domingo, 17 de junio de 2018 Actualizado a las 18:15

Valora gesto de nuevo comandan

Hermana de Miguel Woodward se reunió en Londres con jefe de la Armada

por 2 noviembre, 2005

Familiar de sacerdote víctima de torturas habló con el almirante Rodolfo Codina, en julio pasado en Londres. Allí le señaló que no culpa a los actuales mandos, pero que ''dirijo la mirada, en estos momentos, al comandante en jefe para que devele los hechos ocurridos en el buque escuela Esmeralda en septiembre de 1973''. ''Sin verdad y sin justicia -añade-, no se puede pensar en desagravios''.

Patricia Woodward llegó hace dos semanas de visita a Chile y estará en nuestro país por seis meses ya que su idea es conocer el estado de la investigación que sustancia la jueza Eliana Quezada por la muerte de su hermano, el sacerdote diocesano Miguel Woodward Yriberry, ocurrida tras intensas sesiones de torturas en el buque-escuela Esmeralda, en Valparaíso.



Ella está convencida, al igual que los ex presos de la Dama Blanca, que si no hay verdad ni justicia en este caso la Armada no podrá efectuar ningún acto de desagravio -como pretende- con las personas que fueron detenidas y llevadas a bordo del buque escuela tras el golpe militar de 1973.



Pero la hermana de esta víctima emblemática de la represión tiene más confianza en el actual comandante en jefe de la Armada, almirante Rodolfo Codina, a quien conoció en julio pasado cuando se reunieron en Londres, que en los anteriores mandos de la fuerza naval. Incluso en esa ocasión el alto oficial le manifestó su congoja por lo ocurrido con el sacerdote que tenía doble nacionalidad, la chilena y la británica. "Fue el primer pésame que me daba un comandante en jefe de la Armada a mi y a mi familia, después de 32 años", dijo Patricia en el perfecto español que aprendió durante los diez años que vivió en nuestro país y que practica a diario en Madrid, donde actualmente reside.



-¿Cuál es el motivo de su viaje a Chile?
-Venimos todos los años para ver cómo va la querella y la investigación, que está bajo secreto de sumario, además de hablar con nuestro abogado. También estamos aquí en Placeres (Valparaíso), en la población Progreso, donde murió mi hermano y nos reunimos con la gente que formó el año pasado un centro cultural en su memoria.



-¿Cómo va la investigación?
-La lleva la jueza Eliana Quezada. Estamos contentas con ella, quien está trabajando mucho, pero estamos concientes de que también tiene que ver muchas otras causas. Pero estamos esperando que finalice su tarea de la mejor forma posible.



-¿Cuándo esperan que ello suceda?
-No tenemos ninguna idea fija.



¿Usted confía en la justicia chilena?
-Bueno, hemos tenido altos y bajos hasta ahora, pero últimamente yo confío en la jueza. Espero que ella pueda completar la investigación y que se pueda castigar a los culpables. Esa es una cosa que pedimos, indudablemente, y que nos digan además dónde se enterró el cuerpo de mi hermano para que se pueda llevar a cabo una exhumación. Es decir, que la Armada devele todos los datos de lo sucedido en la Esmeralda.



La cita de Londres



-¿Cuál es su opinión sobre el almirante Codina?
-Yo me entrevisté en julio pasado, en Londres, con el almirante Codina. Fue una cita muy cordial y particular que se consiguió a través de los contactos que tenemos. Por primera vez lo conocía personalmente y aprecie mucho su pésame por la muerte de mi hermano. Fue el primer pésame que me daba un comandante en jefe de la Armada, tanto a mí como a mi familia, después de 32 años.



-¿Qué le planteó en la entrevista?
-Lo que siempre he expresado y quedó claro es que yo no culpo a los actuales miembros de la Armada, ni a los que integran los cruceros del buque escuela, pero dirijo la mirada, en estos momentos, al comandante en jefe para que devele los hechos ocurridos en la Esmeralda en septiembre de 1973. Y, si no hay datos, se debiera explicar por qué no los tienen.



-El caso de su hermano ciertamente es emblemático porque fue el único que murió a bordo del buque-escuela.
-Se dice que es emblemático para Valparaíso y detrás de esto se encuentran todas las víctimas de derechos humanos que fueron objeto de torturas en todas las dependencias de la Armada en la Quinta Región. Es una situación que, a pesar de los 32 años ocurridos, afecta continuamente a miles de familias. Entonces yo me pregunto: sin verdad y sin justicia ¿cómo se puede pensar en desagravio? Eso es independientemente de quién está a cargo de la Armada.



¿Se va a entrevistar con el jefe de la Marina nuevamente?
-Yo vengo llegando recién hace 15 días. Me estoy ambientando un poco ya que yo nací y pasé los primeros diez años de mi vida aquí y me resulta todo muy emocionante.



-¿Y si el jefe de la Marina quiere hablar con usted?
-Le dije que siempre estaría dispuesta a seguir la conversación con él sobre este tema. En mi opinión y la de muchas organizaciones de derechos humanos en todo el mundo, la Armada tiene que reconocer nuestro derecho a la información, la que solo dicha entidad puede proporcionar.



''Acto de desagravio hoy es inviable''



¿Usted es partidaria de hacer el acto de desagravio en la Esmeralda?
-Mi opinión personal es que hacer un acto de desagravio en las actuales circunstancias sería inviable.



-¿Por qué no hay verdad ni justicia?
-Exactamente, y porque está de por medio una investigación judicial que interpuse y eso no está resuelto. Para mí sería imposible.



-Lo cierto es que la Armada quisiera hacer el acto antes del próximo zarpe de la nave, en marzo del próximo año.
-La Armada puede tener muchas ideas. Yo pensé que el año pasado este tema se iba a resolver y no fue así. Tengo muchas expectativas cifradas en este viaje para ver cómo sale todo.



-¿Espera de verdad que haya justicia y le digan quién mató a su hermano?
-Se tendría que descubrir todo el entramado de la tortura de La Esmeralda. Eso como mínimo. Tendrían que reconocer las demás torturas y violaciones a los derechos humanos que se efectuaron en las dependencias de la Armada en la Quinta Región. Es un asunto muy serio.



-¿Por qué ha pasado tanto tiempo sin que esto se resuelva?
-Me parece increíble que esto no se haya resuelto antes, porque mientras más se esconde más desconfianza se tiene en la Armada, pero yo creo que la Marina se está abriendo a la sociedad y ese es el mensaje que da el almirante Codina en las entrevistas que he podido leer.



-¿Se nota efectivamente un cambio entre el almirante Codina en relación al resto de los jefes de la Marina en democracia?
-Sí. Yo no había tenido oportunidad antes de hablar con un jefe naval. Ahora bien, la persona de don Rodolfo Codina puede ser muy abierta y muy a favor de mi causa, incluso, pero él es el comandante en jefe de la Armada. Es la institución la que tiene que dar la cara y decir lo que ocurrió. Si no hay indicio de eso, si no quieren y piensan que eso se debe hacer a futuro, en el siglo que viene, no sé... Cuando se mira desde el extranjero se ve muy lamentable que no se haga un esfuerzo en este sentido. También se está perjudicando la propia imagen de la Esmeralda que seguirá con cruceros por donde pueda y no por donde quiere, pues siempre habrá alguien que dirá lo que pasó en 1973.



-¿La Armada pedirá perdón alguna vez?
-No sé, yo trabajo en derechos humanos en España y en Amnistía Internacional concretamente nosotros hemos visto muchos casos. Cuando uno ve el tema de derechos humanos no se ve que baste con meramente decir perdón sino que se debe investigar lo que ocurrió, ver cómo sucedió, quien lo efectuó, cómo lo hicieron, etcétera. Creo que eso sería algo muy sano y muy interesante para la Armada.



-Si se cumplen sus peticiones, ¿iría al acto de desagravio?
-Yo iría si nuestras exigencias de información se ven cumplidas y se hace justicia con la gente que estuvo involucrada y se dan a conocer los nombres de las personas que dieron las órdenes. Claro que iríamos, pero yo lo veo imposible por ahora.



-Y más adelante?
-Habría que verlo.



¿Quién debería dar el primer paso?
-Soy sencilla y abierta y no pretendo ningún tipo de protagonismo. Creo francamente que lo mejor para Chile, la gente, y las víctimas es que esto se debería sanar. Y no somos nosotros los que tenemos la llave para dar un paso en ese sentido.



-¿La tiene la Armada?
-Claro.



Contacto:mlopez@elmostrador.cl



Artículos relacionados



''La Esmeralda, a pesar de todo, va a seguir representando un Auschwitz'' (24 de septiembre del 2005)



Acto de desagravio en buque escuela Esmeralda se realizaría el próximo año (28 de julio del 2005)



Senador Jorge Martínez Busch niega haber participado en consejos de guerra (24 de junio del 2005)



''Estoy convencido de que uno de los jueces era Jorge Martínez Busch'' (22 de junio del 2005)



Esmeralda provocó áspero choque entre Soledad Alvear y Michelle Bachelet (18 de mayo del 2005)



Esmeralda partió con protesta de familiares de Woodward (13 de marzo del 2005)



A fines de enero se realizaría desagravio de Esmeralda (30 de diciembre del 2004)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)