“Preservar la armonía en el PS es fundamental para ayudar al gobierno” - El Mostrador

Sábado, 25 de noviembre de 2017 Actualizado a las 08:39

Diputado Marcelo Díaz:

"Preservar la armonía en el PS es fundamental para ayudar al gobierno"

por 17 diciembre, 2007

Vicepresidente de la Cámara señala que la administración de Michelle Bachelet está entrando en su segunda etapa y ''todos los entrenadores hacen cambios en el entretiempo, y esto podría ser positivo para la Concertación''. Sobre la situación al interior de su partido, señala que en este momento la colectividad debe resguardar su armonía interna.

"Cuando el gobierno de Bachelet termine su mandato, Chile va a ser un país mejor y eso a la derecha le aterra", afirma el subjefe de la bancada del PS, Marcelo Díaz, quien critica duramente lo que define como "una estrategia odiosa" de la Alianza el "encontrarlo todo mal".



No obstante, reconoce que a la hora de instalar la idea de que la situación en el país no está bien, a ello contribuyen también los propios conflictos de la Concertación. "Han aprovechado también nuestras propias debilidades, nuestras propias críticas para tratar de instalar esto", indica.



A juicio de Díaz, "no hemos sido capaces como Concertación de ver el trasfondo de la agenda de la Presidenta. Yo creo que esta es la agenda del nuevo progresismo". Y en este contexto, concuerda con la idea de que éste sería el momento adecuado para introducir cambios en el equipo de gobierno.



- Nosotros necesitamos tener un equipo renovado para enfrentar la segunda mitad del gobierno, y este es un equipo renovado que tiene que atravesar todos los sectores y todos los niveles. Creo que tenemos debilidades en algunas áreas y más en algunos niveles, en regiones en particular, que es importante corregir porque se vienen dos años decisivos desde el punto de vista de la concreción del plan de gobierno.



-¿Apunta a que este cambio sea más de Intendentes y gobernadores?
-También a ministros, subsecretarios, jefes de servicio. Va a ser la Presidenta la que va a decidir si lo quiere o no hacer, pero creo que tenemos la necesidad de partir este segundo tiempo haciendo los cambios que nos permitan enfrentar la segunda mitad del partido. Todos los entrenadores hacen cambios en el entretiempo y esto podría ser positivo para la Concertación.



-¿Cómo están las relaciones al interior de la Cámara entre los parlamentarios de la Concertación, en medio del conflicto de la DC?
-En general son positivas, nosotros entendemos que este es un conflicto bastante fuerte en la DC. Como socialista, creo que lo que hay que hacer es no intervenir en un conflicto de un partido aliado, de un socio de la coalición del gobierno, que es una situación que deben resolver en función de sus propias dinámicas institucionales. Pero yo tengo un juicio político bien fundado y es que no tenemos que arrinconar a nadie dentro de la Concertación. Hay posibilidades de cooperación en muchos temas y espero que haya disponibilidad y buena disposición de todos, incluyendo por cierto a los propios diputados colorines.



-¿Los ve arrinconados?
-A veces siento que surgen algunas lógicas en esa dirección. Creo que ellos están en su propio proceso y nosotros no emitir juicios sobre si la actitud de uno o de otro dentro del conflicto de la DC es la correcta o la incorrecta. Eso es un tema completamente de ellos que, por respeto, no me voy a pronunciar, pero los demás tenemos que permitir que ese conflicto se desenvuelva en el curso institucional y mantener nuestro funcionamiento con la mayor colaboración con todos los parlamentarios que han sido electos por la Concertación.



Vienen temas importantes en el Partido Socialista. ¿Cómo han avanzado en el caso de la Nueva Izquierda las propuestas para el congreso PS?
-Estamos trabajando, tenemos equipos de trabajo analizando las distintas cuestiones, lo político, lo programático, lo estatutario, en la legítima aspiración a que sea un congreso que debata ideas, que reflexione sobre la coyuntura, pero que también sea capaz de proyectarse un poco más allá en la mirada. Siento que ése será un desafío en la medida que tengamos un clima de armonía interna. Luego hay elección de directiva, pero eso tiene que darse en un clima que preserve la fraternidad interna, que preserve la unidad que el Partido Socialista ostenta.



-En este sentido, ¿cómo ve el clima interno del PS?
- Hay conciencia de que en un momento particular, dado las complejidades del gobierno, dada las complicaciones que hay al interior de los partidos de la coalición, el Partido socialista tiene que jugar un cierto rol. Nosotros tenemos como coalición la obligación de salir al frente ante la estrategia de la derecha y tener una cierta estabilidad interna y, hoy por hoy, eso parece ser sólo posible en el PS. Nosotros tenemos que, tanto disidencia como los que somos partidarios de la mesa actual, la obligación de garantizar que el país se pueda jugar ese rol, tenemos que dar más espacios de debate, más espacios de deliberación. Ojalá todos nos sintamos parte y cada uno siempre cuidemos el partido. Hay plena conciencia en todos los sectores del PS de que este es un momento muy sensible, que obliga al PS de dar señal de unidad, de estabilidad y de conversar.



-Es dura una evaluación de que el PS podría ser el único partido estable de la Concertación.
-El PPD ha pasado por un momento complejo, yo siento que lo han ido superando de una manera bastante positiva; la DC está viviendo un momento muy difícil, no es fácil cuando uno somete a un militante a un proceso disciplinario que puede concluir en su expulsión. Yo no quiero decir ni arrogarme la sensación de que a mi juicio el único partido establece es el PS, lo que digo es que la preservación de un clima de armonía interna del PS es un elemento fundamental para ayudar a la coalición, para ayudar también al gobierno, porque yo creo que son precisamente todas estas debilidades nuestras, las debilidades de conducción política del gobierno, del gobierno con sus parlamentarios, del partido en su interior, lo que ha permitido este avance de la estrategia de la derecha que hoy día nosotros tenemos que hacerle frente.



-¿Y el PS están en condiciones de asegurar esta unidad, teniendo en cuenta lo que ha pasado con los otros partidos? ¿No hay riesgo que caer también en una crisis?

-Yo creo que no, nosotros tenemos mucha conciencia interna de que el estado de cosas nos exige una responsabilidad mayor porque somos el partido de la Presidenta. En los diálogos internos, cuando uno habla con diputados, con senadores, con dirigentes de otros sectores del partido, nosotros como Nueva Izquierda, se percibe que ese sentido de la responsabilidad que tenemos hoy día particularmente está presente, y yo creo que las voces más disruptivas del PS son francamente minoritarias. Con esto no quiero decir que no haya diferencias, disensos a la conducción del partido, pero creo que estamos en condiciones de canalizarlas en un modo tal que eso no ponga ni en riesgo la unidad del partido y preserve el papel político que al partido le toca jugar en esta etapa.



-¿Usted cree que la Nueva Izquierda va a llegar unida al congreso?
-La Nueva Izquierda va a llegar unida y creo que nosotros vamos a hacer un esfuerzo porque ojalá la dirección que emerja en las elecciones del partido en abril represente a la más amplia mayoría del PS. Nosotros, con Raúl Súnico, hemos ido planteando y hay muy buena disposición, por ejemplo para que el mecanismo electoral del PS resuelva de antemano, por estatuto, los mecanismos de integración de la minoría al PS.



"Debemos dejar que todos los candidatos que tengamos corran libremente"



-¿Cómo ve la situación de José Miguel Insulza como figura presidencial del PS?
-Insulza es un tremendo candidato, es sin lugar a dudas una de las cartas presidenciales del PS. También lo es Lagos.



-Marcelo Schilling afirmó que no había que poner obstáculos a Insulza dentro del propio PS.
-Ni a él ni a ningún candidato, yo creo que nosotros tenemos que sentirnos satisfechos del hecho de poder contar con cartas presidenciales tan potentes como Insulza y como Lagos. Yo no le pondría palitos ni piedras en el camino ni a Insulza, ni a Lagos, ni a Arrate, que ha sido otro de los mencionados.



-¿Cómo ve la figura de Soledad Alvear con la crisis que vive la DC?
-La veo bien. Siento que ha sido difícil probablemente para ella ejercer decisiones que levantan cuestionamientos a su liderazgo, pero Soledad es una mujer con coraje y estoy seguro que cuando tomó esta decisión la tomó sin cálculos menores.



-¿Le podría traer costos negativos?
-Es una eventualidad porque se pone en el foco de un conflicto que no es menor, de alta visibilidad pública, han salido aquí todos los que han querido aprovechar un poquito este río revuelto de la DC, particularmente los Larraín y todos los voceros de la derecha, desarrollando la estrategia de la odiosidad, precisamente con la idea de dañar a Soledad Alvear. La estrategia de la derecha es muy obvia, como carecen de ideas, como no cuentan con el respaldo ciudadano, necesitan liquidar a sus eventuales oponentes para asegurar una posibilidad real de poder conquistar La Moneda.



-Pero la Concertación con sus conflictos se lo hace fácil.
-Hemos facilitado las cosas. También en su momento lo facilitó la falta de coordinación del equipo político con sus parlamentarios, la falta de diálogo, haber pensado que los parlamentarios iban a ser corderitos que iban derecho al matadero y que iban a ir sin chistar. Creo que hubo un cambio de ciclo político que no se leyó adecuadamente y que nos condujo un poco a esta situación.



-Los DC dicen que a ellos les corresponde llevar el próximo candidato presidencial.
-Es un planteamiento legítimo de la DC, ellos sienten con mucha fuerza la necesidad de un liderazgo presidencial y un candidato presidencial que lidere a la Concertación, pero tengo la impresión de que ahora le toca a quien la gente decida y si un liderazgo DC logra ser el que concita mayor nivel de adhesión popular, ese va a ser sin duda el candidato presidencial de la Concertación. Da lo mismo que uno diga me toca a mí, porque entre cuatros señores reunidos en una sala, no se va a resolver el tema de la Concertación. Hoy día debemos dejar que todos los candidatos que tengamos corran libremente en la búsqueda del respaldo popular, y cuando tengamos ya que tomar definiciones, evaluemos y veamos quién es el que nos puede representar con mayor éxito en la elección presidencial.



-¿A quién ve en las elecciones municipales Santiago, La Florida y Estación Central?
-En Santiago centro he escuchado el nombre de Ximena Rincón, que puede ser un buen nombre, me gustó siempre Trivelli. Creo que Germán Correa estuvo muy cerca del ser alcalde de La Florida, no veo ninguna razón para que no lo sea.



-Pero no hay consenso en el PS respecto a gustarles el nombre de Germán Correa.
-No a todos nos gusta todo el mundo, pero hay que pensar que es la gente la que decide, Germán Correa estuvo a un tris de ser alcalde de La Florida, yo no veo ninguna razón para que no pudiera ser nuestra carta ahora. Y en Estación Central tendríamos que poner un personaje de peso, por qué no, por ejemplo, Yasna Provoste, sería una estupenda alcaldesa. Si nosotros ganamos las municipales, nuestras posibilidades de repetir un éxito en las presidenciales son mayores y eso hay que verlo así, esto es un equipo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)