Viernes, 30 de septiembre de 2016Actualizado a las 15:26

Endesa-Colbún: "HidroAysén no avanzará hasta 2015"

por 20 mayo 2014

Endesa-Colbún:
En un comunicado difundido anoche dicen compartir las metas y objetivos de la agenda energética difundida por la mandataria, pero "sugieren" que no avanzarán en el proyecto sino hasta el próximo año apegándose a una de las citas del Ejecutivo.

Endesa y Colbún valoraron hoy la agenda energética anunciada por la Presidenta Michelle Bachelet para hacer frente una crisis en el sector desde hace diez años, pero indicaron que el proyecto hidroeléctrico HidroAysén, detenido por cerca de 2.000 recursos en su contra, no avanzará hasta el 2015.

En un comunicado difundido anoche dicen compartir las metas y objetivos de la agenda difundida por la mandataria, pero "sugieren" que no avanzarán en el proyecto sino hasta el próximo año apegándose a una de las citas del Ejecutivo.

"Desarrollar al año 2015 una política energética, de largo plazo, validada por la sociedad chilena, mediante un proceso participativo y regional (...) llevar a cabo un proceso de planificación territorial energética para el desarrollo hidroeléctrico futuro".

Explican que a raíz de ello, la sociedad anónima HidroAysén, creada en septiembre de 2006, "aguardará los tiempos e instancias necesarias para alcanzar dicho fin".

"Confía que esta decisión facilite una discusión constructiva sobre los recursos energéticos que el país necesita desarrollar, en el contexto de los referidos procesos", subraya.

HidroAysén, una iniciativa de Endesa Chile (controlada por Endesa España) y la chilena Colbún para construir cinco centrales hidroeléctricas en la Patagonia, a 1.800 kilómetros al sur de Santiago, prevé generar una media anual de 18.430 gigavatios hora (GWh), pero no contó que la oposición de grupos ecologistas paralizaría el proyecto a través de cientos de recursos.

El proyecto, que ya cuenta con la aprobación ambiental, que contempla la construcción de embalses en los ríos Pascua y Baker, con una inversión de 3.200 millones de dólares, ahora espera lo que el Consejo de Ministros resuelva el próximo 15 de junio, aunque el Ejecutivo ya ha adelantado que el diseño actual del proyecto no es viable.

Chile, de 16,5 millones de habitantes, enfrenta una crisis desde hace casi una década en el área energética debido a un crecimiento de la demanda eléctrica superior a las inversiones en esa área.

Ello se ha traducido en un alto costo del suministro eléctrico para la población y las empresas, lo que ha afectado la competitividad de las compañías, particularmente en la minería, que es el motor de crecimiento del país.

En el último párrafo del comunicado, la empresa recuerda que "siempre ha asumido" que está impulsando un proyecto de largo aliento que involucra varias etapas de desarrollo.

Indica que es necesario recalcar que la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) de HidroAysén, así como los derechos de aprovechamientos de aguas, concesiones, solicitudes, estudios, ingeniería, autorizaciones e inmuebles, entre otros, son activos adquiridos y desarrollados por la compañía durante los últimos ocho años.

"(Esto) al amparo de la institucionalidad vigente y conforme a los más altos estándares internacionales técnicos y ambientales, y que representan, por tanto, elementos necesarios y valiosos para el desarrollo del potencial hidroeléctrico de los ríos Baker y Pascua de la región de Aysén", concluye.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes