Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:30

En una fuerte señal de la institución sobre el tema

Discípulo de Karadima firma carta de la iglesia que llama a prevenir abusos

por 17 marzo 2011

Discípulo de Karadima firma carta de la iglesia que llama a prevenir abusos
El obispo de Talca, Horacio Valenzuela, fue formado por el ex párroco de El Bosque y recibió las críticas de los feligreses luego de calificar como “un dolor muy grande” la condena impuesta por el Vaticano.

Pudo ser una carta firmada sólo por el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Ezzati, sin embargo, en la hoja quedó estampada la firma de todo el comité permanente. Incluso la de Horacio Valenzuela, obispo de Talca y discípulo de Fernando Karadima.

Valenzuela fue formado por el ex párroco de El Bosque y nueve días después de la condena impuesta por el Vaticano, el religioso calificó a ésta como un “dolor muy grande”.

En una fuerte señal por parte de la iglesia, Valenzuela es uno de los firmantes de la carta que dio a conocer la Conferencia Episcopal y que esta tarde se refirió al momento que vive la iglesia y principalmente a las acusaciones de abuso, cuyo caso más emblemático –en el último tiempo– ha sido el del sacerdote de El Bosque, Fernando Karadima.

Es primera vez, también, que las autoridades de la Iglesia hacen un llamado tan claro hacia el interior de la misma institución para prevenir estos hechos. “En comunión con el Santo Padre, nuestra cercanía hacia las víctimas y a las comunidades que más sufren el daño causado, se debe traducir, también, en un compromiso inequívoco de todos en la Iglesia para prevenir que estos hechos se repitan y para actuar, ante ellos, con caridad en la verdad”, dice la declaración, que también señala que “las dolorosas situaciones que han causado, con toda razón, escándalo en la comunidad nacional, nos desafían hacia una profunda conversión”.

Al mismo tiempo, el comité permanente insistió en el indulto para personas mayores y enfermas que ha levantado polémica porque podría favorecer a violadores a los Derechos Humanos. Sobre este punto, el escrito señaló lo siguiente: “Creemos que una sociedad se dignifica cuando obra desde la clemencia y la misericordia en favor de los reclusos y reclusas más ancianos, enfermos y que no revisten mayor peligro para la sociedad. Para los poderes del Estado que, conforme a la Ley determinarán las medidas de estas iniciativas, imploramos sabiduría y generosidad en esta hora”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes