mientras que sólo existe un 5% que está pendiente, pero que no es obstáculo suficiente para no permitir que la iniciativa avance en el Congreso.



El primer aspecto en controversia, está relacionado con los recursos que se destinarán para el manejo sustentable del bosque; el segundo, está con la definición de bosque, debido que en la legislación chilena nunca se ha definido qué se entiende por él; el tercero, se refiere a que no hay acuerdo en el tema de cortar (no explotar) monumentos naturales, ni al destino final del alerce muerto.



-Ministro. ¿Cómo queda finalmente el tema de la definición de bosque en el proyecto de ley?

-Aquí se enfrentaron dos posiciones. Unos que dicen que bosque se considera la especie arbórea en cualquier estado de desarrollo desde que es plántula, es decir, germinó la semilla y la puedes considerar bosque; otros, basados en informes científicos dicen no...para que una superficie de plantaciones arbóreas puedan tener el carácter de bosque se necesitan que, a lo menos, tengan dos metros de desarrollo. Pero qué es lo que hizo el proyecto del gobierno, nos fuimos por el ancho camino del medio y dijimos ni lo uno, ni lo otro: con un metro de desarrollo lo vamos a considerar bosque.



Ahora, la verdad es que ésta es una discusión absolutamente bizantina, porque para considerar una superficie bosque no basta con el desarrollo de la planta, se requiere densidad, se requiere un mínimo de cobertura, y la cobertura la da la altura y como la ley señala un porcentaje de densidad es una discusión bizantina, al punto que el Decreto Ley 701, que es la ley de bosque aquí en Chile, no define lo que es bosque, simplemente de cobertura y esa es la primera gran discusión, ¡casi ridícula!



-Uno de los puntos más controvertidos, según ambientalistas y algunos senadores, es que el proyecto permitirá la sustitución del bosque esclerófilo de la zona central por plantaciones hortofrutícolas. ¿Cuál es la versión del Gobierno?

-Hoy día no existe ningún inconveniente en que un propietario de bosque esclerófilo le diga a la Conaf "voy a echar abajo mi bosque esclerófilo y voy a plantar viñas o paltos". Lo único que él tiene que probar es que en esos terrenos, en algún momento determinado, fueron destinados a la agricultura o a la ganadería, y acreditado que sea ello, la Conaf está obligada a autorizar ese plan de manejo de explotación del bosque esclerofilo. Por tanto, comprenderán que la fuente de arbitrariedad o discrecionalidad que tiene la Conaf hoy es absoluta. Porque ocurre que a unos (agricultores) le puede decir que sí y a otros que no. Y lo que es más grave, no existe ninguna obligación de compensar ese bosque, porque no hay reglamentación.



En ese sentido, el proyecto de ley dice, ok, de acuerdo, se mantiene la posibilidad de sustituir bosque esclerófilo por plantaciones frutales, que son tan árboles como el otro, pero lo acota, no cualquier bosque esclerófilo. Establece que éste no puede tener una densidad mayor a un 30%; dicho de otra manera, si el bosque es muy tupido, si tiene una alta densidad, ahora la Conaf no lo va a poder autorizar. Segundo, la ley agrega el factor de la pendiente, porque no es lo mismo echar abajo un bosque esclerófilo en un terreno plano que en un cerro, porque la pendiente puede ser factor de erosión; y en tercer lugar, se establece un principio que es básico materia de bosque nativo, que obliga a los propietarios a plantar la misma cantidad de bosque nativo en cualquier otro lugar.



''Quieren que el Gobierno pique''



-Los detractores del proyecto han denunciado que se permitirá la corta de monumento naturales, como el alerce, la araucaria, etc. ¿Cómo se resguardará su protección?

-Los monumentos naturales no se pueden explotar, está prohibido, sin embargo, la propia convención de Washington, tantas veces citadas, dice que no se pueden explotar, pero señala que la autoridad puede autorizar su corta, no la explotación, por razones científicas, o por razones de inspección fiscal. Qué entiende por inspección fiscal, no lo define. Por otra parte, la norma chilena, que no es uno, son varios decretos de distintos gobiernos, dice que los monumentos naturales o especies en extinción, se puede autorizar la corta por razones científicas, por razones de seguridad nacional y por razones de obras públicas.



¿Qué dice el proyecto de ley?, repite los conceptos anteriores, pero como el país ha cambiado en materia de obras públicas, porque hoy día como consecuencia de las concesiones, muchas de las obras públicas que estaba haciendo el Estado hoy están en manos de los particulares, en vez de hablar de obras públicas, se habla de emprendimientos de interés nacional o interés regional.



A lo anterior, se suman dos agregados. Se dice perfecto, se autoriza la corta de la especie en extinción, pero el autorizado tiene la obligación de compensar. Todo previa aprobación del Estudio de Impacto Ambiental respectivo. ¿Se dan cuenta que la situación es mucho mejor, que la situación de hoy día?, porque la Conaf puede autorizar al ministerio de Obras Públicas para cortar un monumento natural porque está construyendo un camino, pero ocurre que no está obligado a plantar nada ni a compensar. La prohibición además, se refiere sólo a los monumentos naturales, realmente naturales, no a los plantados por el hombre.



Finalmente. ¿Cuál será la posición definitiva en torno a la explotación del alerce muerto?, ¿están de acuerdo con una moratoria como proponen algunas ONG ligadas al tema?

-Hoy día nuestra legislación permite la extracción de alerce muerto, claro, el alerce vivo está prohibido explotarlo, pero está permitida la extracción del alerce muerto, máxime cuando se calcula que en Chile hay tres millones de metros cúbicos de alerce en estas condiciones (por distintas razones, muerte natural, aluviones, incendios).



Hay algunos que dicen no, que esto no puede continuar, que hay que prohibir la extracción de alerce muerto, porque esto es un incentivo para tratar de matar más alerce. Pero lo único que algunos quieren es que el gobierno pique y decrete la prohibición del alerce, pero estaríamos afectando el derecho de propiedad de los dueños y estaríamos obligados a compensarlos lo que vale algunos miles de millones de dólares ¿de donde vamos a sacar el dinero?, me da la impresión que hay otras urgencias en el país...Y so pretexto de este argumento medioambientalista está eso, el interés de los propietarios de alerce muerto para recurrir al día siguiente (de la moratoria) a los tribunales de justicia y demandar al fisco por indemnización"





Artículos relacionados:



Proponen 'ley corta' para destrabar trámite de proyecto sobre Bosque Nativo (29 de Septiembre del 2005)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV