Sábado, 1 de octubre de 2016Actualizado a las 14:34

Profesor de la Escuela de Negocios de París: "No hay ningún ejemplo de crecimiento de economías exitosas que no inviertan mucho en educación"

por 5 mayo 2014

Profesor de la Escuela de Negocios de París:
El economista francés autor de "Capital en el Siglo XXI" aseguró que "una de las lecciones de la historia de la desigualdad es que hay numerosas alternativas posibles acerca de cómo cambiará la desigualdad. Al final depende de las instituciones y en particular de las instituciones educacionales y fiscales que tengamos".

El profesor de la Escuela de Negocios de París y de la escuela de Estudios Avanzados de Ciencias Sociales (EHESS), y autor del libro: Capital en el Siglo XXI, Thomas Piketty, se refirió brevemente a la desigualdad en Chile y dio pistas de cómo reducirla.

En entrevista con el diario Pulso, sostuvo: "No conozco lo suficiente de Chile para tomar alguna posición. Pero me parece que no hay ningún ejemplo de crecimiento de economías exitosas que no inviertan mucho en el sistema educativo. La idea de que los mercados se preocupan de todo es errada. Los mercados pueden hacer un montón de cosas, pero hay otras que no. Una de las lecciones de la historia de la desigualdad es que hay numerosas alternativas posibles acerca de cómo cambiará la desigualdad. Al final depende de las instituciones y en particular de las instituciones educacionales y fiscales que tengamos".

En ese sentido, dijo que "no necesariamente" el alza a los impuestos a las empresas reduce la inversión y, por ende, el crecimiento, ya que "depende de qué nivel de impuestos se establezca para las empresas. Al final, se necesita que tanto los impuestos a las empresas como los impuestos a los ingresos personales y a la riqueza estén en un cierto nivel. Una limitación de los impuestos a las empresas es que generalmente se mantienen las tasas de impuestos a todos por igual. Lo bueno de los impuestos a los ingresos personales es que los pueden ajustar de una manera más proporcional. No hay una sola solución. Depende del país y el contexto en particular".

"La inversión en educación es absolutamente clave; inversión de calidad en una educación libre, pero también necesita otros componentes. Se necesitan impuestos progresivos, tasas de impuestos más altos a los ingresos más altos y también tributación progresiva de la riqueza, con tasas más altas a la riqueza personal. Por un largo tiempo, empezando en los años de Ronald Reagan en los ochenta y luego de la caída de la URSS en los noventa, la tributación progresiva fue desplazada y considerada como algo del pasado. Eso fue errado. Tenemos que repensar el rol de los impuestos progresivos incluyendo a los ingresos medios", acotó Thomas Piketty.

"Hay que pensar, y tratar diferente a la clase media y la clase que está mucho más arriba. Las tasas para los impuestos progresivos debiesen ser muy altas solo para los ingresos altos. Me parece importante repensar esta experiencia, mirar la investigación en EEUU entre los años treinta y los ochenta. Durante medio siglo las tasas de impuestos a los ingresos era en promedio 82%. Eso no mató el capitalismo americano", aseguró el economista francés.

"Fue aplicado solo a quienes tenían ingresos muy altos, cerca del equivalente de US$1 millón de hoy. A ese nivel de ingresos, no compensas el rendimiento de la productividad, más comúnmente compensas la codicia en el sector financiero. Hay que tomar el caso de EEUU desde 1980 en que las tasas de impuestos se redujeron mucho: los ingresos excesivamente altos aumentaron y la desigualdad subió en todas partes. El comportamiento del PIB per cápita ha sido particularmente rudo en las últimas dos o tres décadas en EEUU; si no me equivoco ha habido un 1,5% de crecimiento del PIB per cápita. Una gran parte de este crecimiento va a los más ricos, lo que no es muy positivo para el resto de la población. En el caso de EEUU, un gran porcentaje del crecimiento entre 1980 y 2010 fue absorbido por el 10% más alto. Este es un ejemplo que muestra que probablemente invertir en educación no es suficiente y que la tributación progresiva sobre los ingresos excesivos es quizás la única forma de evitar este proceso", prosiguió.

Ante la pregunta: ¿Cómo se puede implementar un impuesto global a la riqueza?, el autor de Capital en el Siglo XXI respondió: "No tiene que ser global. Se puede hacer mucho a nivel de cada país. Es más fácil si se es un país grande. Si se mira EEUU o la Unión Europea, el primero es un cuarto del PIB mundial; pueden hacer mucho. En los países europeos es más difícil porque son más pequeños y deben hacer las cosas en conjunto. Por ejemplo, si se considera el caso de los bancos suizos, hace cinco años las personas decían que no sucedería nada y que el secreto bancario se mantendría siempre. Pero el gobierno de EEUU dijo a los bancos suizos que si seguían haciendo eso y no entregaban la información que necesitaban de los activos que hay en las cuentas, les quitarían su licencia bancaria y no podrán hacer negocios en EEUU. Entonces los bancos suizos decidieron romper el secreto bancario y entregar la información. Esto demuestra que las cosas pueden cambiar si se aplican las sanciones adecuadas. ¿Es fácil? No. Pero, ¿es imposible? Tampoco. Es más importante para los países de ingresos medios y los países con ingresos bajos que a veces pierden mucho dinero con los impuestos y la opacidad financiera".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes