miércoles, 26 de septiembre de 2018 Actualizado a las 04:38

Se reunirán a partir de las 09:00 horas

Suprema analizará este viernes petición de magistrados para que pida "perdón" por omisiones durante la dictadura militar

por 5 septiembre, 2013

Suprema analizará este viernes petición de magistrados para que pida
El presidente del máximo tribunal del país, Rubén Ballesteros, confirmó que el Pleno estudiará mañana el comunicado donde la Asociación Nacional de Magistrados del Poder Judicial pidió disculpas por su desempeño durante el régimen de facto (1973-1990).
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El presidente de la Corte Suprema, Rubén Ballesteros, confirmó que este viernes el pleno del máximo tribunal del país se reunirá para analizar las acciones a seguir ante el aniversario de los 40 años del golpe de Estado.

Esto, tras las declaraciones de la Asociación Nacional de Magistrados del Poder Judicial, entidad que pidió perdón por la actuación de los jueces durante la dictadura e instaron a la Corte Suprema a hacer lo mismo.

"Mañana hay un pleno normal y seguramente el tema se va a tratar mañana", sostuvo Ballesteros, agregando que "ellos (los magistrados) pueden hacer peticiones, es una petición contenida en un documento de su asociación, así que bueno, está en la Constitución política el derecho a petición, o como vulgarmente se dice, el derecho a pataleo", agregó.

Consultado por las declaraciones del vocero de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, quien afirmó que pedir perdón es algo “personal” y que no sentía esa obligación, Ballesteros respondió: "Son las opiniones de él, yo no voy a emitir juicio con respecto a sus declaraciones".

Anoche, Dolmestch aseguró en entrevista con CNN Chile que “la plena justicia es imposible”, agregando que “se ha podido hacer mucho, establecer la verdad, algunas responsabilidades, pero justicia plena no”.

Sin embargo, aunque el jurista recalcó la necesidad de que se devele “más verdad” sobre los abusos cometidos en la dictadura, dijo no ser partidario de que los autores de estas violaciones a los DD.HH. sean sometidos a condenas “muy duras”. “Si usted empieza a leer los procesos en esta época, interrogar a gente ahora cuando ya sus superiores jerárquicos se han muerto, su verdad no es cien por ciento verdad. Al aplicar una sanción a personas que tienen un grado de responsabilidad relativa o a lo mejor completa, no sé, hay un gran margen de error. Es bueno saber los hechos, aplicar algunas sanciones que no sean… Yo soy partidario de que las condenas no sean muy duras”, enfatizó el magistrado.

“Yo pienso que como la verdad no es absoluta, debería haber un margen de error. A 40 años hay un margen de error. Además, el transcurso del tiempo, a mí se me he ocurre que la gente que ha participado de esto también ha recibido otro tipo de sanciones. No creo que sea fácil para alguien mirar de frente a sus hijos, nietos, que esto se sepa públicamente”, añadió.

Este miércoles, la Asociación de Magistrados pidió disculpas por su desempeño durante la dictadura y por “la vulneración de los derechos básicos de la persona humana producidos durante el régimen dictatorial. (…)el Poder Judicial y, en especial, la Corte Suprema de la época, claudicaron en su labor esencial de tutelar los derechos fundamentales y proteger a quienes fueron víctimas del abuso estatal”, señalaron a través de un comunicado.

Al respecto, Dolmestch descartó referirse directamente al tema, argumentando que “esta entrevista se me ha pedido como vocero de la Corte Suprema, yo soy representante de la Corte y la Corte no tiene noticia de ello (el gesto de la Asociación de Magistrados). No la voy a comprometer”. Asimismo dijo no estar al tanto de la existencia de un debate al interior de la institución sobre esta posibilidad de pedir disculpas públicas pero aseguró que “no me cabe duda de que se va a plantear y va a salir una determinación”.

Consultado por su postura personal al respecto, el magistrado manifestó que “el perdón es una actitud individual íntima cuando uno siente un grado de responsabilidad. Todos tenemos un grado pero para pedir perdón… no sé si estaré en ese grupo”. A esto agregó que “yo pienso que no podía hacer más” y que “nadie está obligado al suicidio (laboral)”.

El magistrado se refirió además a las dificultades que tenían los jueces en esa época al tener que pedir los informes sobre detenciones a la policía o al Ministerio del Interior. “Las informaciones que llegaron en esa época eran muy sesgadas, casi no había información”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV