Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:39

Fue rechazado por 20 votos de la Concertación contra 16 del oficialismo

Proyecto sobre voto de chilenos en el exterior naufraga en el Senado

por 3 mayo 2011

Proyecto sobre voto de chilenos en el exterior naufraga en el Senado
Los parlamentarios de la oposición justificaron su postura contraria a esta reforma ya que a su juicio consagra una "discriminación" en la Constitución al exigir una serie de requisitos a los connacionales que no son aplicables a quienes residen en el país. El ministro de la Segpres, Cristián Larroulet, expresó que "quienes han sido derrotados en esta oportunidad son los cientos miles de chilenos que aspiraban a votar desde extranjero en las próximas elecciones presidenciales".

Luego de más de cuatro horas de debate, la Sala del Senado rechazó por 20 votos contra 16 la idea de legislar de la reforma constitucional que establecía que podrían votar desde el extranjero los chilenos con derecho a voto y que mantuvieran un vínculo con el país en la forma que señalara una Ley Orgánica Constitucional.

Según informó la Corporación, los parlamentarios de la Concertación justificaron su postura contraria a esta reforma ya que a su juicio solo consagraría una "discriminación" en la Constitución exigiendo posteriormente una serie de requisitos a los chilenos que viven en el exterior que no son aplicables a quienes viven en el país.

Sin embargo, los senadores de la Alianza refutaron estos argumentos ya que la reforma solo habilitaba el voto de los chilenos que residen en el exterior y que mantienen vínculos con Chile, encargando a una Ley Orgánica Constitucional establecer las condiciones y formas en que se ejercería este derecho. De este modo "solo se requería la voluntad de llegar a acuerdo en la forma de regular las circunstancias que constituyeran tal vinculación".

Por su parte, el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet lamentó el resultado de la votación y señaló que "quienes han sido derrotados en esta oportunidad son los cientos miles de chilenos que aspiraban a votar desde extranjero en las próximas elecciones presidenciales".

Durante el debate, la senadora DC Soledad Alvear entregó una detallada cuenta de la iniciativa y recalcó que "no se requiere una reforma constitucional para permitir el voto chileno en el extranjero, porque la Carta Fundamental es clara en garantizar el derecho a voto para todo ciudadano, mayor de 18 años, que no haya sido sometido a pena aflictiva, independientemente de su lugar de residencia".

Recordó además que este argumento es el mismo que defienden las comunidades de connacionales que viven en el exterior y los ministros de la Corte Suprema que integran el Tribunal Calificador de Elecciones (TRICEL). Por estas razones, señaló que el camino correcto es resolver esta omisión de los órganos colegisladores y avanzar en un proyecto de ley que regule la forma en que se emitirá el voto de chilenos en el extranjero.

En la misma línea, el senador Patricio Walker (DC) indicó que "si nos oponemos a esta reforma es en el sentido positivo para que todos los chilenos en el extranjero puedan votar sin distinción ni discriminación alguna". Citó como ejemplo, el caso de ciudadanos  peruanos que votaron en Chile, en las últimas elecciones del vecino país y explicó que las encuestas hechas por la Cancillería señalan que la mayoría de chilenos en extranjero quieren votar y eso equivale a unos 350 mil connacionales.

Asimismo, la senadora Isabel Allende (PS) recordó que fue autora de una moción en el año 2005 sobre voto chileno en el extranjero "pero fue rechazada en la Cámara Baja". Indicó que "fui exiliada durante 16 años y si hay algo que caracteriza a un exiliado es su vínculo con Chile". Por ello, rechazó la posibilidad de establecer restricciones para ejercer este derecho a voto desde el extranjero y anunció que insistirá en un proyecto de ley que regule el ejercicio democrático de sufragio.

Una opinión distinta manifestó el senador Alberto Espina (RN) quien lamentó que "parlamentarios de la Concertación voten en contra de esta reforma", porque si bien hay opiniones contrapuestas, ambas son legítimas, y lo que corresponde "es lograr un acuerdo en el Senado, tal como ha sido históricamente". Explicó que el Ejecutivo considera necesario establecer un vínculo y "eso no es necesariamente discriminación porque, de hecho, la propia Constitución contempla una serie de requisitos para ejercer el derecho a voto".

Por su parte,  senador radical José Antonio Gómez, manifestó que "no es necesario hacer una modificación en la Constitución porque ésta solo nos llevará a discriminar entre chilenos". Indicó que la actual Constitución establece claramente el derecho universal a votar y en este proyecto no existe posibilidad alguna que estén todos los chilenos que tienen la facultad constitucional para votar sin diferencias ni distinciones arbitrarias.

El senador de la UDI Andrés Chadwick refutó estos argumentos y precisó que "hoy día un chileno que vive fuera del país solo puede votar en Chile en el lugar donde tiene su inscripción y después con la inscripción automática, lo hará en el lugar que corresponda a su domicilio. Por lo tanto, esta reforma no es un capricho se requiere una norma para habilitar el derecho a voto en un lugar que no es su residencia". Agregó que el requisito del vínculo, "a mi juicio nos acerca a un mejor compromiso del principio de la igualdad ante la ley, ya que los chilenos que viven fuera no están sujetos a los efectos del voto porque no se les aplica la ley chilena sino la del país que residen".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes