Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 07:58

El dilema técnico versus el cálculo político luego de Fukushima

Agenda nuclear: Golborne en un "zapato japonés"

por 16 marzo 2011

Agenda nuclear: Golborne en un
El estar en la cúspide de la popularidad vuelve cada vez más vulnerable al titular de Mínería y Energía. Por lo mismo, el debate sobre energía nuclear en un momento que la opinión pública está tan susceptible debido a lo ocurrido en la nación nipona parece una locura. Y las apuestas sobre si el biministro optará por una salida técnica o política a la discusión ya están corriendo. El punto es que si se decide por la primera corre el riesgo de bajar en las encuestas, dicen unos; en cambio los que lo ven como presidenciable suponen que está blindado.

La tragedia suscitada en Japón a raíz del terremoto y posterior maremoto del pasado 11 de marzo, levantó el incipiente debate que venía desarrollándose en Chile respecto de la energía nuclear. Así, a las costas chilenas no sólo llegaron las réplicas del tsunami que azotó a la nación nipona, sino también las secuelas del accidente en algunas plantas nucleares. Para el mundo político ese efecto también podría traer consecuencias para la figura del biministro de Minería y Energía, Laurence Golborne, quien inevitablemente conducirá la discusión que Chile debe tener en materia de matriz energética hacia el futuro, lo que lo enfrenta a un dilema entre su expertise técnica y su manejo político.

En la Alianza, y particularmente en la UDI, están siguiendo de cerca el debate sobre energía nuclear, pues admiten que ello podría tener efectos en la popularidad del ministro mejor evaluado del gabinete de Sebastián Piñera. Si bien reconocen que la discusión pública puede provocar efectos indeseados en la imagen de Golborne, también aclaran que es muy improbable que durante el actual gobierno se tome alguna decisión al respecto. En este sentido, el diputado Felipe Ward (UDI) no duda ni por un segundo que si el titular de Minería “logra encontrar el equilibrio entre el consenso político, necesario para tomar una resolución sobre la energía nuclear, y el técnico, puede salir jugando”. Aludiendo con ello a lo impopular que resulta este tema, dado lo ocurrido en Japón, pero conociendo también las capacidades del ministro.

Esta es una mirada generalizada en el gremialismo, donde coinciden que “hoy día el tema está a flor de piel y no hay racionalidad para enfrentar el debate” debido a lo sucedido en Japón: no obstante ello, en la tienda siguen con cautela el debate que se ha dado en los últimos días. Y puesto que no es un secreto que una parte importante de la tienda ve en Golborne la posibilidad concreta de llegar a La Moneda, desde Calle Suecia se le está tomando el pulso a la opinión pública. En esta línea, en la tienda reconocen que el biministro tiene un perfil más técnico que político, pero defienden el manejo que ha mostrado en algunos de los conflictos que le ha tocado enfrentar, como el de Magallanes.

Un parlamentario sostiene que en lo que va de la administración de Sebastián Piñera, Golborne ha mostrado habilidad para irse adecuando al mundo político. Y que “lo ha hecho bastante bien hasta ahora. Considerando que no se la han puesto fácil. Es obvio que cuando le dieron la cartera de Energía la idea era que no fuera fácil para él y, sin embargo, ha logrado navegar”, afirma un legislador de la UDI cercano al ex ejecutivo de Cencosud.

Las certezas del ministro

Mientras tanto, en el entorno del ministro Golborne se toman el tema con calma. Insisten que al titular de Minería y Energía “no le preocupa bajar en las encuestas”, aún cuando es un tema que no desconoce. Sus cercanos sostienen que lo ocurrido en Japón “va a generar un cambio en la forma de enfrentar el debate”, porque “un tema eminentemente técnico, ahora va a tener un componente emocional”. Por lo que si hasta ahora la energía nuclear podría haber sido una opción, entre otras, para generar una matriz energética a largo plazo, el desastre de Japón va a provocar que “hoy sea imposible” de abordar.

Sus cercanos sostienen que lo ocurrido en Japón “va a generar un cambio en la forma de enfrentar el debate”, porque “un tema eminentemente técnico, ahora va a tener un componente emocional”. Por lo que si hasta ahora la energía nuclear podría haber sido una opción, entre otras, para generar una matriz energética a largo plazo, el desastre de Japón va a provocar que “hoy sea imposible” de abordar.

En este contexto, en el círculo del ministro insisten en que la eventual baja en la popularidad, a raíz del debate nuclear, “no le importa” y que el secretario de Estado “más que técnico es pragmático” a la hora de la toma de decisiones. De hecho, se le ha escuchado mencionar su preocupación respecto al tema del efecto invernadero, que era aplacado con la generación de energía nuclear. Quienes lo han comentado con él, sostienen que Golborne ha expresado su preocupación acerca de cómo se enfrentará ese tema ahora que los países que habían adoptado esa línea energética se están echando para atrás debido al accidente que el terremoto y posterior tsunami provocó en Japón. Por lo que, habría dicho, “es el mundo el que está en una disyuntiva”.

Quienes lo conocen de cerca, incluso se atreven a advertir que a Golborne no le pasan desapercibidas las movidas políticas y que en el mundo empresarial en que se desenvolvía antes de llegar al gobierno “también se hace política”. Eso porque, insisten, aunque nadie le crea cuando lo afirma, no pretende ser candidato presidencial, y pese a eso tiene claro por qué lo nombraron en la cartera de Energía. Sabe que la designación demuestra que no es favorito para reemplazar a Piñera en un próximo período de la Alianza en La Moneda, “que no fue para potenciarlo como candidato”, confidencia un cercano al ministro.

Ahora bien, en el círculo del secretario de Estado han analizado el tema de la popularidad. Creen que, efectivamente, puede bajar en el marco del debate sobre energía nuclear, pero tienen la convicción de que dado el alto respaldo que ha recibido de la opinión pública en las encuestas, esa baja será “lenta y difícil”, por lo menos más lenta que si no hubiera estado bien posicionado. Además, tienen la certeza que aunque baje un poco, donde siempre va “a salir bien parado” será entre las elites.

Una visión similar a la del entorno del ministro tienen en el gremialismo. Si bien reconocen que al inicio del gobierno, Golborne estaba más marcado por lo técnico y pragmático, también sostienen que el biministro aprendió a moverse en el mundo de la política como el que más. De hecho, un diputado gremialista hace hincapié en que “Golborne tiene el doble de popularidad que el Presidente”, aludiendo al 84 por ciento que marca en la última Adimark frente al 42 de respaldo que ostenta Piñera, en el mismo sondeo. El mismo parlamentario reconoce que el secretario de Estado es reconocido por una visión “más técnica y conservadora” que política, pero también subraya que con el tiempo ha ido ganando terreno en la última y aclara que el curso que pueda tomar el debate acerca de la energía nuclear en Chile “no afecta para nada su opción como candidato presidencial”, porque estima que tiene una muy buena plataforma ya ganada.

Y sobre todo, porque en ese contexto tiene la convicción de que “al candidato lo van a poner las encuestas y aunque difícilmente se va a mantener en un 84 por ciento, no hay nadie en la Alianza que le corra un metro”. Lo que se condice con la postura de un alto dirigente de la UDI que afirma que Golborne “es muy inteligente y no va a salir a rasgar vestiduras por la energía nuclear. Va a guardar el tema en un cajón hasta que haya un momento más adecuado”. Y añade que ya quedó en el pasado la imagen tecnócrata del titilar de Minería y Energía y que en la actualidad “tiene una mirada global sobre los temas y sabe captar los momentos y ponerse a discutir hoy día sobre la energía nuclear es un absurdo”, con lo que coinciden en el entorno del ministro.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes