Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:52

Conversaciones con la oposición y monitoreo de la Confech

La estrategia del gobierno para sacar el presupuesto de educación adelante

por 11 noviembre 2011

La estrategia del gobierno para sacar el presupuesto de educación adelante
Evitar hablar de reforma tributaria mientras se discuta el presupuesto de educación y esperar a que la Concertación converse con los estudiantes antes de votar, es la base de la estrategia de La Moneda para enfrentar la discusión presupuestaria. Llegar a un acuerdo con la oposición con la mayor legitimidad posible, a ojos de la ciudadanía, es clave y el gobierno espera entrar a la “discusión real” este fin de semana.

El resultado de la última encuesta Adimark (octubre), que dejó a la Concertación con un 14% de apoyo y al movimiento estudiantil con un 67% –12 puntos menos que el mes anterior–, marcó un antes y un después en el debate presupuestario sobre educación. Ya no hay espacio para “ser duros” y seguir con la fórmula actual, donde nadie quiere ceder, porque “no rinde frutos y genera un rechazo en la ciudadanía”, como asegura una fuente de la Secretaría General de la Presidencia.

Hoy la educación es la prioridad del gobierno y en el escenario actual, La Moneda cree estar cerca de llegar a un acuerdo. Pese a que ayer la Concertación negó estar en conversaciones con el gobierno y aseguró que no lo hará hasta el 15 de noviembre, desde Palacio una alta fuente asegura que “están en la previa” y que podría ser este fin de semana, donde se lleve a cabo la “discusión real” para sellar un acuerdo.

En los próximos días se espera que la Concertación de a conocer un documento, que plantee “una posición común en materia de presupuesto, particularmente en educación”, como asegura un senador del conglomerado.

Esta semana la coalición del arcoiris ha tenido varias reuniones sobre el tema educacional e incluso ayer, los timoneles de los partidos conversaron con los dirigentes de la Confech. La idea es que fruto de estos encuentros, se llegue a un acuerdo y en base a este, se elabore una propuesta de presupuesto para educación.

Monitoreo de conversaciones Concertación-Confech

Los dirigentes estudiantiles ya han dejado claro, que no aceptarán un acuerdo entre el gobierno y la oposición de “espaldas” a la ciudadanía. Han estado presentes en el Congreso y se han reunido con los presidentes de los partidos concertacionistas. Los han escuchado y la declaración del presidente del Senado, Guido Girardi, evidencia esto: “No hay acuerdo con la derecha de espalda al movimiento estudiantil”.

Pese a que ayer la Concertación negó estar en conversaciones con el gobierno, desde Palacio una alta fuente asegura que “están en la previa” y que podría ser este fin de semana, donde se lleve a cabo la “discusión real” para sellar un acuerdo.

La Concertación está en una encrucijada, con un 14% de aprobación, sus parlamentarios no están dispuestos a asumir el costo político de rechazar el presupuesto, porque la premisa es que la ciudadanía no va a aceptar posiciones “duras”. Por otro lado, saben que no pueden aprobarlo sin antes conversar con los estudiantes y que no tienen muchas posibilidades de hacerle propuestas al gobierno, como asegura un senador de la Concertación.

La fórmula que tienen en mente, como asegura un parlamentario socialista, es aprobar el presupuesto con algunas modificaciones y como no todas las demandas estudiantiles son susceptibles a entrar al presupuesto, “se abordarán en un protocolo de acuerdo, aparate, para dar soluciones a todas las necesidades”.

Una alta fuente de La Moneda, asegura que “la Concertación quiere públicamente ser el mediador entre el gobierno y el movimiento estudiantil. Eso también nos conviene a nosotros”. El análisis que hacen desde Palacio, es que sacar el presupuesto educacional adelante, con una Concertación “legitimada” ante los estudiantes y la opinión pública –tras el diálogo con la Confech– es positivo para la administración de Piñera. “Ganan un punto de respaldo”, como explica esta fuente y se valida el futuro acuerdo entre gobierno y oposición.

Aproximadamente un mes atrás, La Moneda decidió como estrategia, que para llegar al Congreso a discutir el presupuesto de educación, debía primero intentar dialogar con los dirigentes estudiantiles y demostrar que “la voluntad de conversar era real”. Es así como el Presidente Piñera encabezó la fallida mesa de diálogo con los estudiantes, como asegura una alta fuente de Palacio. Hoy, otra fuente de gobierno cree que la Concertación está en una posición similar, puesto que “no pueden aprobar el presupuesto sin antes dialogar con los estudiantes”.

Por qué  el gobierno aplaza la discusión sobre reforma tributaria

“La reforma tributaria tiene que ser ahora, para alcanzar la gratuidad del 60 o 70%”, asegura Jaime Quintana (PPD), presidente de la comisión de Educación del Senado. La idea de la necesidad de una reforma tributaria, que aporte recursos permanentes a educación, se ha instalado fuerte y la negativa del gobierno a discutirla paralelamente al presupuesto, es considerada como una “improvisación para asumir la reforma educacional”, dice el diputado DC Gabriel Silber.

Desde La Moneda, una alta fuente explica que el debate sobre reforma tributaria tendrá espacio en diciembre de este año y que dependerá de “cómo se apruebe finalmente el presupuesto” y de la “situación económica internacional”.

Desde La Moneda, una alta fuente explica que el debate sobre reforma tributaria tendrá espacio en diciembre de este año y que dependerá de “cómo se apruebe finalmente el presupuesto” y de la “situación económica internacional”. La negativa a debatir sobre los tributos paralelamente a la ley de presupuesto, es parte de la estrategia que tiene el gobierno para afrontar la aprobación de esta. Decir  “no tengo más plata”, siempre ha funcionado como un disco pare, para la oposición en este debate y si se discutiera hoy, “dejaríamos esa puerta abierta y no sabemos cómo saldría el presupuesto”, asegura una fuente de Palacio.

El tema más conflictivo del presupuesto es educación superior, “por la presión social que existe”, como asegura el diputado José Antonio Kast (UDI). Las exigencias hacia La Moneda vienen de todos lados y en todas las direcciones, e incluso dentro de la propia Alianza. “Le hemos pedido al gobierno que sea equitativo. El debate no puede ser capturado sólo por la educación superior, porque sus demandas específicas consideran a un grupo específico y el Estado tiene el deber de socorrer a todos los estudiantes”, dice la diputada UDI, María José Hoffmann.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes