domingo, 23 de septiembre de 2018 Actualizado a las 04:08

En la provincia de Corrientes

Polémica en Argentina por incierto futuro de tierras compradas por Tompkins

por 18 octubre, 2005

El representante del ecologista norteamericano en Argentina, Jorge Leconte, negó que su cliente se haya comprometido a donar los vastos terrenos adquiridos en la reserva acuífera del Iberá -cerca de un cuarto de millón de hectáreas- y responsabilizó de la errónea versión a la fundación trasandina Ecos. De paso, desmintió que se esté usando la violencia para expulsar a los lugareños.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Molesto se encuentra el ecologista norteamericano Douglas Tompkins con el diario Clarín de Buenos Aires, tras la publicación de un reportaje el domingo recién pasado, en el que se denuncia el violento hostigamiento del que estarían siendo objeto los lugareños en la reserva natural Los Esteros del Iberá, ubicada en la provincia de Corrientes, al noreste de Argentina.



Su apoderado en ese país, Jorge Leconte, informó a El Mostrador.cl desde Corrientes que su representado se contactaría, en horas de la tarde de ayer, con el diario para aclarar el tema y desmentir que ese tipo de irregularidades estén ocurriendo en los terrenos adquiridos por la Fundación Conservation Land Trust que dirige el norteamericano.



La reserva de los Esteros del Iberá es el mayor proyecto de conservación ecológica actualmente en la Argentina, pues posee un millón 300 mil hectáreas, de las cuales el 60% está en manos de privados y a futuro podría ser parte del denominado Sistema Acuífero Guaraní (SAG) que une a Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina, la tercera reserva de agua más grande del mundo, de encontrarse una conexión entre los torrentes subterráneos con los superficiales del Iberá. Dichos estudios actualmente están siendo realizados bajo la supervisión de la Organización de Estados Americanos (OEA)



En la actualidad, según cifras extraoficiales Conservation Land Trust posee 270 mil hectáreas de las 325 mil que pretende adquirir Tompkins finalmente en la zona.



Según Laconte, la prensa trasandina está tergiversando las cosas, ya que lo único que existe son acciones preventivas contra cazadores furtivos, las que han sido coordinadas debidamente con gendarmería y la policía de la provincia.



En el reportaje de Clarín se relata el caso de Ramón Gómez, un anciano de 72 años, que habría sido expulsado de la localidad conocida como "Ñupi", junto a sus dos nietos, pese a que su esposa esta enterrada en el lugar. Además se citan versiones de testigos que aseguran que los empleados de Tompkins hacen sobrevuelos rasantes en avioneta, incendian los campos y realizan matanzas de animales para amedrentar a los habitantes.



"Yo no le puedo decir si este señor existe o no existe, porque realmente no me consta. Hoy (por el lunes) lo único que hice fue ponerme a averiguar si alguna vez actuamos contra esta persona, porque todos los procedimientos que nosotros tenemos lo hicimos con la policía y Gendarmería contra los cazadores furtivos, pero de ahí a vuelos rasantes y que quemamos campos, no", dijo Leconte.



No a la donación



La situación de Tompkins en Argentina es análoga a la que pasó hace años en Chile cuando compró lo que es hoy el Parque Nacional Pumalin. Muchos colonos denunciaron presiones para vender los terrenos aledaños a las tierras que habían sido adquiridas para conservación, tejiéndose todo tipo de historias y leyendas en torno a su persona.



Pero el representante del ecologista "profundo" señala que la molestia no sólo está vinculada con la aparición de los "cazadores furtivos", sino que también con las versiones que ha hecho circular la fundación transandina Ecos, a cargo del proyecto de conservación del área, la cual ha señalado que Tompkins donará las tierras a la Argentina.



"Mire, esa es una cosa que lo puso la gente de la Fundación Ecos, no la compartimos, porque eso es hablar de futurología. (...) Hasta que no se den ciertos lineamientos de que realmente va a ser un área protegida, no podemos hablar de donación. Cuando eso esté organizado como área protegida...cuando tenga la seguridad de que eso va a ser cuidado como corresponde, es muy probable que tome la determinación que tomó en Chile, pero hasta tanto eso no se dé, es totalmente mentira que se va a donar", afirmó.



Según su versión, Ecos elaboró el proyecto de "Manejo y conservación de la biodiversidad en los humedales de los Esteros del Iberá", para presentarlo al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. Con ese propósito, la fundación informó a la Cancillería -organismo a través de la cual se hace oficialmente la postulación- que entre los aportes "de terceros" para la iniciativa se encontraban los terrenos comprados por Tompkins, los cuales serían donados a la Argentina, pero Tompkins pidió que eso fuera desmentido.



"La Fundación Ecos habló de un aporte de Tompkins de donación de las tierras por el hecho que ellos tenían que presentar a las Naciones Unidas aportes de terceros (y ésta completaba los aportes restantes). Entonces, en ese momento la señora Leichner (presidenta de Ecos), presentó una nota a Cancillería diciendo que el aporte de la empresa era la donación de terrenos. Eso fue desmentido oficialmente ante ese ministerio con las aclaraciones correspondiente. Presentaron una aclaración diciendo que fue una mala interpretación de la traducción (del documento final presentado), que lo que decía (en realidad) era que Tompkins ponía a disposición del proyecto las tierras, para que se hagan investigaciones", indicó.



Declaraciones desatinadas



Para la presidenta de la Fundación Ecos, Maria Leichner, el artículo de Clarín no responde a la realidad y lo atribuye a los intereses que uno de los propietarios de esta empresa periodística -Copra Aranda S.A- tiene en la producción de arroz que se desarrolla en un sector limítrofe a la reserva. Por ello, no descarta acciones legales contra el diario.



"La gente de Copra Aranda S.A es uno de los dueños de Clarín y están haciendo una represa para inundar y hacer arroz", sostuvo.



Leichner aclara que no son una organización que trabaja a partir de Tompkins, sino que son un entidad que está ejecutando un plan de manejo en toda el área, a la cual llegó el empresario ecologista. Pero su labor es generar un ordenamiento territorial completo. Ahora, respecto de las declaraciones de Laconte, las considera no apropiadas.



"Eso es un tema de interpretaciones, la declaración de Jorge fue bastante desatinada. Si tú lees los estatutos del Conservation Land Trust para qué se hace esto, es para donar, ese es el objetivo. Lo va hacer no en los tiempos que se le quieren exigir, lo va a hacer cuando él considere que esté todo organizado y que se haga cargo un Estado es muy complejo porque además tiene que aceptarlo", aseveró.



Pese a las declaraciones del apoderado de Tompkins, la presidente de Ecos confía ciegamente en el ex empresario estadounidense. Señala que tiene muy buenas relaciones con él y su señora, Kris Mac Devitt.



"¿Es obligación de él donar? Bueno, él está comprando por un plan de donación para parques nacionales, todo lo demás que se ha dicho sobre su persona no tiene basamento...Viene de todo el tema de que se iba a robar el agua...Y si hay alguna forma de que eso sea posible, te puedo asegurar que Tompkins no lo tiene en su mente", dijo.



La provincia de Corrientes



Para el administrador del Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICCA), Mario Rubén Rujana, lo aparecido en Clarín todavía no puede ser constatado en la realidad. Hasta sus oficinas no han llegado reclamo de algunos de los lugareños que puedan estar viviendo en forma ilegal en dichas tierras y cree que puede existir temor en la población para denunciar.



"No obran antecedentes de denuncias dentro del instituto, además no creo que sean intrusos, sino que autóctonos o muy antiguos", comentó.



Sin preguntárselo, dice que en la Provincia de Corrientes hay una constante preocupación por las amenazas externas, tanto por la triple frontera, la instalación de una base militar de EE.UU. en Paraguay y el acuífero Guaraní: "Hay una efervescencia de que vienen a invadirnos por el agua, eso está presente en el ambiente".



Pero advierte: "El agua subterránea y superficial es de dominio publico, es más, en la próxima reforma constitucional de la Provincia de Corrientes, se le va a dar rango constitucional a que el agua de dominio publico es un bien inajenable".



Pero Mario Rubén Rujana sabe que una cosa son las leyes y otra la realidad: "Corrientes tiene leyes propias de protección del acuífero en el Código de Aguas. Ahora si quieren hacer lo mismo que Estados Unidos con Irak, ahí no hay leyes que valgan. Ahí vale más la fuerza que la razón".



Finalmente, sobre el tema de la futura donación de Tompkins, dijo que es algo que se comentó en su momento, "eso dice su apoderado. Pero hasta el momento no hay nada escrito", concluyó.



____________

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Plazos MOP

Envíada por Enrique Álvarez Jaque | 22 septiembre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV