jueves, 20 de septiembre de 2018 Actualizado a las 03:48

En el contexto del foro "¿Por qué una nueva Constitución?"

Camila Vallejo: "El pueblo tiene que estar preparado para un proceso constituyente"

por 2 agosto, 2013

Camila Vallejo:
Tanto la candidata a diputada del PC por La Florida como el abogado Fernando Atria, del comando de Michelle Bachelet, coincidieron en que es necesario primero que la demanda de una nueva constitución haya adquirido suficiente magnitud para que luego se dé la pregunta de cómo llevarla a cabo. "El problema ahora es contribuir a generar esa fuerza política detrás de esa demanda”, señaló el jurista.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En el foro "¿Por qué una nueva constitución?" llevado a cabo este viernes y organizado por el comando del candidato a senador por Santiago Oriente, Carlos Montes, la candidata a diputada por el distrito 26, Camila Vallejo, se desempeñó como panelista. Justo a ella participó también el abogado e integrante del comando de Bachelet, Fernando Atria.

La actividad se realizó en el centro cultural la Barraca, en La Florida, y en ella participó una gran cantidad de público así como los concejales de la comuna, David Peralta y Reinaldo Rosales.

En el encuentro se abordaron las razones para querer cambiar la actual Constitución y la necesidad que esta demanda cobre fuerza en la ciudadanía a través de la discusión con el fin de establecer de esas formas los posibles mecanismos que permitan implementar estos cambios. Para Atria, este cambio comienza desde la acción política que proviene desde la participación de la ciudadanía: “cuando el pueblo discuta la izquierda gana, por eso para el neoliberalismo idealmente no había política, habría simplemente individuos contratados, cuando nos sentemos a preguntarnos, cómo debe ser este país, de esa comunicación surge el poder político, entonces cuándo la gente se va sumando adquiere la magnitud suficiente para cambiar las cosas, cuando no hay conversación cuando cada uno está preocupado de sus propias cosas, cuando cada uno se relaciona con los demás, contratando en el mercado, entonces claro, el poder político desaparece”.

Esta conclusión fue compartida por Camila Vallejo que indicó además que esta situación tiene que ver con el debate principal de donde recae la soberanía o el poder constituyente: “efectivamente hoy día, la constitución dice que la soberanía recae en la nación, una cuestión sumamente etérea y que no garantiza democracia”.

Asimismo, la ex dirigente estudiantil agregó que “si nosotros de alguna u otra forma hablamos de lo importante que puede ser la asamblea constituyente, no únicamente como mecanismo, creo que hoy día se pueden hacer muchos procesos de este tipo, muchas microasambleas constituyentes en nuestros barrios, en nuestros territorios”.

“Es bueno que empecemos a generar espacios para discutir qué proyectos podemos ir construyendo desde nuestras localidades y territorios que vayan a dar una propuesta de reemplazo a lo que existe y no nos pille el día de mañana, simplemente con una presidenta que tenga la voluntad de convocar un proceso constituyente, sin que exista un pueblo preparado para ese proceso”, puntualizó Vallejo.

Para la ex presidenta de la Fech, la responsabilidad no recae solamente en quienes se pronunciaron sobre las reformas, si no cómo se va generando una concientización en los espacios de discusión en las instancias de construcción que el poder constituyente se vaya gestando en la sociedad.

Opinión coincidente con Atria con respecto a la discusión de los mecanismos, ya que para el académico es necesario primero que la demanda haya adquirido suficiente magnitud y qué la pregunta sea cómo hacemos para transformar esa demanda en una nueva decisión constitucional: “Ese no es el problema ahora, el problema ahora es contribuir a generar esa fuerza política detrás de esa demanda”.

Por su parte, Carlos Montes comentó sobre las reformas constitucionales que las posibilidades de cambios tiene que ver como los ciudadanos lo asumen, como lo practican: “La política es antes que nada una disputa cultural, y si no tenemos en juego nuestras visiones en la vida cotidiana la verdad es que podemos tener muy buenos documentos intelectuales pero que tienen una vitalidad y posibilidades de cambio muy limitado”.

Por último, agregó que está convencido de que “estamos en un momento especial de la historia de este país, ahora tenemos un momento, creo yo en que es posible, iniciar un ciclo distinto de transformaciones, así quizás como lo fue el 88, como lo fue el 70, son periodos de la historia en que se dan condiciones de cambio.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV