Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 07:18

Iniciativa logra evaluación sin reparos de 68% de servicios públicos

Renuncia hombre clave en evaluación de Hidroaysén a días de votarse el proyecto

por 28 abril 2011

Renuncia hombre clave en evaluación de Hidroaysén a días de votarse el proyecto
El director del Servicio de Evaluación Ambiental de la Región de Aysén, Eduardo Lagos Reyes, presentó su renuncia voluntaria al cargo, argumentando motivos personales. Cargo que es considerado relevante para el futuro de la iniciativa de Colbún y Endesa. Al mismo tiempo, algunos servicios estatales no presentaron observaciones ni objeciones al proyecto hidroeléctrico. Para los detractores de la iniciativa, éstos buscan “descaradamente” una aprobación con mínimas condiciones.

El Servicio de Evaluación Ambiental de la Región de Aysén informó que su director, Eduardo Lagos Reyes, presentó su renuncia voluntaria al cargo, argumentando motivos personales.

La dimisión se produce a días de la votación de la iniciativa de Colbún y Endesa, que se desarrollará antes del 17 de mayo. Por lo mismo, el cargo que deja Lagos Reyes es considerado clave para el futuro del proyecto.

Producto de lo anterior, el servicio ha iniciado de inmediato el proceso para designar en el menor plazo posible a un nuevo director regional.

En lo relativo a los diversos proyectos –entre ellos Hidroaysén- que están siendo sometidos al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental en la Región de Aysén, el Servicio de Evaluación Ambiental señaló que “éstos continuarán sus respectivas evaluaciones sujetos a las normas y plazos dispuestos por la legislación ambiental vigente”.

¿Sin reparos?

De acuerdo a una publicación de La Tercera, la mayoría de los 32 servicios estatales que se encontraban evaluando ambientalmente a Hidroaysén –entre ellos, seremis de salud, economía, minería, energía, y organismos como la Dirección General de Aguas (DGA), Conaf, Servicio Agrícola y Ganadero (SAG)- no presentaron observaciones ni objeciones al proyecto hidroeléctrico.

La nota aclara que si bien la opinión de los servicios no es vinculante para la decisión final, dos tercios de las entidades entregaron su conformidad con el proyecto.

No obstante, han existido reparos respecto a los pronunciamientos de los servicios públicos sobre Hidroaysén. Para los detractores del proyecto, éstos buscan “descaradamente” una aprobación con mínimas condiciones. Prueba de ello, aseguran, son los pronunciamientos de CONAF y SERNAGEOMIN.

El primero, el jefe del servicio de la Región de Aysén, Juan Eduardo Barrientos Erreguerena, escribe al ahora renunciado  Eduardo Lagos Reyes: “Dado que la metodología utilizada por el titular no ha permitido afinar la clasificación de los  Tipos Forestales de acuerdo a la legislación vigente, en la eventualidad que se califique ambientalmente favorable este proyecto, CONAF solicita que para la presentación de los Planes de Manejo de Obras Civiles que deberá presentar el Titular de manera sectorial, se realice un  inventario forestal  más intensivo, basado en las variables que definen a cada tipo forestal e incorporando para su análisis la base de datos  debidamente georreferenciada”.

En tanto, el segundo pronunciamiento (SERNAGEOMIN), para los detractores de Hidroaysén “deja la evaluación de riesgo de rompimiento de la presa producto de los fenómenos Glof (vaciamiento de golpe de lagos glaciares, han ocurrido 2 en el último tiempo) como una condición posterior ya que nunca lo resolvieron durante la evaluación, algo totalmente irregular dado que la ley señala evaluar el riesgo”.

El texto escrito por Héctor Contreras Naranjo, director Regional del SERNAGEOMIN Zona Sur escribe: “Relacionado al Relleno Sanitario San Lorenzo éste queda condicionado a: Definir claramente la escorrentía del agua subterránea, localizando un mayor número de pozos; de los cuales se deberá indicar ubicación, superficie más somera del agua subterránea y análisis químicos de éstas.  Los objetos de esta solicitud se relacionan con que la base impermeable del relleno sanitario deberá emplazarse al menos a cuatro metros sobre el nivel más superficial de la napa, determinar la correcta ubicación de los pozos de monitoreo y obtener una línea base de comparación durante la operación, cierre y abandono del relleno sanitario”.

“Además  deberá cumplir con la normativa legal vigente relativa a rellenos sanitarios”, prosigue.

Agregando que “con fin de determinar la magnitud de las variaciones de los niveles de la napa subterránea, por efecto de la operación de las centrales en las áreas de las colas de los embalses, se condiciona al establecimiento de pozos de monitoreo para estos fines con su respectivo plan de monitoreo”.

“Se condiciona también la aprobación al análisis de los impactos del proyecto, en un escenario en que los vasos no sean estancos.  Para lo cual deberá establecer pozos de monitoreo en las áreas externas a los vasos, midiendo la variación de los niveles freáticos. Definiendo un plan de monitoreo”, añade.

“Los condicionamientos en el ítem  remoción en masa e inundaciones son:
Los probables lugares que resulten susceptibles de inestabilidades, con un análisis que adopte factores de seguridad estáticos 1.2 y que puedan afectar a instalaciones del proyecto, deberán considerar su respectivo plan de acción. El proyecto debe analizar el escenario de vaciamiento y respectivo plan de acción, de los lagos glaciares Cachet 2 y Arco, independiente de la probabilidad de ocurrencia”, culmina.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes