Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:10

Se trata del ex frentista apodado “Tarzán”

Carroza ordena detener al verdadero cerebro del atentado a Pinochet

por 19 octubre 2010

Carroza ordena detener al verdadero cerebro del atentado a Pinochet
Ayer en la tarde fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Santiago, Rodrigo Rodríguez Otero, quien es indicado como la cabeza de la llamada Operación Siglo XX, que en 1986 intentó dar muerte al ex dictador. La acción fue ordenada por el juez que instruye el proceso por el asesinato del senador UDI Jaime Guzmán. "Mi cliente nada tiene que ver en este proceso", sostuvo su abogado.

Por ordenes del juez Mario Carroza fue detenido ayer en el Aeropuerto Internacional de Pudahuel, el ex miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), Rodrigo Rodríguez Otero, alias “Tarzán”, en el marco de la investigación que lleva adelante el magistrado en el caso Jaime Guzmán.

Rodríguez Otero, quien es indicado como el verdadero cerebro del atentado contra Augusto Pinochet, ocurrido el 7 de septiembre de 1986, fue retenido ayer en la tarde en las dependencias de la Policía de Investigaciones del Terminal aéreo.

Al respecto su  abogado patrocinante, Boris Paredes, sostuvo: “Mi cliente nada tiene que ver en este proceso donde se investigan las alternativas del crimen del senador  Jaime Guzmán porque a la fecha cometido el crimen (de Jaime Guzmán) mi representado se encontraba viviendo en Europa”.

Fuentes allegadas a Rodríguez, indicaron que el ministro, al parecer, habría confundido al “Tarzán” con otro frentista cuya chapa era “Rambo” o “Vietnamita”. Este último, habría sido identificado por el ex detective Jorge Barraza en uno de los videos que captó durante la tramitación del caso en los primeros años de la década del 90.

La historia del “Tarzán”

A fines de 1984 la jefatura del FPMR comenzó a analizar la idea de eliminar al general Augusto Pinochet. Para tales fines, la cúpula del Frente decidió encargar la tarea a un joven y fornido militante de la organización: Rodrigo Rodríguez Otero. Tenía 23 años de edad.

Rodríguez Otero se habría convertido en militante del FPMR en Cuba, donde llegó junto a su familia después del golpe de Estado. En aquellos años, entablaron una amistad con Raúl Pellegrin y Judith Friedman, padres de Raúl, un serio jovencito que llegaría a ser el número dos del Frente.

Más tarde “Tarzán” se abocó a las tareas de organizar su grupo de forma compartimentada y de conseguir información de inteligencia sobre la vida, las relaciones personales y los traslados de Pinochet.

Para dicha misión, pasó días completos en la Biblioteca Nacional y se  inscribió en un gimnasio del barrio alto frecuentado por oficiales del Ejército y cadetes de la Escuela Militar.

Según detalla la periodista Patricia Verdugo en su libro “Operación Siglo XX”, a “Tarzán” le cupo una tarea vital en el atentado contra Pinochet. “Aparentando ser parejas de enamorados, vendedores ambulantes, estudiantes de inocente aspecto, mujeres de elegante atuendo y hombres con apariencia de prósperos empresarios, estos grupos “realizaron tareas de vigilancia y seguimiento” del dictador.

En un comienzo Rodríguez Otero propuso hacer explotar el vehículo de Pinochet –al estilo del atentado de ETA a Luis Carrero Blanco en 1973 en España– cuando volviese a Santiago de su residencia de fin de semana en El Melocotón.

No obstante los preparativos, el plan fue abortado el 7 de agosto, el día siguiente del descubrimiento de la internación de 70 toneladas de armas del FPMR en Carrizal Bajo.

Luego la historia es conocida por todos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes