La Moneda toma distancia de Labbé y saca beneficio político del conflicto en Providencia - El Mostrador

Martes, 12 de diciembre de 2017 Actualizado a las 18:34

Ministro Bulnes desmiente al alcalde UDI

La Moneda toma distancia de Labbé y saca beneficio político del conflicto en Providencia

por 27 septiembre, 2011

La Moneda toma distancia de Labbé y saca beneficio político del conflicto  en Providencia
En medio de la crisis estudiantil el jefe comunal de Providencia estuvo a punto de generarle un gran problema al Ejecutivo, pero por primera vez la administración Piñera tuvo la capacidad de sobreponerse a un conflicto y salir jugando.

Si la decisión del alcalde de Providencia, Cristián Labbé, de negar la matrícula a los alumnos del Liceo José Victorino Lastarria que no sean de la comuna, podría no haber pasado de una anécdota que gran parte del mundo político criticó con dureza, su entredicho con el ministro de Educación, Felipe Bulnes, respecto de que el Ejecutivo estaba en conocimiento de las medidas que pensaba adoptar el jefe comunal fue lo que  encendió las alarmas en el gobierno.

Lo que más molestó al titular de la cartera Felipe Bulnes, se comenta, es que el edil se haya tomado atribuciones que no le competen, generando una fuerte polémica en momentos clave de la negociación con el movimiento estudiantil. Pese a ello, en La Moneda esperan que este escenario no afecte el proceso de negociación que parecía estar avanzando con los estudiantes. Y creen que tampoco daña la imagen de la “nueva derecha” que la actual administración ha tratado de imponer. Por el contrario, en el oficialismo muchos estiman que la confirma.

Por lo mismo, no sólo Bulnes desmintió categóricamente al alcalde rebelde, sino que La Moneda le dio su total respaldo al titular de Educación. Fue el vocero de gobierno, Andrés Chadwick, quien salió a cerrar la discrepancia. Aunque el viernes pasado había mandado una clara señal de que el Ejecutivo se iba a lavar las manos en la polémica generada por Labbé, señalando que “es una decisión completamente autónoma y responsabilidad del alcalde de Providencia. Los  alcaldes son sostenedores de sus escuelas, y al Gobierno no le corresponde opinar o referirse a ello”; este lunes se tomó la cosa más en serio. Desatada la disputa entre el titular de Educación y el alcalde de Providencia fue el propio Chadwick quien debió terciar.

La Moneda contraataca

“Ha quedado lo suficientemente claro con las declaraciones del ministro Bulnes, quien ha señalado que él no ha tenido ninguna conversación ni referencias con el alcalde (Cristián) Labbé, en relación a las medidas adoptadas como el cierre del año escolar”, dijo Chadwick casi sin pestañear y aprovechó de colocar la mayor distancia posible entre el Ejecutivo y el jefe comunal, añadiendo que “el camino por el que ha optado el gobierno, y esperamos tener éxito en ello, es conducir el movimiento estudiantil, dar un camino de diálogo y de conversación para abordar los problemas, poder constituir una mesa de diálogo para efectos de poder avanzar y tomar el tema de la educación como el tema de mayor importancia hoy día para el gobierno”.

Esta es una oportunidad tanto para Bulnes como para el gobierno en su conjunto. Ello, porque “el contrapunto con Labbé permite demostrar que Bulnes y el gobierno no son esa derecha dura que representa el alcalde”, aludiendo a la imagen de la “nueva derecha” que la administración Piñera ha intentado instalar en la mente de la opinión pública.

Este evidente cambio de postura no pasó inadvertido para los inquilinos de La Moneda. Y tiene lógica –dicen- tras la rígida posición asumida por el alcalde durante el fin de semana. En este contexto, “sería absurdo prestarle ropa al alcalde y dejar sin piso al ministro. Eso no se vería bien”, plantea un asesor de Palacio. Y fue bastante mejor recibida desde Renovación Nacional, donde había quienes observaban con preocupación el rumbo que estaba tomando la “arrancada de tarros” de Labbé que, además, fue avalada por el timonel de la UDI, senador Juan Antonio Coloma. El máximo dirigente gremialista señaló el fin de semana que “lo que busca el alcalde Labbé, más allá de cualquier otra consideración, es que las cosas funcionen. En la educación aquellos que quieren imponerse por la fuerza, que sepan que hay otros que necesitan estudiar” y destacó que “la barricada tiene que dar espacio al entendimiento y la protesta tiene que dar espacio a la solución, porque esta situación al final lo que afecta es el desarrollo de miles de jóvenes y por eso es que reacciones de esta naturaleza empiezan a surgir, no fue en una mala onda”.

Palabras que llaman la atención en el entorno del ministro Bulnes, ya que fue el propio Coloma –recuerdan- quien le pidió al titular de Educación que se tuviera “más flexibilidad en el dialogo con los estudiantes. Él pidió la ampliación del plazo para inscribirse en el plan salvemos el año escolar para que no repitan tantos niños”.

Al salvataje de la “nueva derecha”

Así, en el oficialismo ven lo sucedido como una oportunidad para Bulnes. Mientras un analista del gobierno sostiene que la arremetida de Labbé “es buena porque le permite al Ejecutivo tomar distancia de la postura del alcalde. Aún cuando en un primer momento la gente no lo perciba, a la larga van a hacer la diferencia”. Tampoco estima que este encontrón  afecte la figura del ministro; por el contrario, porque logra ponerse en un plano que le da confianza a los estudiantes.

Por su parte, el analista del Instituto Libertad –cercano a RN- Patricio Gajardo, estima que esta es una oportunidad tanto para Bulnes como para el gobierno en su conjunto. Ello, porque “el contrapunto con Labbé permite demostrar que Bulnes y el gobierno no son esa derecha dura que representa el alcalde”, aludiendo a la imagen de la “nueva derecha” que la administración Piñera ha intentado instalar en la mente de la opinión pública. También cree que por la actuación del ministro en esta pasada, es una “buena oportunidad” para “restituir las confianzas” con los estudiantes y destaca que con su actitud, el jefe comunal “lo que demuestra es una falta de capacidad negociadora que debe funcionar en democracia”.

Lo cierto es que en algún momento, un sector de RN temió que se viniera abajo justamente la idea de la nueva derecha. Sin embargo, cuando este lunes el gobierno se cuadró detrás de Bulnes respiró tranquilo. E incluso los más optimistas festejan la estrategia que asumen utilizó el Ejecutivo en esta pasada. El análisis que hace un sector de la tienda de Antonio Varas es que si bien, en un primer momento, el gobierno se lavó las manos respecto de las decisiones asumidas por Cristián Labbé, ya que “aunque se espantó no le podían pegar, porque es UDI, gana en Providencia con una alta votación y ese es el voto duro. Y no se hubiera visto bien que fuera el Ejecutivo el que saliera a pegarle a un alcalde de su sector”. Entonces, “cuando Labbé dice que el gobierno sabía lo que iba a hacer en los liceos de su comuna y lo mete en el conflicto, el gobierno tiene luz verde para salir a contestarle y ve en ello la posibilidad de separar aguas. Lo que es muy bueno para nosotros”.

El “judas” del gobierno

Y según el control de daños que hace este mismo sector, la defensa de la UDI tiene su lógica. Porque lo que el gremialismo está haciendo “es defender su electorado. Ese que está feliz con Labbé como alcalde. Ese al que le gusta una comuna ordenada y que los cabros vayan a clases. Y considerando que estamos a un año de las elecciones municipales es lógico que la UDI defienda las posturas que representan a su electorado. Por lo que no creo que le moleste para nada la posición asumida por el Ejecutivo, porque también les sirve la diferenciación”, afirma un parlamentario de Renovación Nacional. Y la “nueva derecha” podría salir indemne de este conflicto, uno de los que más fuerte ha dejado de manifiesto “las dos almas de la derecha”, reconoce un piñerista.

Mientras que el presidente de la Asociación Chilena de Ciencia Política y profesor del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, José Viacava, sostiene que “por primera vez el gobierno está actuando de manera estratégica frente a un conflicto”, apuntando al hecho de que el Ejecutivo haya optado por diferenciar posiciones con la derecha más dura representada en esta polémica por Labbé, lo que permite la reactualización del concepto de “nueva derecha”.  Para que este concepto sea evidenciado por la opinión pública es necesario, recalca el analista, “crear un Judas que sea la contraparte y en este caso el Judas es Labbé”.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)