Alianza pide disciplina a Bachelet para enfrentar relaciones internacionales - El Mostrador

Viernes, 15 de diciembre de 2017 Actualizado a las 17:18

Desafíos para el segundo año

Alianza pide disciplina a Bachelet para enfrentar relaciones internacionales

por 11 marzo, 2007

Tras haber evaluado negativamente el primer año de gestión de la Presidenta, los timoneles de la UDI y de RN definen los énfasis que el Ejecutivo debería tener en los próximos doce meses. Además de un adecuado manejo con los países vecinos, plantean aumentar la cobertura en educación y salud, fortalecer a las PYME e implementar una agenda valórica que respete a la familia.

En momentos en que Michelle Bachelet cumple su primer año de gobierno, la Alianza, encabezada por los presidentes de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Hernán Larraín, y de Renovación Nacional (RN), Carlos Larraín, plantean los desafíos que esperan que la gobernante asuma en los tres años que le restan.



Durante los primeros doce meses de administración, a Bachelet le ha correspondido encarar grandes retos, entre los cuales resaltan la movilización de los secundarios en mayo de 2006 (conocida como "la marcha de los pingüinos"), el escándalo al interior de Chiledeportes, y recientemente la implementación del Plan Transantiago.



A pesar de las contrariedades, el alto índice de popularidad con que asumió la cuarta gobernante concertacionista no ha tenido una baja ostensible como se esperaba y, por el contrario, la Alianza por Chile ha sido incapaz de capitalizar las vicisitudes de esta administración, al menos en lo que reflejan las encuestas.



Sebastián Piñera, el ex candidato presidencial del sector, ha explicado el fenómeno señalando que no sirve para nada una "oposición a gritos", ante lo cual los timoneles de la UDI y de RN señalan los temas y propuestas que, esperan, lleguen a formar parte de la agenda de Bachelet, más allá de las materias conocidas como la reforma en materia previsional y medidas sobre transparencia.



Más aportes para educación



En vista de la crisis ocasionada por la "marcha de los pingüinos", el tema educacional es muy sensible para el gobierno. Por ello, formó una comisión de expertos y actores del sector, y ahora un comité interministerial se encuentra definiendo los proyectos de ley que serán enviados al Congreso.



"Efectivamente aquí hay que hacer un remezón en la educación y salir de esta especie de empate en que estamos. Ahora, éste es un tema de largo aliento, yo supongo que los estudios en la comisión van a salir las conclusiones necesarias y hay que ponerlas a funcionar", reconoce el presidente de RN.



Al respecto, agrega que "desde el prisma de una partido como el nuestro, la mejora en la educación no pasa por hacerla más rígida, sino por una mayor descentralización, una mayor contribución fiscal, una mayor facilitación de la educación particular con características diferenciadas de subvención, aliviar a las familias que educan a sus hijos en los colegios pagados, darle más flexibilidad a la carrera del profesor y seleccionar a los educadores más capaces".

"Ya vimos la explosión de los escolares, y no hemos avanzado un metro en resolver ese problema que afectan principalmente a la educación pública", acota Hernán Larraín.



Relaciones peligrosas



Respecto a la relación de Chile con países de la región, donde la diplomacia ha entrado en discrepancia incluso con miembros de la Concertación, en la Alianza estiman que ésta es una de las materias a las que Bachelet debiera aplicar la mayor cautela posible durante lo que le resta de mandato.



Carlos Larraín manifiesta que "creo que ha habido un retroceso no sólo en el último año, sino ya en los últimos cincos. Hay que pensarse en serio la internacionalización del servicio exterior, y moverse con más estudios. Por ejemplo, el episodio de la agenda de 13 puntos con Bolivia, que incluye la reivindicación territorial altiplánica, es un panorama bastante preocupante. Es un ejemplo de lo que no debiera ocurrirnos. Tampoco debía pasar esta especie de flirteo que tuvimos con Venezuela, y todavía no sabemos si va a surgir algún fruto de este cortejo".



Por su parte, el dirigente del gremialismo opina que "hemos visto que por primera vez se rompió la visión de Estado, por obra y gracia, de algunos parlamentarios concertacionistas que levantaron agendas propias, con Bolivia o Venezuela. Esto debe ser revisado, en general debiera haber disciplina. El Ejecutivo no puede ser Gobierno y oposición, simultáneamente, el oficialismo no puede tener opiniones distintas".



Reforzamiento de las PYME



En materia económica, el erario se ha visto beneficiado en el último año por el alto precio que alcanzó el cobre en los mercados internacionales. Pese a ello, la oposición denuncia que no todos los índices han sido tan positivos.



"En la cosa del emprendimiento, pienso que hay que aceptar que en Chile la actividad empresarial tienen al menos dos niveles. Un nivel de empresa corresponde a la de tamaño grande y mediano, los cuales deberían seguir rigiéndose por las reglas de competencia indiscriminada, de carga tributaria a veces gravosa, de mucha exigencia en el plano tanto laboral como en el de la protección al medio ambiente", advierte Carlos Larraín.



Y agrega que "al mismo tiempo reconocer que hay otras empresas que están recién asomando la nariz, a las cuales debiera dárseles un alivio tributario, y un bálsamo frente al exceso de normas que los ahogan. Habría que reenfocar definitivamente la economía de mercado".



Asimismo, el timonel de la UDI señala que "esperamos definiciones que dicen relación con el problema de crecimiento, no es aceptable el índice que está teniendo Chile. Es un desempeño menos que mediocre, si se considera que está creciendo menos no sólo que el promedio del mundo, sino que la media de América Latina. Somos la séptima u octava economía (de la región) y eso es realmente inaceptable".



"El abandono de las PYME hace que su aporte a la mantención de buenos empleos sea muy precario, por lo tanto, afecta al desarrollo del país a largo plazo", añade.



En otro ámbito, Hernán Larraín asevera que "el tipo de cambio es una materia que debe ser considerada por la importante necesidad de tener, sobre eso, un valor real, que permita que la estrategia de desarrollo que siguió el país, consistente en privilegiar las exportaciones, sea consistente y tenga el respaldo adecuado que le permita mantener esa actividad y no destruirla, porque son demasiados años de inversión que Chile ha puesto en ese campo".



Discrepancia valórica



Si hay algo que ha caracterizado a la administración de Bachelet es el fuerte impulso que le ha dado a su agenda valórica, particularmente reflejada en su insistencia en la entrega gratuita en consultorios públicos de la llamada píldora del día después. La Alianza ha tenido fuertes enfrentamientos por este tema, en razón de sostener que atenta contra la familia.



"Los gobiernos tiene que apoyar a la familia y no dañarla. Pienso que el perjuicio a esta institución es muy caro para la sociedad, porque ese es el ámbito donde mejor se forman personas útiles, responsables, previsibles, que entienden mejor lo que es la libertad propia, y que en definitiva aportan más que lo que piden", cuenta Carlos Larraín.



"Muchas veces las administraciones de izquierda toman medidas que no contemplan el rol de la familia. Por ejemplo, ¿qué hacen los padres que tienen varios niños? No hay alivio tributario para ellos".



En la tienda de calle Suecia, el timonel coincide en que "lo más importante es la familia, no cabe la menor dudad que hay que fortalecerla, porque es el principal elemento a través del cual la sociedad puede proteger a los más débiles como los niños o los ancianos, y por cierto al hombre y a la mujer que necesitan certezas en sus relaciones personales".



Incremento de cobertura



En el área de la salud, la Alianza percibe que todavía hay mucho por hacer en materia de asistencia pública, especialmente en lo que se refiere a la ampliación de la cobertura que en la actualidad brinda el Plan AUGE.



"Por un lado, hay que ver que el plan AUGE esté efectivamente financiado y, por otro, creo que el esquema de salud tiene que contemplar el aporte privado, reconociendo lo que significan las isapres y la salud privada. Además ir a la descentralización del sector público, y a esa suerte de autonomía que se les promete a los hospitales, cuando cumplen ciertas condiciones", consigna Carlos Larraín.



A su vez el presidente de la UDI, afirma que "se debería resolver la crisis hospitalaria que refleja problemas de gestión muy significativos. También el plan AUGE debería que acelerar la puesta en marcha de la cobertura de las enfermedades, porque todavía la gente no pude enfermarse de cualquier cosa".



Delincuencia y reformas judiciales



El tema de la delincuencia es uno de los tópicos en que la Alianza suele ser mejor evaluada que la Concertación. Con esta certidumbre sus líderes hacen sus recomendaciones que, fundamentalmente, apuntan a las referidas al combate del delito.



"La policía tiene que ser reforzada y sus procedimientos tienen que ser simplificados, de repente, me pregunto si en esta actividad no habrá mucha burocracia. Pienso que esto hay que combinarlo con una mayor eficacia de la nueva forma de justicia, verificando que la Justicia no deje libre a los criminales con excesiva facilidad. Hay que entender que la justicia penal juvenil, que se ha postergado, tiene que ser tratada por separado, porque tenemos una explosión de criminalidad en ese segmento etario", asegura Carlos Larraín.



Por su lado, Hernán Larraín, comenta que "el fracaso del Plan Comuna Segura obliga a actuar con mayor seriedad y responsabilidad, porque aquí se han invertido muchos recursos y, como no se evaluaron, esa plata se dilapidó. En el ámbito del Plan Cuadrante tenemos que analizarlo para determinar que éste sea el instrumento que ayude mejor para resolver estos temas, pero extendiéndolo a todo el país".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)