Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:36

La Strata 950 permanecerá detenida hasta el martes

Plan B para rescatar a mineros retoma labores mientras habilitan helipuerto

por 3 octubre 2010

Plan B para rescatar a mineros retoma labores mientras habilitan helipuerto
La T-130 que ayer permaneció paralizada durante varias horas para solucionar un problema en sus martillos, reinició a las 5.00 horas su actividad y avanzó seis metros, hasta alcanzar 428 metros de profundidad, de los 630 que debe perforar. En tanto, la petrolera RIG 421 sufrirá un retraso en su avance dado que se ha desviado de la dirección exacta y serán necesarios tres días para dar marcha atrás y asegurarse de que retoma el rumbo correcto.

La perforadora T-130, encargada del llamado "Plan B" para rescatar a los 33 obreros atrapados, reanudó este domingo su actividad, mientras se termina de habilitar un helipuerto para trasladarlos a un hospital apenas sean sacados a la superficie, informaron fuentes oficiales.

La máquina T-130, que ayer permaneció paralizada durante varias horas para solucionar un problema en sus martillos, retomó a las 5.00 horas su actividad y avanzó seis metros, hasta alcanzar 428 metros de profundidad, de los 630 que debe perforar.

En tanto, la Strata 950, encargada del denominado 'Plan A', permanecerá parada hasta este martes debido a problemas técnicos.

El "Plan A", que es el más rezagado, ha avanzado hasta los 587 metros de profundidad en la primera etapa de su excavación, que debe alcanzar los 702 metros para después proceder a ensanchar el conducto de 33 a cerca de 70 centímetros.

Por último, la petrolera RIG 421, que excava directamente un orificio de un diámetro suficiente para permitir la salida de los mineros, avanzó sólo cuatro metros en las últimas veinticuatro horas, hasta los 204 metros.

Además, esta máquina va a sufrir un retraso en su avance dado que se ha desviado de la dirección exacta y serán necesarios tres días para dar marcha atrás y asegurarse de que retoma el rumbo correcto, explicó a periodistas el jefe de las labores de rescate, André Sougarret.

Mientras las máquinas continúan adentrándose en la roca, en la superficie continúan los preparativos para el rescate de los mineros, que el Gobierno estima puede producirse en la segunda quincena de octubre.

Allí continúa la instalación de los módulos o contenedores a los que serán trasladados los 33 obreros apenas sean rescatados para que puedan descansar, recibir las primeras atenciones médicas y reencontrarse con sus familiares.

También se mostró hoy a la prensa el helipuerto, situado a casi un kilómetro de la salida de la mina, donde estarán apostados dos helicópteros preparados para trasladar posteriormente a los mineros hasta el hospital más cercano, el de Copiapó, a unos 45 kilómetros de distancia.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, explicó en una entrevista que publica hoy el diario La Tercera que "todos pasarán las primeras 48 horas en el hospital de Copiapó para descartar lesiones oculares, para que se les tomen radiografías de tórax y para que se les hagan evaluaciones dentales y de posibles afecciones a la piel".

Además, hasta el yacimiento San José llegaron hoy unos monitores biométricos que permitirán tomar la temperatura y la frecuencia cardíaca de los mineros para analizar en qué estado se encuentran para enfrentar el proceso de salida de la mina.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes