Ejército causó quiebra de Valmoval para que fuera vendida a hijo de Pinochet - El Mostrador

Martes, 17 de octubre de 2017 Actualizado a las 15:55

Según informe de Brilac en cas

Ejército causó quiebra de Valmoval para que fuera vendida a hijo de Pinochet

por 2 enero, 2007

Más de 13 años pasaron para que la justicia estableciera la intrincada trama con la que Augusto Pinochet Hiriart pasó a controlar esta fábrica de armamento. Tanto él como su ''palo blanco'' reconocieron que a principios de la década de 1990 ocultaron y falsearon información a los tribunales de justicia, en el marcado del llamado caso ''pinocheques''.

Aunque ninguno de los gestores de la compra de la empresa metalúrgica Valmoval a favor de Augusto Pinochet Hiriart enfrentará sus responsabilidades penales por la operación, la investigación del llamado caso Riggs permitió dilucidó la compleja trama de este episodio, que significó fuertes roces entre el Ejército y el gobierno de Patricio Aylwin a comienzos de los '90.



Los tribunales esclarecieron los hechos, cerrados judicialmente tras las presiones castrenses a través del ejercicio del enlace (diciembre de 1990) y el boinazo (mayo de 1993)-, en el marco de las pesquisas para determinar si parte de los dineros involucrados se desviaron a cuentas del fallecido Augusto Pinochet Ugarte, lo que fue descartado.



El último informe de la Brigada Investigadora de Lavado de Activos (Brilac) de Investigaciones explica cómo se gestó esta operación, y qué institución asumió el costo monetario de dicha transacción, que resultó ser uno más de los negocios fallidos de Augusto Pinochet hijo.



Cabe recordar que en 1995, la Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago sobreseyó definitivamente el proceso judicial sobre la cuestionada transacción, absolviendo al mayor de los vástagos del ex uniformado, a otros dos civiles y dos miembros del Ejército.



Entonces, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) se marginó de alegar en contra del cierre del caso, a petición del Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle (DC), quien argumentó "razones de Estado".



De este modo, más de una década después la justicia pudo esclarecer la compleja trama de un caso que comenzó en 1990, con la investigación parlamentaria en torno a tres cheques girados por el Ejército a nombre de Pinochet Hiriart, por $ 900 millones, y en el desarrollo del cual se realizaron los dos movimientos militares.



Confesiones



En el marco del caso Riggs, Pinochet Hiriart admitió que "ocultó información y falseó hechos ante la justicia y la investigación que llevó a cabo en su oportunidad la honorable Cámara de Diputados, con el objeto de salvaguardar los intereses de la empresa y su seguridad personal, ya que en ese momento su padre era comandante en jefe del Ejército".



De esta forma, Augusto hijo reconoció la existencia de un "convenio secreto", firmado ante el abogado Guillermo Bruna Contreras, con fecha 28 de agosto de 1984, suscrito entre él y Eduardo Le Roy Vicuña. Dicho documento establece claramente que éste último actuó desde un comienzo por sí, en representación de Pinochet Hiriart, en la sociedad metalúrgica Nihasa Ltda., que luego pasaría a denominarse Proyectos Metalúrgicos Integrados de Producción (PSP).



El informe de la Brilac consigna que "en la época que ocurrieron los hechos ejercía el mando absoluto, tanto de la Nación como de las Fuerzas Armadas, el general Augusto Pinochet Ugarte, razón por la cual es altamente factible que personal bajo su mando y debido a que la empresa en cuestión (Valmoval) era estratégicamente conveniente para el Ejército y para el país, hayan existido influencias con el objeto de inducir su situación a la quiebra".



"Más si en la empresa P.S.P. que se adjudicó Valmoval, uno de los propietarios era hijo del comandante en jefe Augusto Pinochet, quien al tenor de un convenio secreto intencionadamente ocultó su participación en la empresa Proyectos Integrados a la Producción (PSP) por lo que se presume que hubo una planificación para su adjudicación, lo cual es ratificado al tenor de las declaraciones de Pinochet Hiriart y Le Roy Vicuña", agrega.



Augusto hijo relató que, con anterioridad a la quiebra de Valmoval, sostuvo una reunión con el abogado Luis Valdivieso Rodríguez, a quien le habría señalado y explicado su intención de adjudicarse Valmoval, para lo cual éste debía otorgar la anuencia favorable a P.S.P.



Ello se concretó al haberse presentado ante dicho proceso de licitación la mencionada firma, representada por Le Roy, que se adjudica Valmoval de forma inmediata y sin más trámites que los requeridos en las bases. Esto, debido al acuerdo previo con el presidente de la junta de acreedores, Luis Arangua Ojeda, y el propio Valdivieso, mientras que por la entidad adquirente, Pinochet Hiriart y Le Roy Vicuña.



Quiebra inducida



Según la información consignada en el expediente de la quiebra de Valmoval, se constató que la entidad fue declarada en ese estado el 4 de junio de 1982.



Sobre los motivos de la debacle financiera, Luis Valdivieso declaró ante el tribunal que fue la reducción de las órdenes de compra del Ejército de Chile de 10.000 a 3.300 fusiles, agregando que esto podría haberse evitado si Corfo hubiese materializado un crédito solicitado por US$ 10 millones, el cual en primera instancia había sido aprobado.



"En el transcurso de la indagación se pudo establecer que, efectivamente, el Ejército de Chile emitió órdenes de compra a Valmoval con el propósito que ésta elaborara fusiles tipo SIGA, entregándole para ello un adelanto que correspondió al 30% del monto. De igual forma se determinó que, con fecha posterior, el mismo Ejército reduce la orden de compra de 10 mil a 3.300 fusiles, situación que provoca que la firma sufra un desmedro económico, lo que coincide con la negativa del Banco de Chile de suspender el financiamiento operacional entregado a la empresa", señala el informe policial.



También se recopilaron otros antecedentes que dan cuenta de que Valmoval, en aquella época, era de sumo interés para la defensa y seguridad nacional. Esto queda establecido en un oficio secreto emanado desde el Ministerio de Defensa -cuyo titular era el teniente coronel Washington Carrasco-, y dirigido al vicepresidente de Corfo, coronel Francisco Ramírez. El documento indica la importancia que la firma tiene para el país y le sugiere que haga el máximo esfuerzo por apoyarla.



Además, existen actas de las reuniones del directorio de P.S.P, en 1989, mucho después de haberse concretado la compra de Valmoval, que en uno de sus puntos señala la posibilidad que la firma pasara a manos de Comando de Industria Militar e Ingeniería (CIMI). "El Ejército debe justificar una ley que le permita adquirir las acciones de P.S.P. a nombre de cualquier organismo o repartición institucional", agrega. Asimismo, los documentos dan cuenta de que el vínculo con el Ejército era a través de la comandancia en jefe.



Origen y destino de la inversión



El 18 y 21 de octubre de 1982 tanto el Ministerio de Hacienda como la Corfo destinaron un total de $ 1.500 millones a la modernización de Famae. Según se desprende de los antecedentes, esos dineros habrían sido destinados para la creación y funcionamiento de P.S.P. Ltda.., y podrían haber sido utilizados para la compra de la fallida Valmoval.



En agosto de 1987 se acreditó que P.S.P. Ltda.. presentó un informe de prefactibilidad ante la Corfo para obtener un crédito de un $ 1 millón 175 mil dólares, para la adquisición y puesta en marcha de la empresa Valmoval.



Sin embargo, también se halló otro convenio secreto, de fecha 7 de septiembre de 1987, entre el Fisco de Chile -representado por Roberto Guillard Marinot- y Eduardo Le Roy, el cual está "curiosamente" ligado al Decreto N° 903, suscrito con la misma fecha.



En este último documento el Ejército de Chile, representado por Pinochet Ugarte, autoriza al director de Logística de la época a firmar el acuerdo reservado con la empresa P.S.P., relativo a un crédito de la institución, verificando la quiebra de Valmoval. Al día siguiente se concreta la venta.



En tanto, el 12 de julio de 1988, la junta militar aprobó una ley que autorizaba al entonces comandante del CIMI para adquirir la empresa privada. El 27 de octubre del mismo año, Eduardo Le Roy -por P.S.P.- y el jefe de la unidad militar, coronel Francisco Ramírez, traspasa al Ejército la cantidad de 49 acciones de P.S.P., en la suma de cero pesos.



El 16 de marzo de 1989, el directorio de Corfo aprueba "fuera de tabla" la donación al CIMI del crédito otorgado a esta empresa para la compra de Valmoval.



Pese a que en este contrato se consignó que P.S.P. prácticamente le fue donada al Ejército, todo hace presumir que el valor de la venta fueron los US$ 3 millones que se le cancelaron a Augusto Pinochet hijo, en tres cheques nominativos, desde las cuentas de la institución castrense en el Banco del Estado.





_______________





Vea lo último sobre el caso Riggs

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)