lunes, 25 de junio de 2018 Actualizado a las 02:55

Maximiano Errázurriz y la ausencia de RN: 'No soy yo guardia de mi hermano'

por 5 diciembre, 2006

El legislador es el único representante de Renovación Nacional que ha ido a ver al general (R) Augusto Pinochet al Hospital Militar. A su juicio, ''es obligación ir a visitar a los enfermos, encarcelados y es importante estar con la gente no sólo cuando están en la cima de la gloria, sino que también cuando atraviesan momentos difíciles''.

Justo estaba a unos metros de la pieza del general (R) Augusto Pinochet en el Hospital Militar cuando vio salir de ella al cardenal Francisco Javier Errázurriz, quien ha sido una de las pocas personas que ha podido visitar al ex uniformado. Se trata de Maximiano Errázurriz, el único diputado de Renovación Nacional que ha concurrido hasta el Hospital Militar para conocer el estado de salud del ex gobernante.



De hecho, estaba con Hernán Cheyre y el general (R) Luis Cortés Villa cuando el alto prelado de la Iglesia Católica le dijo que Pinochet le señaló: "Ve, Dios no me quiere llevar todavía", a lo que Errázurriz (el arzobispo de Santiago) le respondió: "Muy bien, mientras más tiempo estemos en la tierra menos pecados pagamos después en el cielo".



El diputado Errázurriz dice que al parecer "Pinochet estaba de buen humor" al comentar lo dicho por el cardenal, a la vez que lamentó no haber podido hablar con alguién de la familia ya que no se encontraba nadie, a eso de las 10 horas de la mañana de este lunes, cuando se daba el cuarto informe médico que indicaba la evolución del ex militar.



Al ser requerido por el llamado que hizo el cardenal para rezar por el ex militar, indicó que "no sólo hay que rezar por Pinochet sino que por todos los agonizantes, cosa que hago todas las noches y, además, hay que rezar por los difuntos".

Errázurriz, como si fuese médico, detalla el problema de salud que afecta al ex uniformado. "Él tiene tres arterias, de las cuales hay dos tapadas y si hay una que se obstruye sencillamente su muerte es inminente", puntualiza el legislador.



"Es obligación ir a visitar a los enfermos"



El diputado Errázurriz explica que su presencia en el centro asistencial se debe a que "fui a ver a un enfermo, que estaba al borde de la muerte, del mismo modo fui a ver a la cárcel a Jorge Lavandero, al doctor Hermutt Hopp (de la ex Colonia Dignidad) y al hospital a Bernardo Leighton y al cardenal Silva Henríquez".



Como si estuviese dando lecciones de catolicismo, el legislador sostiene que "es obligación ir a visitar a los enfermos, encarcelados y es importante estar con la gente no sólo cuando están en la cima de la gloria, sino que también cuando atraviesan momentos difíciles".



Inmediatamente añade que "es muy fácil estar con la gente cuando se encuentra bien, sana y contenta, pero lo importante es estar con las personas cuando atraviesan momentos difíciles".



-¿Por qué entonces ninguno de sus correligionarios de RN han seguido su ejemplo?
-No podría responder porque no han seguido mi ejemplo. Cada uno tiene razones para actuar, pero a mi me gustaría saber si la gente que va a ver (a Pinochet) acude también a visitar a otros enfermos que pueden haber tenido menor relación de cercanía. Yo he señalado el nombre de otras personas y eso es el quehacer de un cristiano. No soy yo guardia de mi hermano y cada uno es responsable de lo que hace.



-¿Existe alguna razón para que los personeros de la Alianza no acudan al hospital?
-El fin de semana había mucha gente afuera y el lunes recién comienza. No quiero entrar a justificar. Aquí no se va a visitar a Pinochet sino que hay que pensar en la familia porque al final cuando hay una persona grave, ésta no tiene conciencia y quien más consuelo y apoyo necesita es la familia.



-¿Qué le parece la agresión por parte de fanáticos pinochetistas al general (R ) Juan Emilio Cheyre?
-Es altamente inconveniente transformar la agonía de una persona en una suerte de contienda política partidista. No quisiera que los partidarios de Pinochet utilizarán su enfermedad para denostar a la izquierda como tampoco me agradaría que la izquierda diga que la enfermedad del ex general es falsa y esto es un show que se ha montado para evitar que pueda ser condenado.
Se trata de una persona que está enferma grave, al borde de la muerte y, naturalmente, eso es lo que nos debe preocupar. Este es el momento de las oraciones y no de las declaraciones.



Vea además



Márquez de la Plata: ''Chile no puede seguir peleado''

Artículos relacionados



Vea lo último sobre la situación de Augusto Pinochet

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV