Miércoles, 28 de septiembre de 2016Actualizado a las 14:03

Edificio donde funcionó es un hostal, mientras que la página web hace meses está “en mantención”

Dialoga baja la cortina: por falta de recursos cierra fundación que agrupó a círculo de hierro de Bachelet

por 27 febrero 2016

Dialoga baja la cortina: por falta de recursos cierra fundación que agrupó a círculo de hierro de Bachelet
Entre quienes se reunían en el organismo figuran el cuestionado ex ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo; el ex titular de Hacienda, Alberto Arenas; María Angélica Álvarez, la “Jupi”; Paula Walker y la ex ministra Clarissa Hardy, actual presidenta de la entidad cercana al bacheletismo.

La Fundación Dialoga, el que fuera el centro de operaciones del círculo de hierro de Michelle Bachelet, cerrará sus puertas por falta de recursos y la dificultad que ha tenido para conseguir dinero que permitan su funcionamiento.

Dialoga se transformó en el lugar que agrupó a los más cercanos a la actual mandataria cuando abandonó la Presidencia en marzo de 2010 y cuando se mudó a Estados Unidos para asumir como directora ejecutiva de ONU Mujeres.

Entre quienes se reunían en la fundación figuran el cuestionado ex ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo; el ex titular de Hacienda, Alberto Arenas; María Angélica Álvarez, la “Jupi”; Paula Walker y la ex ministra Clarissa Hardy, actual presidenta de la entidad cercana al bacheletismo.

En marzo de 2013, cuando Bachelet regresa al país para asumir su carrera presidencial para un nuevo periodo de mandato, el protagonismo de Dialoga comenzó a declinar, trasladando las oficinas primero a calle Tegualda y posteriormente a avenida Italia.

Según consigna El Mercurio, el edificio donde funcionó la fundación actualmente es un hostal llamado “Santiago City”, mientras que la página web hace meses dice estar “en mantención”.

La determinación de cerrar la Fundación Dialoga, creada en diciembre de 2009 para proyectar el legado de la mandataria, fue adoptada a mediados de 2015, por lo que sus puertas cerrarán para siempre.

La principal razón fue la dificultad para obtener recursos, ya que recibía aportes de miembros de su directorio y también formulaba proyectos en el extranjero.

La ex directora ejecutiva de la institución, Carmen Andrade, explica que “hubo una decisión institucional de no postular a nada que tuviera que ver con recursos chilenos. Eso restringía las posibilidades de operar”.

También fue tomado en cuenta para su cierre los objetivos que le dieron vida, los cuales ahora ya no se justifican.

“Muchas de las cosas que la fundación venía haciendo se están haciendo hoy desde otros espacios. No era necesario”, espeta Andrade, añadiendo que las capacitaciones a las mujeres que se realizaba, ahora las hace el Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), con más recursos.

La Fundación Dialoga también se encuentra en medio de las platas irregulares en la política, ya que el geógrafo Giorgio Martelli entregó al ex Fiscal Nacional Sabas Chahuán su declaración que vinculó a su empresa, Asesorías y Negocios (AyN), con el núcleo duro del bacheletismo.

Quien fuera el hombre fuerte del segundo mandato de Bachelet, Rodrigo Peñailillo, quien salió del gobierno en mayo de 2015, llegó a Dialoga a fines de 2011 luego de regresar a Chile tras hacer un máster en Análisis Político en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Desde su oficina en el segundo piso del organismo, Peñailillo realizó gestiones y contactos previos a la campaña presidencial que comenzaría en 2013, pero en forma paralela emitió cuatro boletas el 2012 a AyN por un total de $16 millones, lo cual fue el detonante para su salida del gobierno.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes