Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 10:57

Se espera que la Sala del Senado lo vote hoy mismo

Gobierno y oposición llegan a acuerdo por royalty y se mantiene la invariabilidad

por 6 octubre 2010

Gobierno y oposición llegan a acuerdo por royalty y se mantiene la invariabilidad
Aún cuando disminuyó en dos años la invariabilidad, respecto de la negociación original, ésta quedó en seis años. El convenio al que se llegó implica además una tasa tributaria de entre un cinco y un 14 por ciento y la creación de una comisión transversal que se aboque a la modernización del decreto ley 600.

Aunque fue difícil, el gobierno terminó imponiendo su proyecto de royalty en la Cámara Alta. Así, pasado el medio día, se concretó en el Senado la ceremonia en que oficialismo, encabezado por los titulares de Hacienda, Hernán Larraín, y Minería, Laurence Golborne, sellaron un acuerdo que dejó a todos conforme y que provocó mutuas alabanzas por el trabajo realizado por ambos sectores para confluir en un régimen tributario “razonable” para las empresas mineras que invierten en Chile.

Tras un largo proceso de negociación en medio del cual la Concertación había amenazado con no transigir en cuanto a la eliminación de la invariabilidad del royalty minero, finalmente la oposición llegó a un acuerdo con el gobierno, según el cual se establece un período de invariabilidad que bajó de ocho a seis años para las empresas que se acojan a este nuevo régimen, entre los años 2018 y 2023. Mientras que la tasa tributaria fluctuará entre el 5 y el 14 por ciento, en la que las empresas con un margen de utilidades de un 35 por ciento, estarían en el primer tramo, y aquellas cuyas utilidades alcancen un 85 por ciento, estarían en el tope de la tabla.

Adicionalmente, el acuerdo contempla otros dos puntos. Por un lado, la creación de una comisión transversal que se abocará a estudiar la modernización del decreto ley 600 que regula la inversión minera extranjera. También se crea el Fondo de Inversión y Reconversión Regional, al que destinarán 100 millones de dólares anualmente, durante cuatro años, quedando posteriormente en manos de la Ley de Presupuesto anual.

Según explicó el ministro de Hacienda, quien además se deshizo en elogios hacia la oposición que finalmente, advertencias acerca del rechazo a la invariabilidad de por medio, terminó aprobando el acuerdo y respondiendo a las alabanzas del titular de Hacienda.

El primero en alabar los muchos méritos del acuerdo fue el presidente de la Comisión de Hacienda, senador socialista Camilo Escalona. A su juicio, esto constituye “un logro para el país”, pues a partir del 2018 habrá un “impuesto específico para el conjunto de la actividad minera que se desarrolle desde el 2018 en adelante”. En este sentido, explicó que lo que se hizo fue acordar “un régimen (tributario) permanente que es considerablemente mejor que el actual, para el país”.

Y subrayó que el convenio deja en evidencia que “todos estamos de acuerdo en que la minaría debe tributar más y eso ocurrirá a partir del 2018”. Y aclaró que su sector concurrió a él con los años de transición, entre los años 2010 y 2012 inclusive, que sería el elemento que terminó destrabando la negociación y dio pie al acuerdo final, “por el bien del país”. Sin embargo, acto seguido puntualizó que “nos regocija llegar a un acuerdo que asegura que Chile tendrá más recaudación” de parte de las mineras. Además calificó el acuerdo de “incuantificable” tanto en el ámbito político como para el país, recalcando que es “virtualmente inmejorable”.

Por su parte, el senador PPD Ricardo Lagos Weber coincidió con Escalona, destacando que además de conseguir más recursos para Chile, con el acuerdo se redujo la invariabilidad y que la sola posibilidad de poder discutir la modernización del DL 600 y subrayó que se ha llegado a “un justo acuerdo para Chile”. Mientras que el jefe de la bancada DC, Andrés Zaldívar, añadió que “hoy no tiene tanta importancia la invariabilidad, sino la tasa de tributación”.

La gran duda, sin embargo, era si los afectados directos estarán dispuestos a adoptar las nuevas reglas del juego. En este sentido, Larraín reconoció que “no tenemos una garantía de que las empresas se acojan a este nuevo régimen”, por lo que van a conversar –dijo- con ellas y espera una buena disposición de su parte. Y dando una señal de lo distendido del ambiente, añadió que a la hora de conversar con las empresas mineras, Larraín añadió que “esperamos que en estas conversaciones, el ministro Golborne haga valer todos sus encantos”.

El aludido también apreció el acuerdo, señalando que la minería requiere reglas del juego claras, que es lo que entregaría este acuerdo, y llamó a las empresas mineras a valorar el esfuerzo realizado por el mundo político y a “abrazar la ley y adoptarla a la brevedad”.

Tras este proceso, la comisión de Hacienda del Senado se reunió a votar el acuerdo para que pase a la Sala lo antes posible y se pueda votar esta misma tarde. Posteriormente, pasaría a la Cámara para que apruebe los cambios realizados en el Senado. En tanto, no se tiene claridad si este acuerdo sea aceptado por la Concertación en la Cámara de Diputados y el senador independiente pro RN, Carlos Cantero, anunció su rechazo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes