Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Jorge Navarrete critica el proyecto de televisión digital

"Se le está mintiendo a la gente"

por 5 agosto 2009

Esta noticia no saldrá ni hoy ni mañana abriendo algún noticiero de TV. Se trata de la agenda que promueve el presidente del Consejo Nacional de Televisión, en medio de un proceso legislativo donde la industria ha actuado como poder fáctico. Lo que más molesta al ponderado ex director ejecutivo de TVN es que esta discusión, vital para el destino del medio de comunicación más importante del país, se resuelva entre cuatro paredes, a espaldas de las sagradas audiencias. "En un país que legisla de TV cada 25 años, es obsceno no discutir temas de fondo", señala.

Saliendo de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados, donde expuso los planteamientos del organismo que preside, Jorge Navarrete explica por qué al CNTV le preocupa que la normativa que regula la Televisión Digital sea "discutida de cara al público" y no en el despacho de la Anatel, a quién, según dice, le encanta el proyecto tal como está. Mientras, el Consejo busca que se amplíen los requisitos para nuevos concesionarios, teniendo en cuenta los contenidos que ofrezcan y mediante concurso público.

-La ley se presentó en noviembre de 2008 y el CNTV se pronuncia oficialmente recién, ¿por qué no lo hicieron antes? ¿Qué pasó en el camino?

-Primero que nada hay que distinguir entre el Consejo y cada una de las personas. El Consejo jamás fue consultado, nunca, sobre la preparación del proyecto. Pero  el Consejo como tal, venía discutiendo los temas que para nosotros son de fondo, desde hace tres años. No es que se nos ocurriese ponernos a discutir ahora.  Habíamos ido avanzando y lo que hicimos fue apurar el paso. Yo pensaba al comienzo que este proyecto iba a tomar mucho más tiempo y me equivoqué, entonces los demás consejeros dijeron ‘tenemos un documento a medio hacer, terminémoslo si no vamos a parecer como las vírgenes necias que van a llegar tarde'.

-¿A quién le convenía que este proyecto se aprobara rápido sin la "discusión de fondo" que ustedes están auspiciando?  ¿Podemos identificar al ministro Cortázar como un artífice de eso?

-No, no no, yo no puedo suponerle intenciones a nadie. Esto se ha presentado como una pelea contra el ministro Cortázar. La verdad es que el proyecto del Ministro tiene cosas buenas y tiene otras, pero nuestra diferencia fundamental con él no tiene que ver con que estemos más o menos de acuerdo con las cosas que el proyecto plantea, sino que nosotros creemos que no están incluidas las cosas realmente importantes. No es un problema con él, no soy partidario de las teorías conspirativas. Es evidente que este proyecto les encanta a los canales, pero de ahí a suponer que un ministro de Estado se va a guiar solamente por eso, no.

-Lo que ustedes proponen incluir en el proyecto se acerca a una televisión "europea" muy ideal, pero eso sólo es posible conseguirlo en la práctica si consideramos que a los canales les gusta lo que ya está. ¿Cómo fue la recepción de su propuesta en la Comisión?

-Yo creo que la discusión fue buena dentro de lo que uno puede apreciar en una reunión de este tipo. Naturalmente que el Consejo como tal, y yo primero que nadie, conozco al mundo político y el Consejo no es el que legisla, sino el Parlamento.

-Por eso, seguramente habrá lobby de Anatel entre los parlamentarios y la aprobación se puede entrampar más de la cuenta.

-Mira, si el único problema nuestro ni siquiera es con Anatel, es que queremos que las cosas se discutan abiertamente, no  que se arreglen en una pieza.  Por eso hemos planteado temas conflictivos, ni siquiera con la intención de que se vaya a legislar necesariamente ahora sobre el tema de la publicidad, por ejemplo. Pero es no entender lo que le pasa al público pensar que eso no es un tema. Cuánto de eso se va a recoger en la ley, no te lo puedo decir.

El cuco de politizar la discusión

-Ahora ¿las ideas que propone el Consejo tienen que ver con la aprobación de una norma técnica en especial?

-Para nada, esta ley no habla para nada de la norma y si se aprobara cualquiera de las tres no habría que cambiarle una coma al proyecto que está ni al nuestro. Son cosas completamente separadas sobre las que se dijeron muchas leseras. Las normas convergen cada vez más, ya ni siquiera a los lobbistas les creen las virtudes gigantescas de una u otra. Es una cuestión de plata, de los fabricantes.  La norma no va a determinar la cantidad de canales, ni si los contenidos son mejores o peores.

-Si el CNTV lograra intervenir en el otorgamiento de concesiones, determinando qué contenidos son los más apropiados ¿cómo puede asegurar que se pueda conjugar la televisión comercial con otra de alta cultura o más sofisticada?

-Nosotros no estamos proponiendo una televisión de alta cultura y sobre todo no se nos ocurriría que el CNTV programe la televisión chilena. El Consejo no opina antes que la programación se dé. Lo que pedimos es un pronunciamiento de los concesionarios, que los canales digan ‘esto es lo que nos estamos comprometiendo a hacer'. Resulta que hoy día hay gente que dice ‘lo mío no me lo toquen porque a mí me lo dio la ley porque soy la Santísima Trinidad, además tengo derecho a venderlo sin decir por qué si o por qué no y además quiero 6 Mhz'. Hay poca consistencia y además se le miente a la gente. La gente cree que las concesiones de las universidades son distintas que otras y eso es falso, enteramente falso. Otro argumento increíble es que hay que apurarse para ver el Mundial de Fútbol en televisión digital. Eso es mentira: si la ley se aprueba ahora y la Presidenta decide la norma mañana, los chilenos no van a ver en digital el mundial, sino algunos pocos, probablemente sólo en el barrio alto de Santiago. Mientras no haya recepción en digital sin el set up box, que permite ver lo digital en analógico, no hay diferencia entre lo que hay y lo que se plantea.

-El sistema de medios en Chile está muy emparentado, ¿Cuánto le va a costar dar a conocer estas propuestas en los medios si uno de sus integrantes, la televisión, prefiere que no se sepan?

-Creo que todas estas cosas son relativas pero esto es lo mismo que Chile vivió en otra época ¿qué es lo que nunca quiere el poder fáctico? una discusión de cara al público. Porque en caso contrario, si esto se le lleva al público, te dicen que se va a politizar y este es un tema técnico. Desde luego no es un tema técnico, es un tema de país. Lo que le conviene a los chilenos comunes y corrientes es que el tema se discuta públicamente, ¡puede que se equivoquen en lo que piden! Pero ¿desde cuándo la televisión ha sido un tema tan misterioso que sólo pueden tratarlo cinco personas en una sala? Lo que ha hecho el Consejo es poner la pelota en la cancha. Nosotros no vamos a determinar el resultado, pero que no nos vengan a decir que hay que pasar piola una ley, rapidito, sólo porque le conviene a alguien. En un país que legisla sobre televisión cada 25 años, es obsceno no discutir los temas de fondo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes