Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 15:32

Opinión

Las preguntas que rondan la entrada de Saieh a Ripley

por 12 mayo 2009

Las preguntas que rondan la entrada de Saieh a Ripley
Por lo menos resulta llamativo que la Superintendencia de Valores y Seguros SVS no haya exigido una OPA para la compra de un paquete accionario del 20 por ciento de Ripley que abiertamente se declara de co-control. Y más sorprendente es que se pueda hacer una alianza entre la tercera cadena de supermercados en Chile, con una gran multitienda, sin que el TDLC sea consultado.

Sin necesidad de consultar al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia el Grupo Saieh se incorporó a  la Multitienda Ripley, para lo que don Álvaro Saieh  llamó "ser co-controladores... mi interés es estar en todas las áreas del retail", agregó.

El llamado retail, comercio detallista, que incluye supermercados, multitiendas,  farmacias, ferreterías, panaderías  y almacenes independientes llega en Chile al 21% del Producto Interno Bruto lo que equivale a U$ 33.500 millones. Es un área apetecida por los grandes empresarios y en la que  los grupos chilenos del retail han estado invirtiendo en Argentina, Perú, Colombia y Ecuador. Las inversiones sólo se han frenado en Brasil y México, donde  precisamente Ripley ha echado marcha atrás en su asociación con el Palacio de Hierro, la gran multitienda mexicana.

Con esto se confirma la regla de oro del mercado detallista chileno: para maximizar los beneficios es necesario combinar una cadena de supermercados, una multitienda, un banco y una tarjeta de crédito de uso múltiple. El grupo Saieh cuenta con Corpbanca el sexto más grande banco nacional.

Las cadenas de supermercados constituyen un área vital para los consumidores: significan parte importante del abastecimiento familiar de productos de alimentación, perecibles y no perecibles, artículos de aseo y ropa económica

El grupo de supermercados SMU de Saieh se formó a partir de la compra de la cadena UNIMARC y creció con la adquisición de varias cadenas regionales, hasta ocupar un tercer lugar detrás de D&S (Líder controlado por Walmart) y Cencosud (Jumbo-Easy).

Por lo menos resulta llamativo que la Superintendencia de Valores y Seguros SVS no haya exigido una OPA (Oferta Pública de Adquisición de Acciones) para la compra de un paquete accionario del 20 por ciento de Ripley que abiertamente se declara de co-control. Y más sorprendente es que se pueda hacer una alianza entre la tercera cadena de supermercados en Chile, con una gran multitienda, sin que el TDLC sea consultado. El año pasado la Fiscalía Nacional Económica argumentó concentración excesiva de poder en el mercado para rechazar la fusión de Falabella-HomeCenter con el Grupo D&S (Líder). Hay que considerar muy seriamente que el ingreso a Ripley fue una operación conjugada con un crédito sindicado de 13 bancos, que obligaron a Marcelo Calderón, dueño de ese paquete del 20% de Ripley a venderlo para obtener un crédito de US$308 millones para refinanciar las tiendas Johnson que pasaban por apuros de caja. Por supuesto que Corpbanca  formó parte del crédito, y si bien en  parte no significativa, su visto bueno fue indispensable para aprobarlo.

Actualmente el Grupo Saieh  no sólo controla CorpGroup, el Hotel Hyatt, la cadena de Supermercados SMU y la cadena de diarios COPESA, sino que ha iniciado una primera etapa de control en la multitienda Ripley, completando el círculo virtuoso de poder en la economía chilena.

*Ernesto Benado es director de CONADECUS, Asociación de Consumidores.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes