Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Frente al caso de la Escuela la Greda

La irregular resolución de la Corte de Valparaíso que reabrió Codelco Ventanas

por 4 abril 2011

La irregular resolución de la Corte de Valparaíso que reabrió Codelco Ventanas
La opinión de la Seremi de Salud de Valparaíso, fue el factor determinante para que la Corte de Apelaciones resolviera autorizar a Codelco a reanudar sus operaciones. Pero la información no provino del Seremi de Salud, sino que del jefe jurídico de la repartición. Hoy la Fundición Ventanas está operativa y con un largo prontuario de faltas medio ambientales y laborales, que ponen en riesgo la salud y vida de trabajadores y pobladores.

Menos de un día duró el cierre de Codelco Ventanas. Un recurso de protección con orden de no innovar, había logrado parar a la minera estatal el 30 de marzo. Pero ese mismo día se desarrolló una conversación clave para la reapertura de la estatal. El teléfono sonó en la Seremi de Salud y como no se encontraba el Seremi, Jaime Jamett, el jefe del departamento jurídico, Juan Luis Solari, tomó la llamada. Era de la Quinta Corte de Apelaciones de Valparaíso.

Luego de un par de preguntas y respuestas, los ministros de la Corte de Apelaciones prepararon la resolución, frente al recurso de reposición que presentó Codelco, con el fin de poder continuar con sus operaciones en Ventanas. La victoria fue para la estatal y la Corte explicó que la resolución “tiene especialmente presente el tenor de la información”, entregada por el jefe del departamento jurídico. Era el 31 de marzo.

Quien debería haber contestado la llamada y las preguntas de la Corte, era el Seremi Jamett. Sin embargo, él nunca emitió un informe a la Corte ni tampoco recibió una solicitud para ello. Simplemente se lo pasó por alto, frente al urgimiento de Codelco por no parar su operación. Ni siquiera cuando se lo ordenaron judicialmente, lo hizo. Razones técnicas no permitieron parar de inmediato, argumentó la empresa.

Frente a esta situación, el Consejo ecológico de Puchuncaví y Quintero, quienes habían presentado el recurso de protección con orden de no innovar –que fue acogido y logró paralizar por menos de 24 horas a Codelco – denunció la irregularidad del hecho y presentó nuevamente un recurso ante la Corte de Apelaciones, esta vez, con el fin de mantener la orden de no innovar y detener por segunda vez, la operación de la Fundición Ventanas.

Recordemos que Codelco fue responsable de la intoxicación de 46 personas –la mayoría de ellos niños de la Escuela la Greda – por una falla en su planta de ácido, que provocó la salida de una nube tóxica, de dióxido de azufre.

Los sumarios sanitarios contra las empresas de la zona

Desde que asumió su cargo el Seremi de Salud de Valparaíso, Jaime Jamett, ha cursado 10 multas contra las empresas que operan en el área de Puchuncaví y Quintero. Mientras que entre el año 2008 y el 2009, sólo se cursaron siete. Las razones son por detectarse derrames de particulados y por el deficiente manejo de acopios y de residuos peligrosos. Hoy existen tres sumarios en curso.

Quien debería haber contestado la llamada y las preguntas, de la Corte, era el Seremi Jamett. Sin embargo, él nunca emitió un informe a la Corte ni tampoco recibió una solicitud para ello.

El último sumario sanitario fue contra Puerto Ventanas, empresa que arrienda su terreno para los acopios de petcoke de Enap y de concentrado de Cobre de Codelco. Jamett aplicó la máxima sanción del código sanitario, que corresponde a una multa de 1.000 UTM y aseguró: “A nuestro juicio, la empresa es responsable de parte del problema, por su manejo de los acopios de concentrado de Cobre y de Carbón, que habría sido extremadamente deficientes”.

Otro incidente ambiente ocurrió en enero del año pasado, donde Puerto Ventanas, Enap y Catamutun, fueron sumariadas por verter combustible fósil en el estero Campiche. Este hecho ya había sucedido una vez el 2010. El vertimiento de combustible es algo común para el área de Quintero y Puchuncaví, produciéndose dos nuevos episodios en febrero y marzo de este año.

Las faltas de Codelco

El año pasado  Codelco decidió indemnizar con $50 millones a las Caletas Unidas de Quintero y se comprometió a invertir 150 millones en el Instituto de Fomento Pesquero de la zona de Ventanas. Los pescadores artesanales de la zona, el 2008, interpusieron una demanda en contra de la empresa estatal,  por un delito contemplado en el artículo 136 de la Ley de Pesca, que se refiere a verter agentes contaminantes al mar.

Roberto Monardes, asesor de las caletas unidas de Quintero y quien participó en la demanda, explicó que la iniciativa surgió a raíz del exceso en la norma de emisiones de arsénico y coliformes fecales, al mar. Los datos que maneja la Superintendencia de Servicios Sanitarios, muestran que Codelco excedió la norma de estas emisiones el 2006, superando en octubre de ese año, siete veces la norma de arsénico y 170 veces la de coliformes fecales.

Pero el medio ambiente de la comuna no es el único que ha sido afectado por Codelco. Recordemos que en julio del 2009, ex funcionarios de la Enami, presentaron un recurso de protección contra la división Ventanas de Codelco, por vulnerar garantías constitucionales como el derecho a la vida y a vivir en un medio ambiente libre de contaminación. Alegaron que más de 100 trabajadores han muerto de cáncer y lo atribuyeron al hecho de trabajar por años en la empresa.

Pero el recurso fue rechazado por la Corte de Apelaciones de Valparaíso, porque se dijo que Codelco, en la actualidad tomaba las medidas necesarias para proteger a sus trabajadores y que se encontraba dentro de la normativa. Los ex trabajadores de Enami, la semana pasada se sumaron al recurso de protección del Consejo Ecológico de Puchuncaví y Quintero, que logró paralizar a la fundición por unas horas.

La irresponsabilidad laboral de Codelco

La historia continúa.  Por “no mantener en la empresa principal las condiciones sanitarias y ambientales necesarias para proteger la vida y salud de los trabajadores que se desempeñan en su obra, empresa o faena”, es la multa que ha sido dictada 25 veces, por la Dirección del Trabajo, a la Corporación Nacional del Cobre (Codelco) entre el 2006 y el 2011.

Entre el 2006 y el 2011 la Dirección del Trabajo le ha cursado más de 200 multas por infracciones a la ley laboral a Codelco, que mantiene operaciones en 4 divisiones mineras, además de una fundición y refinería. Lo impactante, es que dentro de ellas hay varias que tienen relación con la seguridad y salud de sus trabajadores.

La empresa estatal afirma en su página Web: “La Política de Seguridad, Salud Ocupacional y Gestión Ambiental establece el compromiso de Codelco con una gestión empresarial centrada en las personas, que proteja la vida, la integridad física y la salud de los trabajadores propios y de sus empresas contratistas, así como de otras personas que estén en el entorno de sus operaciones”.

Pero frente a las empresas contratistas Codelco tampoco ha sido responsable. Existen 14 multas de la Dirección del Trabajo, entre el 2006 y el 2011, por “no vigilar la empresa principal el cumplimiento que compete a las empresas contratistas de la obligación de informar a los trabajadores de los riesgos; medidas de control y prevención; métodos de trabajo correcto y funcionamiento de los Comités Paritarios y Departamento de Prevención de Riesgos”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes