Jueves, 29 de septiembre de 2016Actualizado a las 07:03

Colegios particulares subvencionados exigen a alumnos nuevos insólitos requisitos prohibidos por la ley

por 14 marzo 2014

Colegios particulares subvencionados exigen a alumnos nuevos insólitos requisitos prohibidos por la ley
Desde el certificado de bautizo o de matrimonio de los padres hasta detalles sobre la Isapre, AFP y el título profesional de estos, son algunas de las peticiones de algunos establecimientos educacionales en la ficha de ingreso para sus nuevos postulantes. Todo pese a que la normativa consigna que "la presentación de antecedentes socioeconómicos de la familia" no puede ser considerada entre los factores a solicitar.

Pese a que la Ley General de Educación prohíbe que los procesos de admisión de establecimientos subvencionados consideren el rendimiento escolar o exijan la presentación de antecedentes socioeconómicos de la familia del alumno postulante, en la práctica son varios los colegios que consideran además otros factores como el estado de la relación entre los padres y el detalle de la AFP e isapres de estos. Así lo dio a conocer un reportaje publicado este viernes por el diario La Segunda.

La Ley General de Educación señala que "los procesos de admisión de los establecimientos subvencionados, con oferta educativa entre prekínder y 6° básico no podrán considerar el rendimiento escolar pasado o potencial del postulante, y tampoco la presentación de antecedentes socioeconómicos de la familia del postulante". Sin embargo, entre enero y el 13 de marzo de este año, la Superintendencia de Educación Escolar recibió 74 denuncias vinculadas a este tema. De ellas 41 corresponden a colegios particulares subvencionados, y entre las más frecuentes están vinculadas a exigencia de notas, razones de salud y económicas.

Uno de estos casos es el Colegio Santa Úrsula (Maipú) que pide certificados de nacimiento y de bautismo del alumno, además del certificado de matrimonio religioso de los padres del menor. No sólo eso, los apoderados deben detallar su AFP, Isapre, nivel de estudios y título profesional. Además, a quienes postulan al nivel preescolar se le realizan pruebas de motricidad, matematicas y lenguaje.

En tanto, en la Red de Colegios de la Sociedad de Instrucción Primaria (ex Escuelas Matte) que reúne a 18 colegios -a los que asisten más de 19 mil alumnos- piden a los padres de los postulantes sus AFP e Isapre, junto con otros detalles personales como la tuición del alumno. Cecilia Fontaine, directora de Comuniones de la red, aseguró que estos "no son requisitos, si no que es información que se pide en la ficha tipo del Ministerio de Educación. Sólo consideramos la edad y una entrevista con los padres que conozcan el proyecto educativo".

Algo incluso más insólito ocurre con Colegio Instituto Presidente Errázuriz donde piden explicitar el nivel educacional de los padres y si el menor tiene "un hogar bien constituido".

Por su parte, el Colegio San Lázaro de la Salle pide a los postulantes llenar una ficha de pre matrícula para quienes quieran ingresar a pre kinder, donde se debe identificar la nacionalidad y etnia del alumno. Desde la institución han argumentado que "el estado beneficia a las personas de origen mapuche con una beca, por eso solicitamos este antecedente", y aclaran que no discriminan a los alumnos.

De igual forma, el Colegio Gabriela Mistral también solicita identificar la ascendencia indígena y el nombre de la etnia a la que pertenece el alumno, también justificando el requisito a partir de la beca indígena. Asimismo se piden los antecedentes médicos del menor junto con un informe psicológico, y se consulta si este sufre de algún grado de déficit atencional, trastornos del lenguaje o hiperactividad. Desde la institución aseguran que esto busca "determinar si el niño puede ingresar al colegio o no, ya que existen establecimientos que cuentan con un sistema de integración y otros no. Si el niño presenta un grado elevado de déficit atencional, debe ser derivado a una institución en que lo puedan ayudar". Por último, se le consulta a la familia si cuenta con ficha de protección social (y qué puntaje obtiene) y otros detalles del colegio de procedencia como el curso, promedio y notas del año anterior.

Mientras algunos como el Colegio Alcántara exigen un certificado general de salud del alumno, otros como el Sagrado Corazón (La Reina) y el Don Orione (Cerrillos) solicitan a los postulantes  rendir una prueba de madurez.

Otra práctica común, pese a que la normativa estipula su prohibición, es la petición de informes de notas del semestre en curso o de años anteriores que correspondan a los alumnos postulantes. Algunos de los establecimientos que incurren en este ejercicio son los colegios Paul Harris, Alberto Pérez, María Inmaculada, María Luisa Villalón, Santo Tomás, Victoria Prieto y San Vicente de Paul. 

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes