viernes, 20 de julio de 2018 Actualizado a las 02:29

El análisis interno tras las c

"Hay interesados en restarle protagonismo político al Partido Socialista"

por 27 agosto, 2006

Vicepresidente de Senado, Jaime Naranjo, afirma, a su vez, que en este país los empresarios ''se han acostumbrado a que les rindan pleitesía'' y se escandalizan cuando alguien dice verdades ''poco convenientes'' sobre las relaciones laborales. En la colectividad se demanda discutir sobre el fondo del tema y no respecto a la forma de las expresiones empleadas en el debate.

"Hay algunos que quieren restarle protagonismo al PS". Fuerte y claro se ha escuchado esa premisa en las discusiones de pasillo de la sede de la colectividad, ubicada en la calle París, luego de que el senador por la X Región y presidente de la colectividad, Camilo Escalona, recibiera una andanada de críticas tras sus dichos sobre el fracaso de un artículo de la ley de subcontratación, referido al concepto de empresa.



Se agrega, en fuentes escalonistas, que "también puede haber interesados en complicar la conducción interna del dirigente", en momentos en que él se ha esforzado por encauzar la conducción política hacia la defensa del gobierno de la Presidenta Bachelet y su programa.



"Escalona está cumpliendo una función muy relevante en el éxito de la coalición y del Gobierno, y por eso es bueno y conveniente, para algunos, intentar debilitarlo políticamente", se especula.



"En lo que se refiere a los dichos del presidente del PS, por las conductas de algunos empresarios, la derecha se ha escudado en la forma, para evitar debatir sobre el fondo del tema", se comenta en la colectividad.



Se agrega que lo que "ha hecho Camilo es solo usar un lenguaje directo para algo que todo el mundo sabe y que es que en este país se usa y abusa de los derechos de los trabajadores".



Sobre algunas críticas internas que habría recibido el dirigente por sus malas relaciones actuales con la DC, se sostiene que "la voluntad del partido es seguir trabajando en la Concertación como siempre, con todos sus aliados sin excepción, porque ese es el gran activo que tiene este país y nadie está dispuesto a dilapidarlo".



"Tenemos una representación de presidentes de partido de lujo y eso es un tremendo activo para cualquier coalición. No hay ninguna intención de afectar eso y desviarse del objetivo principal, que es apoyar el éxito del gobierno de la Presidenta", se sostiene en la tienda socialista y en particular en el ámbito del "camilismo", nucleado alrededor de la llamada "Nueva Izquierda".



Acostumbrados a la "pleitesía"



El vicepresidente del Senado, senador Jaime Naranjo, es uno de los dirigentes de la colectividad que cierra filas con Escalona, porque en cierta medida comparte la tesis de que hay interesados en afectar su posicionamiento político y el de la colectividad como un todo.



"Para nadie es un misterio que el mundo empresarial y el mundo de los poderosos en este país no han podido entrar en sintonía con la Presidenta Bachelet, porque a diferencia de Frei y de Lagos, que por experiencias de vida o de su propio trabajo gubernativo, tuvieron una relación directa con el sector privado, la presidenta Bachelet viene de otros mundos", afirma Naranjo.



"Hay allí una cierta desconfianza que nadie puede desconocer", parte diciendo el parlamentario. Tampoco Escalona ha tenido mayor relación con el mundo empresarial "y por lo tanto, se siente en plena libertad para decir lo que estime conveniente, especialmente cuando lo que dice están respaldado por la realidad, como lo sabe incluso la derecha".



"Acá se hace un tremendo escándalo, diciendo: Mire como este señor nos ha tratado mal. Pero acá no hay una relación especial con el empresariado, como pudo haber sido en otras ocasiones", indica.



"¿Porqué los va a tratar con guante blanco, si no tienen ningún vínculo? Parece que el empresariado de este país está acostumbrado a que los traten con demasiada deferencia o creen que hay que rendirles pleitesía y que ellos son tan poderosos que poco menos que hay que pedirles audiencia para decirles algo", comenta el senador.



"Uno podrá estar de acuerdo en el lenguaje usado o no, pero esas son cuestiones de forma. Acá hay un problema de fondo, real, que ellos están tratando de eludir, que es la situación de constante atropello en que viven los trabajadores", afirma.



- ¿Usted es partidario de que el Gobierno insista en la materia por la vía legislativa en el tema del concepto de empresa?



- Mire, yo creo que nosotros vamos a tener que seguir insistiendo de todas las formas posibles para mejorar la situación laboral de los trabajadores. Esa es una tarea a la cual no podemos renunciar.



- Sergio Aguiló dijo que los parlamentarios PS estaban sentidos y molestos con los ministros Veloso y Andrade porque se estimaba que se estaba cerrando el tema del proyecto de subcontratación muy rápido y sin incorporar enmiendas en el tema del concepto de empresa...



- Yo creo que el gobierno ha tenido que enfrentar diversos problemas y yo creo que no quiere más problemas. Es natural y lógico que quiera ir cerrando capítulos y no quiera ir abriendo otros problema u otro flanco más. Entonces el Gobierno, entendiendo que esto no es lo mejor, estima que hay que sacar esta ley de subcontratación.



- ¿Usted cree que vale la pena insistir en el tema en el Congreso, por iniciativa parlamentaria, como lo ha anunciado Juan Pablo Letelier?



- Nosotros tenemos el legítimo derecho a plantearlo y proponerlo y no tenemos porqué renunciar a esa situación independientemente que nos vaya bien o mal, o tengamos o no, el apoyo del Gobierno. Es una decisión que podemos hacer porque nos compete.



- Algunos sectores del PS han afirmado que discrepan de Escalona por su distanciamiento de la DC y por otro lado, no están para nada de acuerdo con el lanzamiento de la carrera presidencial, que el de alguna manera avaló.



- En nuestro partido nadie tiene ningún interés en tener situaciones de tensión con la DC. Eso está muy claro. Pero la Concertación, si tiene una riqueza en su diversidad y lógicamente que hay a veces posiciones distintas y no hay que tenerle miedo a eso. Al final siempre llegamos a un acuerdo, sobre las grandes tareas del país y las cosas que hay que hacer. Entonces estas fricciones son puntos de la política y si uno analiza los 16 años de la Concertación, son completamente normales y siempre han existido.



-¿Y el tema de la carrera presidencial?



- No hay ningún misterio en relación a que hayan surgido candidatos presidenciales. Lo mismo ocurrió al inicio de los gobiernos de Aylwin, Frei y Lagos. Lo que pasa es que la gente tiene la memoria frágil.



- ¿No afecta eso al gobierno, porque eso es lo que se ha sostenido?



- No hay que escandalizarse. Forman parte del paisaje político. Los que ya llevamos muchos años en esto, es como tomarse una tacita de té...



- El otro tema ha sido el tópico del gasto fiscal y concretamente el gasto social.



- Por las holguras económicas que tiene nuestro país, éste no puede ser otro que un presupuesto con el más alto nivel en los últimos 16 años, especialmente, por supuesto, en materia social. Si eso es un digito o dos, son detalles, esperamos que ese monto de recursos contenga un muy importante contenido de protección social, que es lo relevante.








Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV